Translate

miércoles, 18 de marzo de 2020

¿SOBRE LA ROCA?

Se sabe que toda construcción necesita una buena base, porque de lo contrario todo se derrumba. Nuestra propia vida y familia, base de la sociedad, es nuestra principal construcción y responsabilidad. Cómo cristianos sabemos que esa base, esa roca sólida, es Jesucristo.

Es muy común ver en estos tiempos, familias cristianas, incluso pastorales, que se derrumban. La pregunta es: ¿Qué es lo que falló? ¿Será Jesús o la Palabra? ¿Tal vez no vale la pena ser cristiano? Así piensan muchos, engañados, para seguir en el pecado y los deseos del corazón, desechando así al único que no miente: Jesús.

Está claro que no es el Señor quien falló sino nosotros. ¿De qué manera?
Poner a Jesús como roca y base de nuestra vida es un acto único, pero mantenerse sobre ella es una tarea diaria.
Muchas veces por descuido y falta de comunión con Dios empezamos a deslizarnos de aquella roca hasta caer. Al tomar decisiones, en las cuales creemos que son guiadas por Dios, pero en realidad son de nuestro corazón. Y sin darnos cuenta, terminamos creyendo que nuestra construcción es la roca; hasta que al apartarnos de la verdadera roca nuestra construcción cae y se quiebra y se destruye, dejando ver la verdad.

Aunque, lamentablemente, esa verdad muchas veces solo la ve quien observa de lejos y no uno mismo (por lo general sin querer ayudarnos convenientemente o nosotros sin querer ayuda por no entender); ya que en esa destrucción hasta nuestro entendimiento se pierde y no logramos comprender nuestras fallas, sino que como observadores lejanos podemos solo ver la destrucción ajena.

¿Cómo lograr la reedificación de nuestra vida y familia?

Debemos hacer como en los tiempos de la reedificación de Jerusalén y la construcción del segundo templo. Como el ejemplo de Esdras, Nehemías y Zorobabel, junto con el pueblo: 

ENTENDIMIENTO, HUMILLACIÓN, CLAMOR, ESFUERZO Y PERSEVERANCIA; porque el trabajo es doble y la "contra" también. Ya que primero hay que quitar lo que no sirve, lo que está destruído, reparar lo dañado, re-construir y defender la obra. Porque el enemigo no solo se ocupa de derribarnos; sino, aún con más esfuerzo, en no querer dejarnos levantar.

Pero aconteció que oyendo Sanbalat y Tobías, y los árabes, los amonitas y los de Asdod, que los muros de Jerusalén eran reparados, porque ya los portillos comenzaban a ser cerrados, se encolerizaron mucho; y conspiraron todos a una para venir a atacar a Jerusalén y hacerle daño. Entonces oramos a nuestro Dios, y por causa de ellos pusimos guarda contra ellos de día y de noche.

Nehemías 4:7‭-‬9

Los que edificaban en el muro, los que acarreaban, y los que cargaban, con una mano trabajaban en la obra, y en la otra tenían la espada.
Nehemías 4:17

EL TRABAJO ES DOBLE PERO LA BENDICIÓN TAMBIÉN LO SERÁ.
ESFUÉRZATE Y ALIÉNTESE  TU CORAZÓN! PERO SOBRE TODO HUMÍLLATE Y ENTIENDE. VUELVE SOBRE LA ROCA, RECONSTRUYE Y MANTENTE ALLÍ.

LA MISERICORDIA DEL SEÑOR SEA SOBRE NOSOTROS, SU PUEBLO; PARA LEVANTARNOS Y PERSEVERAR, PORQUE EL SEÑOR VIENE PRONTO.


Si quieres Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”. 

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.

MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Favor de dejar sus comentarios para edificación de la iglesia de Cristo