Translate

martes, 12 de mayo de 2015

VEN, EL REY TE LLAMA

1 Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán?

2 SAMUEL 9:1


El rey David hizo misericordia con la familia de su peor enemigo, Saúl, por amor a Jonatán, a quien hizo una promesa; y aunque este ya no estaba, Él la quería cumplir.

Amada Iglesia, este versículo bíblico me lleva a reflexionar acerca de la gran misericordia de nuestro Padre Celestial hacia cada uno de nosotros. Nuestro Dios, aunque éramos sus enemigos por cuanto vivíamos una vida de pecado, por amor de su amado Hijo Jesucristo, quien dio su sangre preciosa para pagar nuestras deudas, nos invitó a dejar el mundo para ir a vivir a Su Reino.


Mefi-boset, dijo el rey, comerá a mi mesa, como uno de los hijos del rey.
2 SAMUEL 9:11

Mis hermanos, así como el rey David, llamó a Mefi-boset a Su Presencia, para invitarle a comer todos los días de su mesa como si fuese hijo del rey; así también un día nuestro Dios nos llamó a Su Presencia para comer de los manjares de Su Palabra, que es el maná celestial; pero no un día cada tanto y el resto de los días seguir comiendo “basura”. Todos los días estamos convidados a Su mesa como hijos del rey para comer alimento para vida eterna. Pero amados al igual que Mefi-boset tuvo que dejar la tierra de Lodebar, así también nosotros tenemos que dejar el mundo de pecados en el que vivíamos.

Amados, en Lodebar éramos lisiados y despreciados, mas ahora nuestro Señor nos hizo libres, amados hijos de ÉL y sanos. Ya no estamos lisiados, ahora podemos caminar por nosotros mismos en el Camino del Amor y la Verdad, que es Jesucristo. En Lodebar comíamos basura, sobras; mas ahora ya no nos alimentamos de la basura del mundo, sino que comemos los manjares del Rey, Palabras de Verdad, de Amor, de Santidad, de Vida eterna, de Salvación. El alimento del mundo es prostitución, mentira, engaño, adulterio, soberbia, orgullo, vicios, delincuencia, pornografía y toda inmundicia que enferma el alma y lleva a eterna perdición.

No podemos vivir compartiendo las cosas de Dios con las del mundo, pues el mismo Señor dice en Su Palabra que: “la amistad con el mundo es enemistad con Dios” (SANTIAGO 4.4). Dios es un Dios celoso y no nos compartirá con el pecado, es necesario dejar la vida pasada, para vivir una nueva vida en Cristo. Sabe que Mefi-boset no quedaba mas viviendo en Lodebar, sino que era necesario salir de allí para habitar en la casa del Rey; asimismo, amado, no podemos habitar en los atrios de nuestros Dios y volver después a la miseria del pecado.

VARÓN, MUJER NO CAMBIES LOS MANJARES CELESTIALES POR LA BASURA DEL MUNDO, DEJA LODEBAR, DEJA EL MUNDO QUE NADA BUENO TE DIO, SOLO MUERTE, DOLOR, TRISTEZA, IMPOTENCIA, AMARGURAS, INJUSTICIAS.

SOLO UNA COSA NOS PIDE DIOS, Y ES DEJAR LA VIDA DE PECADO QUE TENÍAMOS EN EL MUNDO PARA VIVIR UNA VIDA DE SANTIDAD, APARTADA DE TODO MAL, PARA ASÍ PODER VIVIR CON ÉL ETERNAMENTE EN SU REINO.

EL REY TE LLAMA A COMER DE SU MESA Y A HABITAR EN SU PRESENCIA TODOS LOS DÍAS; HASTA QUE AL FIN, COMO HIJO AMADO, UN DÍA TE LLEVE A VIVIR EN SU REINO POR LA ETERNIDAD. NO CIERRES TUS OÍDOS.

VEN, EL SEÑOR TE LLAMA.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación. 



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM