Translate

miércoles, 8 de octubre de 2014

LAS OBRAS DE DIOS

Alabaré a Jehová con todo el corazón En la compañía y congregación de los rectos. 2 Grandes son las obras de Jehová, Buscadas de todos los que las quieren. 3 Gloria y hermosura es su obra, Y su justicia permanece para siempre.

SALMOS 111:1-3


Amada iglesia de Jesucristo, la Palabra de Dios nos enseña que demostramos de quien somos hijos por nuestras obras. Si decimos ser hijos de Dios debemos hacer las obras de Dios.

Ahora bien ¿cuáles son las obras de Dios? Las obras de Dios, para aquellos que somos crecidos en el Señor, no son solo dar, sanidad, liberación, prosperidad y paz, sino también todo lo que hace a cuidar la Salvación y a vivir en el amor de Dios. Las obras de Dios son por ejemplo, disciplinarnos para que no nos perdamos en el pecado, las obras de Dios que debemos practicar son perdonar, hablar verdad, batallar contra nuestras debilidades, imitar lo bueno, desechar lo malo, dejar nuestras costumbres y toda nuestra pasada manera de vivir atrás. Las obras de Dios son hacer todo lo que a la Salvación de las almas ayude, la obra de Dios es cumplir la Palabra.

ESTA ES LA FORMA DE ALABAR A DIOS, PRACTICANDO SUS OBRAS.

Las obras de Dios en muchos casos nos duelen, porque la Palabra de Dios duele, porque es una espada de dos filos, porque somos de carne, y la Palabra es Espíritu, pero también vida a los que la practican. Pero cuando alimentamos nuestro Espíritu mas que a los deseos de nuestra carne, nuestra alma es gobernada por el Espíritu y empezamos a gozarnos mas en las obras del Espíritu, en las obras de Dios (en todas ellas) que en las de la carne.

EN LA COMPAÑIA Y CONGREGACIÓN DE LOS RECTOS. Es necesario rodearse de personas que hagan lo recto. Así como es necesario predicarle a todo el mundo, aun a los mas pecadores y peores enemigos, también debemos rodearnos de hijos de Dios, pues esto es parte importante y fundamental del alimentar nuestro Espíritu, para fortalecernos y así cumplir con las obras de Dios; y mas aun si somos nuevos o estamos pasando momentos de debilidad, pues necesitamos fortalecernos y restaurarnos. Parte importante y mandamiento de Dios es no dejarse de congregar en la Casa de Dios, en la iglesia donde Dios nos puso, donde se predica y vive la sana doctrina.

Y SU JUSTICIA PERMANECE PARA SIEMPRE. Las obras de Dios son justas; si nosotros las practicamos permaneceremos para siempre.

NUNCA OLVIDE QUE EL MUNDO SE MUEVE CONFORME A LOS PENSAMIENTOS DEL HOMBRE, QUE SON VANOS Y LIMITADOS, Y ESAS SON SUS OBRAS; MAS LOS HIJOS DE DIOS, AQUELLOS QUE ACEPTAMOS AL SEÑOR JESÚS EN NUESTRO CORAZÓN DEBEMOS GUIARNOS POR EL ESPÍRITU SANTO DE DIOS Y NO POR NUESTRO CORAZÓN, PARA QUE ASI HAGAMOS SU OBRA, LA DE DIOS, EN LA CUAL ESTÁ LA VIDA Y LA VIDA ETERNA.

LAS OBRAS DE DIOS ESTÁN EN LOS HIJOS DE DIOS, Y NO SOLO EN LO VISIBLE, SINO MAS AUN EN LO QUE NO SE VE, COMO EN LA ORACIÓN DE UN GUERRERO O UNA GUERRERA VALIENTE DE DIOS, Y EN EL COMPORTARSE COMO UN HIJO E HIJA DE DIOS EN TODO MOMENTO Y EN TODO LUGAR, DESDE LOS PENSAMIENTOS HASTA LO QUE SALE POR NUESTRAS BOCAS Y HACEMOS CON NUESTROS MIEMBROS.

LA OBRA DE DIOS ES BELLA; TRABAJA POR LA OBRA DE DIOS.


DIOS TE BENDIGA AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9) 

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM