Translate

domingo, 26 de octubre de 2014

SANIDAD Y LIBERACIÓN

Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. 2 Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos.

LUCAS 9:1-2


Amada iglesia de Jesucristo, la Palabra de Dios dice que el Señor dio poder y autoridad a sus discípulos sobre todos los demonios y para sanar enfermedades.
Pero ¿quiénes son realmente discípulos del Señor?; dice la Biblia:

Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos...

JUAN 8:31

Aquellos que permanecen en la Palabra del Señor son verdaderamente sus discípulos. Y para permanecer en Su Palabra es necesario obedecer Sus Mandamientos, los cuales son amor, y por medio de los cuales llegaremos al cielo; pues quien a leído la Biblia con deseo sincero de hacer la Voluntad de Dios sabe y entiende que para ser llevados por Cristo al cielo debemos obedecer Sus Mandamientos, lo cual demuestra nuestra Fe por nuestros obras. Mandamientos que nos llevan por camino de Santidad, Santidad sin la cual nadie verá a Dios.

Pero recuerde mi hermano que dentro de permanecer en Su Palabra para tener poder y autoridad sobre todo demonio y enfermedades, es necesaria la Fe, pues sin Fe no podemos recibir nada del Señor, si quiera el poder para liberar o sanar. Es necesaria una firme convicción para orar por los enfermos y endemoniados, y para recibir cualquier cosa del Señor.

Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. 7 No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. 8 El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.

SANTIAGO 1:6-8

Y así como debemos dar un buen ejemplo en toda nuestra manera de vivir, también lo debemos dar estando libres de todo demonio y enfermedad, pues ¿cómo podrá un siervo de Dios orar por un enfermo si Él está enfermo? ¿Con qué testimonio lo hará?. Todos podemos tener pruebas y batallas, o accidentes (espiritualmente hablando) porque nos descuidamos y dejamos una ventana abierta al enemigo; pero nuestro testimonio tiene que ser completo, aplicando la Fe en nuestra vida para luego hacerlo en los demás.

Para cerrarle las ventanas al enemigo es necesario vivir en Santidad, a través de la cual ninguna enfermedad debe perturbar nuestro cuerpo. Dentro de esa Santidad, es imprescindible desechar todo rencor, toda falta de perdón, toda raíz de amargura de nuestro corazón, lo cual es bien sabido es causante de cáncer y otras enfermedades espirituales que luego se trasladan a lo físico. También es muy importante exhortar a dejar de guiarse y ser gobernado por el corazón, el cual es engañoso, perverso y enferma, y que el Espíritu Santo sea quien gobierne nuestras vidas, aquel que nos da paz en las tormentas y la solución a todos nuestros problemas, no a nuestra manera, sino a la manera de Dios, la cual es perfecta, aunque muchas veces no la entendamos, ya que nuestra mirada es infinitamente mas corta que la de nuestro Dios y Señor.

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
ISAÍAS 53:4-5

AMADA IGLESIA, JAMÁS DUDE DEL PODER DE DIOS, QUE EL SEÑOR LE DIO AUTORIDAD SOBRE TODO ESPÍRITU INMUNDO Y ENFERMEDAD. SOLO OCÚPESE EN QUE SU FE CREZCA Y EN VIVIR EN SANTIDAD.

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.
SANTIAGO 1:5

SI BIEN, AL VIVIR EN SANTIDAD SOMOS LIBRES DE LAS ASECHANZAS DEL ENEMIGO, DE TODO ESPÍRITU INMUNDO Y ENFERMEDAD, PARA PODER SERVIR AL SEÑOR EN LA SANIDAD Y LIBERACIÓN DEBEMOS FORTALECERNOS Y OBEDECER AL SIERVO QUE DIOS NOS PUSO COMO PASTOR, EL CUAL RECIBE LAS INSTRUCCIONES DE DIOS PARA EL PUEBLO.

Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.

HEBREOS 13:17


DIOS TE BENDIGA AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM