Translate

viernes, 29 de junio de 2018

PROBANDO LOS ESPÍRITUS - DISCERNIMIENTO -


AMADOS NO CREÁIS A TODO ESPÍRITU, SINO PROBAD LOS ESPÍRITUS SI SON DE DIOS; PORQUE MUCHOS FALSOS PROFETAS HAN SALIDO POR EL MUNDO.


1 JUAN 4:1





INTRODUCCIÓN


La Palabra de Dios nos insta a tener mucho cuidado con LA MENTIRA. De todas las cosas de las cuales un cristiano debe cuidarse, y toda alma, es lo principal. Ya que al diablo se le presenta como EL PADRE DE MENTIRA. Y justamente es lo contrario a la VERDAD, la cual es JESUCRISTO, el único camino que nos lleva al Padre.

Sabemos que detrás de una persona siempre opera un espíritu. Puede ser el Espíritu de Dios o un espíritu del diablo, un demonio de cualquier índole. Muchas veces puede resultar difícil saber de qué naturaleza viene la obra. Si es de Dios, o del diablo. Pues el diablo, dice la Palabra, se disfraza de ángel de luz. El discernimiento de espíritus es un don que nos da la solución en estos casos; pero lamentablemente este don escasea en la iglesia, y como consecuencia el engaño reina en muchos ministerios y personas.



¿CÓMO HACERLO?


La Palabra nos dice que POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS. Pues bien, esto es así; el problema es que muchos confunden cuales son esos frutos.

Pero en esta enseñanza nos concentraremos en otro método dado por el Espíritu de Dios para discernir que espíritu tenemos en frente.



PARENTESIS


Antes de explicar sobre probar los espíritus y dar ejemplos prácticos, es necesario decir que para poder tener discernimiento de espíritus y poder probar si es de Dios o no, es necesario VIVIR EN EL ESPÍRITU.

No se puede hacer un uso correcto de esta Palabra ni de ninguna otra sino se es obediente al Señor, no haciendo caso a los impulsos y sentimientos de la carne, sino al Espíritu de Dios, estando en ORACIÓN, AYUNO, HUMILDAD Y SUJECIÓN.



EXPLICACIÓN


Todos debemos ser probados, inclusive los espíritus; los ángeles de Dios y los demonios son espíritus que operan en la tierra y en el cielo. 

Lo primero que es necesario decir es lo que enseña la Palabra en la carta a los GÁLATAS 1:8

Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.



Si alguien viene a enseñarnos algo que está en contra del evangelio y de la Palabra escrita, en esa persona no está operando el Espíritu de Dios, sino un espíritu de error, un demonio.



ACLARACIÓN


¿Por qué razón utilice la frase “espíritu de error”? En primer lugar, porque es bíblica:



Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.



1 JUAN 4:6

Y en segundo lugar, porque muchas veces hay falta de amor en los hermanos y se tiende a demonizar a las personas en lugar de orar por ellas. Aunque esto no quita la exhortación y las divisiones necesarias. Por ello es necesario hacer algunas diferenciaciones que debemos conocer. Y lo haremos en dos grupos comenzando con un pasaje bíblico:

SI ALGUNO VIERE A SU HERMANO COMETER PECADO QUE NO SEA DE MUERTE, PEDIRÁ, Y DIOS LE DARÁ VIDA; ESTO ES PARA LOS QUE COMETEN PECADO QUE NO SEA DE MUERTE. HAY PECADO DE MUERTE, POR EL CUAL YO NO DIGO QUE SE PIDA.

1 JUAN 5:16



“APRENDIENDO A JUZGAR”


Algunos dirán inmediatamente que, nuestro Señor Jesús dijo que no hay que juzgar. Pues bien tienen razón, aquel que es carnal y no tiene el Espíritu de Dios no está capacitado para hacerlo, y no debe hacerlo. Pues luego el Señor aclaró y dijo: No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio. JUAN 7:24

De hecho que juzgar y discernir son sinónimos. Cuando discernimos, estamos juzgando de qué naturaleza es el espíritu que está operando. La diferencia está en que no estamos juzgando para condenar, ya que no somos nosotros quienes condenamos, sino la Palabra; tal como dijo nuestro Señor Jesucristo.

Nuestro juicio (si es que estamos capacitados siendo cristianos maduros, esto es: espirituales) es para saber si debemos orar por aquella persona o simplemente tomar distancia.

Dicho esto nos adentraremos en estos dos grupos antes mencionados:


PECADOS POR LOS CUALES ORAR (pecado que no es de muerte) = MISERICORDIA


Hay pecados que no son de muerte, esto significa que quienes los cometen no mueren espiritualmente y no conllevan la condenación eterna sin oportunidad de arrepentimiento. Aunque dentro de este grupo, donde se encuentran la mayoría, existen, no categorías de pecados, sino más bien diferente gravedad de consecuencias; ya que todo pecado conlleva a la separación de Dios, la condenación eterna, de lo cual solo podemos ser salvos al aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador.

Dentro de quienes hemos aceptado a Jesucristo como Señor y Salvador, podemos hacer referencia al pecado no de muerte principalmente como a los pecados que son en la carne; dentro de lo cual se pueden dar ciertos ejemplos que tienen potencialmente diferentes consecuencias:

PECADOS EN LA CARNE

Errores, malos deseos, fornicación y adulterio carnal, mentira, ira, enojo, palabras deshonestas, cohecho.

Estos tienen también diferentes consecuencias, de acuerdo así es, personas nuevas en el camino, o si ya tienen tiempo en la iglesia, o llevan un ministerio adelante en la obra de Dios.

Todos estos son pecados por los cuales si se debe orar. Pedir por aquellas personas para que puedan, arrepentirse, vencer y ser libres. Uno debe tener misericordia por estas personas, ya que todos entramos en este grupo, pues muchas veces hemos fallado con algunos de estos ejemplos.

PORQUE JUICIO SIN MISERICORDIA SE HARÁ CON AQUEL QUE NO HICIERE MISERICORDIA; Y LA MISERICORDIA TRIUNFA SOBRE EL JUICIO.

SANTIAGO 2:13


PECADO POR EL CUAL NO DIGO QUE SE ORE (pecado de muerte) = SEPARACIÓN


Si bien el pasaje citado está en singular, es necesario explicar las diferentes formas de blasfemar contra el Espíritu, y de pecados que solo Dios sabe en su soberanía si son blasfemia imperdonable o no; pero que son de muchísima gravedad. Este grupo es el que realmente está en una situación más que grave; por lo general irreparable. Reúne a aquellos que han muerto espiritualmente a quienes Dios les quito el entendimiento, y además a quienes han apostatado de la fe, blasfemando contra el Espíritu Santo los cuales ya no tienen perdón, pues han sido velados por el Señor y no comprenden la gravedad de su situación; la condenación eterna. Aun estando dentro de las iglesias.

Principalmente radica en la rebeldía y la apostasía, la cual incluye blasfemia contra el Espíritu Santo. En la primera por querer perseverar en el error y no arrepentirse al ser exhortado; lo que sería casi igual a PECAR VOLUNTARIAMENTE. Y la apostasía la cual se refiere a negar la fe. Pues aunque muchos no la niegan con la boca pero si lo hacen con los hechos, y los hechos ocultistas. Ejemplo de ello, de los más claros, es el “Movimiento G12”.


PECADO EN EL ESPÍRITU

Blasfemia contra el Espíritu, apostasía, rebeldía, cohecho, “soberbia espiritual” (diferenciación ejemplos: Herodes y Nabucodonosor), obstinación, adulterio espiritual (idolatría).


Aquí también entra en consideración si se trata de personas nuevas en el camino, o si ya tienen tiempo en la iglesia, o llevan un ministerio adelante en la obra de Dios. Pues los últimos nombrados son los que, incurriendo en estos pecados antes citados, han sido desechados por Dios, siendo casi todos ya condenados antes de su muerte terrenal, sin posibilidad de arrepentimiento por causa de la ceguera que Dios ha puesto en sus ojos como pago, que les impide ver su pecado. Y con toda seguridad todo el que fue iluminado por el Espíritu Santo y comete blasfemia contra el Espíritu ya no tiene perdón ni posibilidad alguna.

Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados,

Sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.

El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente.

¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

HEBREOS 10:26-29

Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; más la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada.

MATEO 12:31


Dios nos manda en estos casos a no juntarnos con esta clase de personas, y ni siquiera decirles bienvenidos:

Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.

Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.

SI ALGUNO VIENE A VOSOTROS, Y NO TRAE ESTA DOCTRINA, NO LO RECIBÁIS EN CASA, NI LE DIGÁIS: ¡BIENVENIDO!

PORQUE EL QUE LE DICE: ¡BIENVENIDO! PARTICIPA DE SUS MALAS OBRAS.

2 JUAN 1:8-11


EJEMPLOS

Aquí daremos algunos ejemplos prácticos para probar los espíritus que están operando en las personas:

1. Cuando un varón venga a la iglesia y quiera hablar con alguna sierva para aprender de las cosas de Dios, sea personalmente, por mensaje o red social, mándelo a hablar con un siervo varón. Si lo hace y persevera en ello es porque tiene un deseo sincero de aprender, sino significa que sus intenciones son otras. Lo mismo haremos en caso de una mujer con un siervo.

2. Si alguien nos da un mensaje diciendo que es de parte de Dios, sea por revelación, visión o sueño, comparémoslo con la biblia y veamos si está en conformidad con la Palabra. No creamos ni actuemos sin antes consultar a Dios, mediante la Palabra, la oración, e inclusive el ayuno si fuera necesario. Especialmente prestemos mucha atención siendo conscientes de nuestras debilidades. Pues muchas veces nos vendrán a decir lo que queremos o nos gustaría escuchar, mas no será conforme a la Voluntad de Dios, sino todo lo contrario. 

3. Luego de ver si un mensaje, enseñanza o comentario está en conformidad con la Palabra o no, veamos el estado espiritual de la persona que está hablando y juzguemos de acuerdo a esta conclusión. También es necesario ver de quienes se rodea, pues no puede haber comunión sino hay concordia.

4. Ver si lo que alguien nos dice se cumple. Ya que cuando un mensaje viene de parte de Dios, se cumple; no falla.



CONCLUSIÓN


EL NO PROBAR LOS ESPÍRITUS, DESOBEDECIENDO AL MANDAMIENTO DADO POR EL ESPÍRITU DE DIOS A TRAVÉS DEL APÓSTOL JUAN, NOS PUEDE LLEVAR A CAER EN ENGAÑO POR NUESTRA REBELDÍA Y EN CONSECUENCIAS IRREPARABLES, E INCLUSIVE ETERNA.

Y RECUERDE QUE ADEMÁS DE OBEDECER Y PROBAR LOS ESPÍRITUS QUE OPERAN EN OTRAS PERSONAS, DEBEMOS PROBAR PRIMERO EL QUE OPERA EN NOSOTROS, EN TODO MOMENTO; CUANDO PENSAMOS, HABLAMOS U OBRAMOS. Y ACTUAR EN CONSECUENCIA ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE.




Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación. 



MINISTROS PASTORES YOZZIA
WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM