Translate

viernes, 28 de noviembre de 2014

LA CRUZ

¿QUÉ ES LA CRUZ?

Patíbulo hecho con un madero clavado verticalmente y atravesado en su parte superior por otro; con el objeto de ejecutar una pena de muerte.
La imagen de la cruz es la representación de este antiguo suplicio.
La cruz es el símbolo del catolicismo en memoria de la crucifixión de Jesús.


Su historia

La cruz de dos brazos tuvo su origen en la antigua Caldea, y se utilizaba como símbolo del dios Tamuz (que tenía la forma de la mística Tau, la inicial de su nombre) en aquel país y en los países adyacentes, incluyendo Egipto. A mediados del siglo 3 d.C., las iglesias se habían apartado de ciertas doctrinas de la fe cristiana, o las habían pervertido. Con el fin de aumentar el prestigio del sistema eclesiástico apóstata, se recibió a los paganos en las iglesias, y se les permitió mantener en gran parte sus signos y símbolos. De ahí que se adoptara la Tau o T, en su forma más frecuente, con la pieza transversal abajada, como representación de la cruz de Cristo.

En cuanto a la Qui, o X, que Constantino declaró haber visto en una visión que le condujo a ser el valedor de la fe cristiana, aquella letra era la inicial de la palabra «Cristo».
Este método de ejecución (la crucifixión) pasó de los fenicios a los griegos y romanos. La cruz consistía en un palo vertical de unos 2, 5 m. de largo (que muchas veces se dejaba permanentemente en el lugar de ejecución), el palo transversal y una saliente de madera que servía de asiento para sostener el cuerpo del crucificado y prolongar así su martirio. Para los escritores romanos, la crucifixión era el suplicio más cruel y horroroso de todos. Se aplicaba generalmente a esclavos y a libres no romanos, por crímenes de robo, homicidio, traición o sedición. Después de condenado, el reo sufría los azotes prescritos, lo que a veces producía la muerte. Luego se le imponía el palo transversal y se le llevaba por las calles principales hacia un lugar fuera de la ciudad. Iba custodiado por cuatro soldados, y llevaba un título o tablilla blanca con su nombre y delito escrito.
Cuando los evangelistas escuetamente dicen de Cristo que le crucificaron, se refieren a un proceso bien conocido. En el lugar de ejecución, los soldados desnudaban al reo y tomaban sus vestidos como botín. Luego de atarle o clavarle las manos al palo transversal, levantaban este con la víctima y lo colocaban en su lugar, de manera que los pies quedaban a poca distancia de la tierra. Los pies y las manos podían atarse o, como en el caso de Cristo, clavarse a la cruz (Lucas 24:39). Los restos recién descubiertos de un crucificado en Palestina indican que un solo clavo atravesó lateralmente ambos tobillos. Por último se dejaba a la víctima en agonía.

Lo horrible de la muerte por crucifixión se debía en parte al intenso dolor causado por la flagelación, los clavos y la incómoda posición del cuerpo que dificultaba la respiración. Además, la deshidratación por la pérdida de sangre y la calentura producían una sed intolerable. A esto hay que agregar la vergüenza que sufría el condenado al verse desnudo ante los curiosos que pasaban insultándole. Los judíos acostumbraban ofrecer al crucificado una bebida narcótica para aliviar el sufrimiento, bebida que Jesucristo rechazó (Mateo 27:34).

El crucificado moría lentamente, casi siempre el segundo día, pero a veces hasta el octavo. El exceso de sangre en el corazón, debido a la obstrucción de la circulación, combinado con la fiebre traumática, el tétano y el agotamiento, mataba a la víctima. Para acelerar la muerte de un crucificado, se le quebraban las piernas con un martillo (Juan 19:32), antes de traspasarle con espada o lanza, o bien se le ahogaba con humo.


¿QUÉ DICE LA BIBLIA DE LA CRUZ?

13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero)

GÁLATAS 3:13


Amada Iglesia del Señor, por años hemos vivido engañados, incorporando a nuestra vida diaria ritos religiosos que no son bíblicos, y el poder demoníaco de ellos es tan grande que aún conociendo la Verdad de la Palabra de Dios, muchos no solo no pueden desprender de ellos, si no que lo justifican. El espíritu de engaño y mentira que envuelve a ciertos rituales religiosos es tan poderoso, que solo los cristianos llenos del Espíritu Santo, pueden ver la Verdad y escapar de ellos.

Rituales como la navidad, de la cual hemos hablado en otras enseñanzas y el del uso de la cruz, incluida o no la adoración a su imagen; no son simples demonios; sino poderosos gobernantes dentro de la escala espiritual satánica, ya que usted verá, por lo menos en este país, que las cruces son plantadas en lugares tales como las entradas de las ciudades, los pináculos de los montes o montañas; diciendo claramente “aquí mando yo”, “este territorio me pertenece”.

La Biblia nos habla de la cruz como un símbolo de maldición, en el cual, el ser mas puro y santo que piso esta tierra, fue flagelado, humillado y asesinado. Ese lugar no fue bendecido por nuestro Señor Jesucristo, si no por el contrario, nuestro Señor fue maldecido por ella; ya que allí, nuestro amado Salvador cargó con todos los pecados de la humanidad, haciéndolo el hombre mas maldito de todos los tiempos.

22 Si alguno hubiere cometido algún crimen digno de muerte, y lo hiciereis morir, y lo colgareis en un madero, 23 no dejaréis que su cuerpo pase la noche sobre el madero; sin falta lo enterrarás el mismo día, porque maldito por Dios es el colgado; y no contaminarás tu tierra que Jehová tu Dios te da por heredad.

DEUTERONOMIO 21:22-23


El demonio de la cruz es tan perverso y blasfemo, que la gran mayoría le mira como el símbolo de nuestra salvación. ¿Dónde está el entendimiento de los cristianos?, Jesucristo es nuestro salvador, su sangre es la que nos limpió de todos los pecados, ÉL fue el cordero que proveyó Dios, para que Su Sangre derramada pagase el precio de nuestra maldad.

La cruz solo fue el horrendo lugar en el que Mi Señor fue muerto por mí y por ti. ¿Adorarías una silla eléctrica, una inyección letal o una guillotina?

¿Quién nos hizo libres? ¿La cruz?

NO FUE LA CRUZ LA QUE NOS HIZO LIBRES, FUE LA SANGRE DE CRISTO

En los siguientes versículos bíblicos podemos ver claramente que fue la sangre de Cristo, la que nos redimió de nuestros pecados y nos dio salvación.

Hechos 20:28; Romanos 5:9; Efesios 1:7; Hebreos 9:12 y 22; Hebreos 12:24; 1 Juan 1:7; Apocalipsis 1:5; Apocalipsis 5:9; Apocalipsis 7:14; Apocalipsis 12:11

18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, 21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.
1 PEDRO 1:18-21

No fue algo corruptible como una cruz de madera, la que nos trajo salvación, sino la sangre de Cristo. Y recordamos esta victoria, cada vez que tomamos la Santa Cena, esta es la única simbología que el Señor Jesucristo ordenó al respecto. No amemos la cruz en la que nuestro Salvador fue muerto por nuestros pecados, sino a Jesús y la sangre preciosa que derramó por cada uno de nosotros.

23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. 25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. 26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

1 CORINTIOS 11:23-26


La cruz que cargamos cada día es este cuerpo mortal y pecaminoso dentro del cual habitamos; y el camino que recorremos es desde el día de nuestra conversión hasta el día en que partamos con el Señor. La cruz que Cristo cargó fue el cuerpo mortal en el que habitó 33 años, en el cual cargó todos nuestros pecados, pues no es la cruz, sino nuestro Señor quien cargó con ellos.

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

1 PEDRO 2:24

20 y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz (su cuerpo)
COLOSENSES 1:20

Y el Dios de Paz nos libre del poder engañoso que ciega a las almas con vendas sutiles, que nublan el entendimiento haciendo sublime, dando gloria y exaltando a la cruz, un objeto abominable, cruel y maldecido.

Además amada iglesia, ninguna imagen debe ser símbolo del cristianismo, ni mucho menos ser adorada. En primer lugar el único símbolo del cristianismo es JESUCRISTO, el cual no debe ser representado por ninguna imagen, pues ÉL busca adoradores en espíritu y en verdad (Juan 4:23-24).

RECORDEMOS QUE DICE LA BIBLIA DE LAS IMÁGENES, DE SU HECHURA Y DE SU ADORACIÓN.

4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.
ÉXODO 20:4-6

Como se avergüenza el ladrón cuando es descubierto, así se avergonzará la casa de Israel, ellos, sus reyes, sus príncipes, sus sacerdotes y sus profetas, 27 que dicen a un leño: Mi padre eres tú; y a una piedra: Tú me has engendrado. Porque me volvieron la cerviz, y no el rostro; y en el tiempo de su calamidad dicen: Levántate, y líbranos. 28 ¿Y dónde están tus dioses que hiciste para ti? Levántense ellos, a ver si te podrán librar en el tiempo de tu aflicción; porque según el número de tus ciudades, oh Judá, fueron tus dioses.
JEREMÍAS 2:26-28

¿De qué sirve la escultura que esculpió el que la hizo? ¿la estatua de fundición que enseña mentira, para que haciendo imágenes mudas confíe el hacedor en su obra? 19 ¡Ay del que dice al palo: Despiértate; y a la piedra muda: Levántate! ¿Podrá él enseñar? He aquí está cubierto de oro y plata, y no hay espíritu dentro de él.
20 Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de él toda la tierra.
HABACUC 2:18-20

CONCLUSIÓN:

¿QUIÉN ES SABIO E INTELIGENTE? EL QUE AMA A DIOS Y OBEDECE SUS MANDAMIENTOS, EL QUE NO LE AGREGA NI UNA TILDE NI UNA JOTA A LA PALABRA DE DIOS, EL QUE NO LE QUITA A LA BIBLIA NADA DE LO QUE EN ELLA ESTA ESCRITO; EL QUE TIENE EL ESPÍRITU SANTO Y SE GUÍA POR ÉL Y NO POR SU CORAZÓN ENGAÑOSO.

HIJO DE DIOS NO ADORES A NADIE, SINO SOLO A DIOS, A JESUCRISTO, PUES ES ÉL QUIEN SALVÓ TU ALMA DE IR AL INFIERNO Y JAMÁS DIJO QUE LA CRUZ ES EL SÍMBOLO DEL CRISTIANISMO.

NO TE DEJES ENGAÑAR POR AQUELLOS QUE POR SUS CONCUPISCENCIAS TIENEN EL ENTENDIMIENTO CAUTERIZADO Y PRETENDEN JUSTIFICAR ABSURDOS Y DAR GLORIA A OBJETOS MUERTOS E INANIMADOS Y NO AL DADOR DE LA VIDA; ESTO SOLO LO HACEN LOS MUERTOS, NO LOS VIVOS.

LA CRUZ ES SÍMBOLO DE MUERTE, DOLOR, TORTURA, PECADO, MALDICIÓN, APOSTASÍA, EL LUGAR DONDE MI AMADO SALVADOR FUE ASESINADO; EL SÍMBOLO DE LA MALDAD Y DE LA INJUSTICIA DEL HOMBRE CIEGO, CORRUPTO, PECADOR, SIN ENTENDIMIENTO.

NO PERMITAS QUE ESE DEMONIO DISFRAZADO DE AMOR, QUE PARECE SUBLIME Y LLENO DE PAZ TE LLEVE A TI TAMBIÉN AL INFIERNO. LA CRUZ ES UN OBJETO SIN PODER, NO BENDICE NI CASTIGA, PERO SI ES SÍMBOLO DE MALDICIÓN. NO ES CRISTIANA, NO LA ADORES, NI LA USES. 

Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.
LUCAS 16:15

AMA A CRISTO Y ADÓRALE SOLO A ÉL, ÉL ES TU SALVADOR, NO TE DEJES ENGAÑAR MAS. QUITA LA VENDA Y ABRE TUS OJOS. SALVA TU ALMA. RECUERDA LA CRUZ NO ES SÍMBOLO DEL CRISTIANISMO, NO DEFINITIVAMENTE NO.

ENSEÑA Y PREDICA ESTO SI AMAS A JESUCRISTO, A TU FAMILIA Y A LAS ALMAS POR LAS CUALES MURIÓ CRISTO. AYÚDALES A ESCAPAR DE LA CONDENACIÓN ETERNA.

EL QUE TENGA OIDOS PARA OIR QUE OIGA


Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA
WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM