Translate

lunes, 17 de noviembre de 2014

LA PEREZA Y SUS FRUTOS

El perezoso no ara a causa del invierno;

Pedirá, pues, en la siega, y no hallará.

PROVERBIOS 20:4


¿Quién no habrá soñado, en su carnalidad, al ver esas películas de fantasía, mover las cosas con la mente, sin ningún esfuerzo, teniendo total control y dominio desde la comodidad de un sillón?; sin embargo, amado lector, todos sabemos que los músculos del cuerpo, y el propio cuerpo, fue diseñado para estar en movimiento y para trabajar, pues si no los músculos se atrofian, y el cuerpo se enferma; aun así la tendencia de nuestra carne es permanecer en estado de reposo, inerte. La Palabra dice: EL PEREZOSO SE EMPOBRECERÁ (PROVERBIOS 6:9-11). Y si la pereza empobrece y enferma, no puede provenir de Dios, sino del diablo, de la carne y del engaño del pecado.

¿Cómo trasladamos esto al área espiritual?

Como ya dijimos la pereza empobrece y enferma, en cuanto a lo económico y físico, respectivamente, y también en sabiduría terrenal, en lo que beneficia principalmente al cuerpo, a esta vida aquí en la tierra, a lo pasajero y vano; ¿cuánto mas afectará la pereza a nuestra vida espiritual, a la vida del alma, a la Salvación de nuestras almas?.

Amado hermano, ¿leyó el pasaje de Proverbios? Cuando estábamos en el mundo, conforme a la corriente de la sociedad, del propio pensamiento, de las modas, de la carne, del engaño del pecado y del diablo, en muchos casos la pereza nos invadía en todas las áreas de nuestra vida para no trabajar; mas en la mayoría de las personas, algo que nos gustaba hacer rompía esa pereza y nos hacía mover en pos de lo que queríamos. Como por ejemplo: hay quienes son capaces de hacer filas por días, bajo los rayos del sol o la lluvia, con tal de conseguir un ticket para ver a su cantante o artista preferido, lo mismo por un club de fútbol, muchos mas en la abominación de la idolatría por un “santo”, por una imagen muerta; otros con tal de la “gloria” humana, de un título, de una corona corruptible, de un reconocimiento son capaces de llegar al desfallecimiento del cuerpo, llevándolo hasta los límites por alcanzar sus propias metas, o simplemente por la raíz de todos los males, y que vence a la pereza del cuerpo humano, EL AMOR AL DINERO.

Pero, ¿qué pasa cuando llegamos al camino de Dios?, esos demonios que nos llevaban esclavos hacia los vicios, deseos y divertimentos del mundo, nos abandonan, porque Dios nos hace libres; pero luego nosotros no nos ocupamos de llenar ese vacío con la Presencia de Dios, a través de la oración, el ayuno, congregar, escudriñar la Palabra, y apartarse en Santidad para Dios, con esfuerzo y corazón sincero; y por esta causa LA PEREZA y LA COMODIDAD TOMAN CONTROL DE NUESTRAS VIDAS NUEVAMENTE, para alejarnos de la comunión con Dios.
Que no voy a la iglesia porque hace frío o porque hace calor, que está muy lejos, que el Pastor no me gusta, que tengo sueño para orar, que no me gusta leer, que tengo un cumpleaños o un compromiso, que estoy cansado, que no quiero dejar mis costumbres, que tengo miedo de lo que piensen los demás, que no quiero perdonar, que quiero gobernar yo la iglesia, que todo a mis tiempos, y todos los peros y frenos para Dios, demostrando así nuestra falta de AMOR A DIOS Y AL SACRIFICIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, Y A NUESTROS PROPIAS ALMAS Y A NUESTRA FAMILIA.

AMADO LECTOR, LA PEREZA Y LA COMODIDAD LE TRAERÁN POBREZA, ENFERMEDAD, E IGNORANCIA TERRENAL; PERO EN EL ÁREA ESPIRITUAL LAS CONSECUENCIAS SERÁN TODAVÍA PEORES, PUES QUIEN NO SE ESFUERZA POR ORAR, POR AYUNAR, POR CONGREGAR, POR CAMBIAR SUS COSTUMBRES, POR PERDONAR, POR VIVIR Y PREDICAR LA VERDAD, POR OBEDECER A TODOS LOS MANDAMIENTOS DE DIOS, CAERÁ EN LA POBREZA ESPIRITUAL, CON LA CONSECUENCIA AUN DE PERDER EL REGALO QUE CRISTO NOS COMPRÓ A PRECIO DE SU SANGRE DERRAMADA, Y QUE ES LA SALVACIÓN DEL ALMA.

REPRENDA LA PEREZA Y LA COMODIDAD DE SU VIDA; PARA RECIBIR LO BUENO SE NECESITA ESFUERZO, PUES DIOS PROMETE ESTAR CON NOSOTROS Y FORTALECERNOS SI SE LO PEDIMOS; SI NO RECUERDE ESTOS PASAJES DE LA SAGRADA PALABRA DE DIOS:

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

JOSUÉ 1:9

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 8Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 9¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? 10¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? 11Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? 12Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

MATEO 7:7-12

Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; 12y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. 13Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

MATEO 24:11-13

EL AMOR DE DIOS, EL EVANGELIO DE JESUCRISTO Y LA OBEDIENCIA A LOS MANDAMIENTOS NO SON UN SENTIMIENTO DEL CORAZÓN, SI NO FE POR OBRA.

CON PEREZA NO HAY SALVACIÓN.


EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR, OIGA LO QUE EL ESPÍRITU DICE A LAS IGLESIAS.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM