Translate

martes, 18 de junio de 2019

SERVIR O ESCUCHAR

38 Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa.
39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra.
40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.
41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.
42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

LUCAS 10:38-42


Quisiera compartir lo que el Señor me ha hablado recientemente mediante este pasaje de la Palabra.

Existe mucha gente que desea servir a Dios, predicar el Evangelio de Jesucristo, compartir su fe; sin miedo ni temor, y con cierta “pasión”. Trabajar de diferentes maneras para la obra, pero olvidándose algo fundamental; que como dice aquí es lo único realmente necesario: OÍR A JESÚS.
Muchas veces hemos enseñado cosas tales como que no se puede ser un buen pastor sino se ha sido una buena oveja; en síntesis sino se aprendió LA OBEDIENCIA. Pues como amaremos u obedeceremos a quién no vemos sino lo hacemos primero con quien podemos ver (1 JUAN 4:20). O que es necesario esperar en los tiempos de Dios y de acuerdo a Su Voluntad. Y diremos: ¿cómo aprender obediencia sino sé cuál es la orden o él mandamiento?
La pregunta más adecuada sería: ¿Cómo SERVIR correctamente a nuestro “Amo del Cielo” si primero no ESCUCHO lo que Él pide?

Tal vez podríamos pensar como Marta, que alguien tiene que trabajar; sin embargo Jesús dijo que solo una cosa es necesaria y que María había escogido la buena parte. Porque cuando usted oye el Señor, puede obedecer, y si obedece, todo lo demás es añadido.

Tengamos mucho cuidado hermanos de que no nos esté faltando frenar y sentarnos a escuchar al Señor con atención y sin condiciones.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9) 

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA
WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Favor de dejar sus comentarios para edificación de la iglesia de Cristo