Translate

martes, 11 de noviembre de 2014

LAVA TUS ROPAS ESPIRITUALES


14Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.


APOCALIPSIS 22:14


Amados hermanos, es fundamental comprender que no todos entrarán en el Reino de los cielos, como lo enseñan algunas religiones y algunos falsos cristianos introducidos dentro del Pueblo de Dios. Aquellos que no hayan hecho un cambio fundamental en su forma de vivir no entrarán. Solo los verdaderos convertidos irán a vivir una eternidad con el Altísimo.

De hecho, el versículo 14 comienza diciendo que es necesario lavar nuestras ropas para tener derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas de la ciudad (celestial). Todos aquellos que no estén vestidos de bodas, no entrarán en las bodas del Cordero.

11Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. 12Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. 13Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. 14Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.

MATEO 22:11-14

¿Leyó? Es fundamental el estado de nuestras vestiduras. El Padre las mirará y según el estado en que se encuentren nos serán abiertas las puertas del Cielo o las puertas del infierno. Recuerde mi hermano, si alguna vez Usted fue o vio un casamiento sabrá que jamás la novia tiene un vestido sucio, roto o manchado. Ciertamente su vestido es blanco y resplandeciente, sobresale entre todos los demás.

Veamos como tienen que estar nuestras vestiduras.

4Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. 5El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

APOCALIPSIS 3:4-5

Hermanos amados, es claro que nuestras vestiduras tienen que ser blancas, sin manchas para ser considerados dignos de estar en la Presencia del Señor y no ser borrados del libro de la vida. La desnudez es una vergüenza para los hijos de Dios.

Seguramente te preguntarás ¿Cómo limpio mis vestiduras espirituales?

Para saber como limpiar nuestras vestiduras, primero es necesario saber que las mancha.

3Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. 4Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala.

ZACARÍAS 3:3-4

EL PECADO MANCHA NUESTRAS VESTIDURAS, LAS ENSUCIA, LAS CONVIERTE EN VESTIDURAS VILES.

Es claro que los pecadores tienen vestiduras viles y que es el Señor quien quita nuestros pecados con su sangre preciosa, cuando le recibimos en nuestro corazón con Fe y arrepentimiento. Y cambia esos trapos viles por ropa de gala. Pero tienes que cuidar lo que te da para que no la manches volviendo a pecar.

18Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 19Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

APOCALIPSIS 3:18-19

En el versículo 19 encontramos el primer secreto para limpiar nuestras vestiduras: “ARREPIÉNTETE”, es necesario un ARREPENTIMIENTO SINCERO, real, con frutos dignos, que demuestren que es real y no solo de palabra. El arrepentimiento tiene que ser todos los días porque siempre cometemos errores que manchan nuestras ropas espirituales.

¿Dónde obtengo esas vestiduras?

11Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.

APOCALIPSIS 6:11

Las vestiduras celestiales no se pueden comprar en ninguna tienda de este mundo. Solo en el cielo está su fabrica, y no se puede comprar con dinero, es el Señor quien decide a quien se las da. Estas vestiduras están preparadas para los siervos y hermanos del Señor; y recuerda no cualquiera es hermano de Cristo, si no solo aquellos que obedecen a Sus Mandamientos.

23Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 24El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.

JUAN 14:23-24

SI MANCHASTE TUS VESTIDURAS RECUERDA QUE DEBES PEDIR PERDÓN A DIOS EN ORACIÓN PARA QUE SEAN LIMPIAS NUEVAMENTE Y QUE NOS ES NECESARIO MANTENER LA COMUNIÓN EN ORACIÓN TODOS LOS DÍAS PARA EVITAR MANCHAR NUESTRAS ROPAS, PORQUE SOLO EN EL SEÑOR NOS FORTALECEMOS PARA RESISTIR AL PECADO. Y NO OLVIDES AYUNAR, ESTO TE AYUDARÁ A DECIR NO A ESOS PECADOS QUE ESTÁN MUY CERCA TUYO Y QUE TODAVÍA TE DOMINAN.
SI SOMOS DE CRISTO Y BUSCAMOS DE ÉL TODO EL TIEMPO EL PECADO NO NOS PODRÁ DOMINAR; SOLO, NUNCA PODRÁS CONTRA EL, PUES TODO LO PODEMOS EN CRISTO QUE NOS FORTALECE (FILIPENSES 4:13). SOLO EN JESUCRISTO HAY VICTORIA CONTRA EL PECADO.

¿Cómo hago para recibir esas vestiduras celestiales?

7Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. 8Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.

APOCALIPSIS 19:8

LAS ACCIONES JUSTAS SON EL LINO FINO DEL CUAL ESTÁN HECHAS NUESTRAS VESTIDURAS CELESTIALES. PERO ENTIENDE, LAS BUENAS OBRAS NO SON LAS QUE EL MUNDO CREE (DONACIONES, AYUDA SOLIDARIA), LAS ACCIONES JUSTAS SON TODAS AQUELLAS QUE SE HACEN EN OBEDIENCIA A LOS MANDAMIENTOS DEL DIOS ALTÍSIMO.
EN LA OBEDIENCIA NO SOLO ESTÁ LA BENDICIÓN, SI NO QUE ES NECESARIA PARA NO PERDER LA SALVACIÓN QUE CRISTO COMPRÓ A PRECIO DE SANGRE.

EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA




Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM