Translate

martes, 24 de febrero de 2015

GOBIERNA TU REINO

1 Los filisteos pelearon contra Israel; y huyeron delante de ellos los israelitas, y cayeron heridos en el monte de Gilboa. 2 Y los filisteos siguieron a Saúl y a sus hijos, y mataron los filisteos a Jonatán, a Abinadab y a Malquisúa, hijos de Saúl. 3 Y arreciando la batalla contra Saúl, le alcanzaron los flecheros, y fue herido por los flecheros. 4 Entonces dijo Saúl a su escudero: Saca tu espada y traspásame con ella, no sea que vengan estos incircuncisos y hagan escarnio de mí; pero su escudero no quiso, porque tenía mucho miedo. Entonces Saúl tomó la espada, y se echó sobre ella. 5 Cuando su escudero vio a Saúl muerto, él también se echó sobre su espada y se mató. 6 Así murieron Saúl y sus tres hijos; y toda su casa murió juntamente con él. 7 Y viendo todos los de Israel que habitaban en el valle, que habían huido, y que Saúl y sus hijos eran muertos, dejaron sus ciudades y huyeron, y vinieron los filisteos y habitaron en ellas.

1 CRÓNICAS 10:1-7

Hermanos amados el Señor nos está hablando de la muerte de Saúl y sus hijos. ¿Quién era Saúl? Saúl era el primer rey de Israel. Sabemos que un rey es aquel que gobierna un pueblo; pero fíjense hermanos que este rey no hizo la voluntad de Dios, no obedecía, hacía lo que él quería, de diez cosas que le pedía el Señor hacía cinco. No hacía las cosas como Dios le mandaba, y esa falta de obediencia, hermanos amados, le trajo problemas a Saúl y su familia.

Hermanos amados, el Señor nos está hablando en este día de la importancia de obedecer a la Palabra de Dios. Por su desobediencia Saúl se murió, se murieron sus hijos, se murió su escudero y se murieron todos los que le seguían; porque el rey no hizo las cosas como las tenía que hacer.

Así hermanos amados como este rey gobernaba un reino, así como el Pastor gobierna la iglesia, usted es el rey o la reina que gobierna en su hogar. Y si usted no se pone firme hermano y gobierna su casa y le obedece a Dios, su desobediencia hermano le puede costar la vida a Usted, a su descendencia y a todos los que dependen de Usted. El Señor quiere que tomemos conciencia de la necesidad de ser obediente al Señor; porque depende de como nos vaya a nosotros, así también le va a ir a nuestra descendencia, hermanos amados.

Como Usted haga, conforme a su obediencia, va a ser la obediencia del pueblo de Dios que tiene a su cargo. Su destino va a ser el destino de sus hijos. Fíjese que los hijos de Saúl no eran todos malos; por ejemplo Jonatán era muy amigo de David, le amaba fraternalmente y no era una mala persona, pero seguía a su padre y eso lo llevó también a él a la muerte.

¿Qué es lo que el Señor nos está queriendo decir? En primer lugar los que van a la iglesia y tienen un rey en su casa que gobierna y no es cristiano, haga lo que su rey le manda, pero ante todas las cosas obedezca a Dios; sujétese en todo aquello que no sea contrario a los mandamientos del Altísimo. Si su rey obedece a Dios, usted obedezca a su rey, pero si el rey se rebela contra Dios, Usted obedezca a Dios.
En segundo lugar el Señor nos está hablando de que la descendencia va a seguir los pasos nuestros, donde Usted vaya, allí mismo Usted lleva su descendencia. Si Usted es obediente al Señor, su descendencia va a obedecer al Señor. Dice la Biblia:

25 Joven fui, y he envejecido,
Y no he visto justo desamparado,
Ni su descendencia que mendigue pan.

SALMO 37:25

Aquel que haga la voluntad de Dios, jamás va a estar desamparado por el Señor, ni él, ni su descendencia, pero aquel que no hace la voluntad de Dios como fue el caso del rey Saúl, no solo desamparó su descendencia, si no que la llevó a la muerte juntamente con él.

Pero en tercer lugar también hay algo muy importante que quiero que le quede claro que nos está diciendo la Palabra de Dios, dice que los israelitas abandonaron ese lugar y lo tomaron los filisteos. ¿Qué es lo quiere decir el Señor, hermanos amados?, que cuando ÉL no está en un lugar, los gigantes lo toman y gobiernan ese lugar, cuando Usted no toma la autoridad que le da Dios y lo gobierna en el nombre de Jesús. Ningún hogar, ninguna familia, ninguna iglesia queda sin gobierno, si Usted no lo gobierna en el orden de Cristo Jesús, satanás lo va a gobernar en su lugar. Si Usted no lo lleva por el camino que Dios quiere, el enemigo se lo va a llevar por el camino que él quiere. Él va a tomar el control y dominio de su hogar, de su ciudad, de su iglesia, de su familia.

1 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. 2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. 4 Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

EFESIOS 6:1-4

Hermanos es muy importante entender esto, no somos libres sin Cristo, somos libres en Cristo Jesús, pero sin ÉL somos esclavos de satanás. El que no es de Cristo, es de satanás hermanos, le guste o no le guste, consciente como algunos o inconscientemente, por el simple hecho de no hacer la voluntad del Señor, no hay camino alternativo. Existen dos caminos, o es siervo de Dios, libre en Cristo Jesús o es esclavo de satanás, atado a los pecados de este mundo.

Así que, o le gobierna Dios o le van a gobernar los filisteos (los gigantes de la droga, del alcoholismo, de la prostitución, de la delincuencia, de la enfermedad, de la rebeldía, de la mentira, del engaño, de la soberbia, del orgullo, de la vanidad, de la pereza y muchos mas). Los que son cabeza de hogar, de familia, tomen el control y dominio que les corresponde antes que el enemigo lo tome por Ustedes, pero para que Ustedes tengan el control y dominio de su hogar, también tienen que ser obedientes a Dios en todos sus Mandamientos, esto es Santidad; no como Saúl que no obedecía porque hacía solo en parte lo que Dios le mandaba, esto sí, esto no, como a él le parecía manejaba las cosas, y eso lo llevó a su muerte y la de su familia. Y muy probablemente se fue al infierno, porque él se suicidó y el suicidio es sinónimo de infierno porque Dios da y Dios quita la vida.

Así que amada iglesia le damos gracias a Dios por esta Palabra, que nos está llamando A TOMAR EL CONTROL Y DOMINIO DE LO QUE DIOS NOS PUSO A CARGO PARA QUE NO SEAN LOS FILISTEOS LOS QUE DESPUÉS DOMINEN Y GOBIERNEN NUESTRO HOGAR. PORQUE CUANDO LOS FILISTEOS TOMAN UN HOGAR, UNA FAMILIA, UNA IGLESIA, UNA CIUDAD ES MUY DIFÍCIL SACARLOS DE VUELTA, ES MUY COMPLICADO; SOLO EN OBEDIENCIA ABSOLUTA AL SEÑOR USTED VA A LOGRAR EXPULSAR A LOS FILISTEOS DEL REINO QUE LE PERTENECE Y USTED DESCUIDÓ.

EL SEÑOR NOS EXHORTA A SER OBEDIENTES A SU PALABRA, PARA QUE LOS FILISTEOS NO GOBIERNEN NUESTRA CASA.




Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



 MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM

martes, 17 de febrero de 2015

LA AUTORIDAD DE LA PALABRA

Descendió Jesús a Capernaum, ciudad de Galilea; y les enseñaba en los días de reposo. 32 Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad.

LUCAS 4:31-32


Amada iglesia de Jesucristo, hay muchas personas que pretenden en su soberbia (y nosotros en algún momento fuimos iguales) que Jesús venga nuevamente y les enseñe en persona; como si le fuesen a obedecer al Señor, cuando ni siquiera le obedecen a la voz del Siervo de Dios ni a lo escrito en las Sagradas Escrituras; comportándose como los fariseos hipócritas que decían que Jesús tenía demonio, y haciéndolo así con sus siervos.

Hay una gran diferencia entre decir lo que pienso, lo que me gusta, lo que me dicen, lo que aprendí, y decir lo que Cristo dijo. Nuestras palabras, sin respaldo de la Palabra de Dios, no tienen autoridad alguna, y no deben ser obedecidas; mas si es Palabra de Dios debe ser obedecida aunque no nos guste, porque los mandamientos de Dios son vida.

Por otro lado, si usted quiere diferenciar si una Palabra proviene del Señor o no, primero lea la Biblia, y luego vea si le duele; si le duele lo mas probable es que esa palabra provenga de Dios. Porque la Palabra de Dios es espiritual y nosotros carnales, vendidos al pecado; y por lo tanto nos duele.

Porque sabemos que la ley (de Dios) es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado.

ROMANOS 7:14

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. 13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

HEBREOS 4:12-13

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

JEREMÍAS 17:9-10

AMADA IGLESIA NUNCA SE GUIE POR EL CORAZÓN, NI POR LO QUE LE GUSTA; Y AUNQUE LE DUELA OBEDEZCA A LA PALABRA DE DIOS, PORQUE SOLO EN ELLA ESTÁ LA VERDAD Y LA VIDA.

Mis hermanos la Palabra del Señor es con autoridad porque Él nos dejó ejemplo a seguir; y si bien nosotros debemos imitar ese ejemplo, no es excusa para dejar de obedecer una Palabra de Dios porque el siervo que la dijo no da buen ejemplo, porque la Palabra vino del Señor y Él si nos dejó ejemplo, y ejemplo perfecto a seguir; y por nuestras obras seremos juzgados.

Amada iglesia, si nosotros obedecemos a la Palabra de Dios, la AUTORIDAD de la Palabra hará que en nuestra vida ella se cumpla para vida eterna; como cuando dice:

Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. 50 Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho.

JUAN 12:49-50

Mas si le somos rebeldes, la AUTORIDAD de la Palabra se cumplirá en nuestras vidas pero para muerte; como la Palabra que dice:

Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. 48 El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.

JUAN 12:47-48


RECUERDE MI HERMANO, LA PALABRA DE JESUCRISTO ES LA MAYOR AUTORIDAD, PORQUE ES LA PALABRA DE DIOS; Y JESUCRISTO ES LA PALABRA Y VIDA ETERNA PARA LOS QUE LA OBEDECEN.
DEBEMOS MOVERNOS SIEMPRE DENTRO DE LA PALABRA DEL SEÑOR, PORQUE ÉL NO ES HOMBRE PARA MENTIR, SINO QUE ES DIOS Y SUS PALABRAS VERDADERAS, Y CON AUTORIDAD, PORQUE EJEMPLO PERFECTO DE AMOR, DE VERDAD Y DE PODER NOS DEJÓ.

PREDIQUE CON LA AUTORIDAD DE LA PALABRA DE CRISTO, Y VIVA EN ELLA, PARA SALVACIÓN SUYA Y DE LOS QUE LE OYEREN.


DIOS TE BENDIGA AMADA IGLESIA DE CRISTO.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM

sábado, 7 de febrero de 2015

ARREPENTIMIENTO Y PERDÓN

45 Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; 46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; 47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. 48 Y vosotros sois testigos de estas cosas.
LUCAS 24:45-48



Era necesario que el Cristo padeciese y resucitase de los muertos, porque si no hubiese sido así, todos nosotros hoy no tendríamos salvación de nuestras almas. Muchos conocen a Jesús, pero no conocen bien la obra que Jesucristo vino a hacer.

Dice la Palabra de Dios en Génesis, que por cuanto todos habíamos pecado, estábamos destituidos de la Gloria de Dios, nadie tenía salvación; pero por el gran amor que Dios tiene hacia la humanidad decidió enviar a su Hijo para salvarnos; porque todos los sacrificios que se hacían de animales eran inútiles, ya que no se acababa de derramar la sangre de ellos y ya estaban pecando nuevamente. De esta forma la sangre de los animales llenaba la tierra y no servía, es por eso que Dios decidió enviar a su Hijo, como cordero, para que por medio de su sangre pura fuese pagado el precio de nuestros pecados y diese salvación a toda la humanidad.

JESUCRISTO VINO A TRAER SALVACIÓN PARA NUESTRAS ALMAS, mas allá de que cuando usted va a la iglesia le dicen que Jesús libera, sana y prospera; esto es verdad porque está escrito también, pero no es ese el fundamento principal por el cual usted tiene que venir a la iglesia. Usted tiene que venir a la iglesia a buscar la salvación de su alma y de sus familiares.

El que no busca de Dios, no está a salvo como muchas veces se enseña. Estamos en camino de salvación cuando, en primer lugar recibimos a Jesucristo en el corazón, como dice la Biblia que el cree con el corazón y confiesa con la boca que Jesús es el Señor, ese será salvo; por lo cual es importante que cuando ya tenemos entendimiento de pecado y de arrepentimiento hagamos esta confesión de Fe para entrar en este camino.

Como dice en uno de los versículos que estamos desarrollando hoy ¿qué es lo que se tiene que predicar? El arrepentimiento y el perdón de pecados. Hermanos amados es necesario que haya arrepentimiento, la obra de Dios no se puede consumar en nosotros si no entendemos que cometemos pecados, tal vez nuestros pecados no sean de los que el mundo considera como tales, como por ejemplo la delincuencia, el crimen o la violación, pero existen otros que el hombre no tiene en cuenta, como la mentira, el adulterio, la murmuración, la falta de amor, la falta de buscar a Dios, cosas que el mundo no las tiene en cuenta, sin embargo Dios sí. Porque ¿cuál es el mandamiento mas grande? Amar a Dios por sobre todas las cosas; y muchas veces lo tenemos a Dios como el chico de los mandados o como el delivery, cuando lo necesito lo llamo, después no lo tengo en cuenta el resto de mi vida. Cuando me ocurre alguna desgracia, recién me acuerdo de Dios. Hermano no es que está mal que usted acuda a Dios cuando tiene una necesidad, está bien y así tiene que ser, pero también está bien y es necesario que TODOS LOS DÍAS busquemos de Dios.

Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

MATEO 22:36-40

Todos los días tenemos necesidades, y si no la tengo yo, la tiene mi vecino, mi familiar, mi hermano, alguien tiene un problema por el cual tengo que orar, pero mas allá de todo esto, tengo que buscarlo porque lo amo, tengo que lograr enamorarme de Dios y comprender que gracias a su gran amor, yo tengo la salvación. Cuando uno se enamora de una persona, quiere estar todos los días con ella, se la pasa pensando, la llama, busca la forma de estar todo el tiempo juntos. Así tenemos que ser con el Señor, todos los días querer estar en Su Presencia, estar anhelando el momento de ir a la iglesia con alegría; no nos tiene que pesar el congregar, todo lo contrario tenemos que estar ansiosos pensando que allí me voy a encontrar con mi Dios para adorarle y escuchar Su Palabra. Porque mi Dios es la persona que mas me ama, nadie me ama en la tierra mas que ÉL. Porque nadie va a hacer por usted un sacrificio tan grande como hizo Dios, de enviar a su Hijo amado a entregar su vida para nuestra salvación; nadie le va a perdonar tanto como el Señor le perdona. ¡Cuántas veces pedimos perdón y no nos quieren perdonar!, mas Dios si lo hace. Él ya hizo su parte, ahora nosotros también tenemos que hacer la nuestra; en primer lugar es necesario reconocer que tenemos faltas, es necesario arrepentirse, reconocer que pequé y que hay cosas en mi vida que es necesario cambiar.
No solo eso, si no que a medida que vaya conociendo la Palabra de Dios, va a reconocer que hay muchas cosas en su vida que están mal y usted no lo sabía; pero cuando descubra estas cosas, no se tiene que enojar, si no que tiene que pedir a Dios que le perdone, decirle que no lo sabía, pero que está dispuesto a cambiar y a no hacerlo mas. Y si lo sabía, pida perdón y diga que no tenía la fuerza para cambiar, pero que ahora con su ayuda lo va a hacer; porque Dios sabe cuando queremos hacer las cosas y no podemos, y nos da la fortaleza para hacerlo. Lo importante es no decir no, no, como que el Señor no tiene razón en lo que está diciendo; Dios siempre tiene razón, ÉL es perfecto. Lo que tengo que hacer es decir sí Señor, tenes razón, perdóname, me arrepiento; y allí el Señor nos perdona hermanos.



RECUERDE MI HERMANO, ES MUY IMPORTANTE EL ARREPENTIMIENTO, PORQUE A VECES PREDICAMOS DEL PERDÓN Y NOS OLVIDAMOS DE ESTA PALABRA QUE ES TAN IMPORTANTE Y FUNDAMENTAL PARA QUE DIOS NOS PERDONE.

SIN ARREPENTIMIENTO NO PUEDE HABER PERDÓN.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM