Translate

lunes, 29 de septiembre de 2014

LA FE POR OBRA

Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20 ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 21 ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22 ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 23 Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 24 Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. 25 Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? 26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.
SANTIAGO 2:18-26


Amada iglesia de Jesucristo, muchos decimos tener Fe pero nos olvidamos de ponerla por obra, y nuestra Fe se hace vana, inútil, no verdadera.

La fe, el tener Fe en Dios, es creer que Él es, que dio a su Hijo en sacrificio para perdón de nuestros pecados; pero tener fe no solo es creer en Dios, sino CREERLE A DIOS; creer a sus palabras, a sus promesas, y descansar en ellas, basando toda nuestra vida en la Fe en la Palabra de Dios.

Por ejemplo Dios nos dice: ocúpate de lo mío que yo me ocupo de lo tuyo, Dios nos dice: serás salvo tú y toda tu casa, y nosotros dudamos; nos empezamos a ocupar de lo nuestro en vez de ocuparnos de lo de Dios, de crecer en su amor, en sabiduría, en servir a las almas, en dar un buen ejemplo; muchas veces lloramos y dejamos de congregar, y desobedecemos a Dios, por nuestros familiares, en lugar de perseverar en el Camino y creer que lo que para nosotros es imposible, como la conversión de nuestra familia, para Él si lo es, y NOS LO PROMETIÓ; pero para eso debemos CREER, PONIENDO NUESTRA FE POR OBRA, esto es SIRVIENDO A DIOS, OBEDECIENDO A SU PALABRA, PONIÉNDOLO PRIMERO A ÉL POR SOBRE TODAS LAS COSAS, PARA QUE ÉL SE OCUPE DE LO NUESTRO.

Mas aun, ¡quién no anhela la paz!, y Dios nos dice en Su Palabra que Cristo pagó el precio de nuestra paz en la cruz del calvario; pero nosotros en lugar de creerle y descansar en Él, nos alejamos de la paz por hacer y querer las cosas a “nuestra manera” y en “nuestros tiempos”. ¿Por qué? Porque nos olvidamos algo esencial, y es que: NOSOTROS NO VIVIMOS POR SENTIMIENTOS SINO POR LA FE EN DIOS; y por mas que sienta lo que sienta nuestro cuerpo nosotros no le creemos a la carne sino al Espíritu, porque esta carne es atacada en su debilidad por satanás, y satanás es padre de mentira, mas el Espíritu de Dios no miente, pues ES LA VERDAD.

Poner la Fe por obra es ORAR EN LUGAR DE DESESPERAR, cuando estamos pasando por una batalla. Poner la Fe por obra es CREER EN LA SANIDAD DE DIOS. Poner la Fe por obra es OBEDECER A TODOS LOS MANDAMIENTOS DE DIOS. Poner la Fe por obra es CONFIAR EN LA PROSPERIDAD DE DIOS Y NO EN NUESTRA PROPIA FUERZA. Poner la Fe por obra es DEJAR LA REBELDÍA, LA COMODIDAD, LA SOBERBIA, Y CAMBIARLAS POR LA OBEDIENCIA, EL ESFUERZO Y LA HUMILDAD; ES CAMBIAR LA COBARDÍA POR LA VALENTÍA; ES CONFIAR EN ÉL Y NO EN NOSOTROS MISMOS; ES DEJAR LA PEREZA Y PENSAR EN LAS ALMAS; ES HACER LAS COSAS A SU MANERA Y NO A LA NUESTRA. PONER LA FE POR OBRA ES HUMILLARNOS DELANTE DE SU PRESENCIA.

Dios es uno solo, su Palabra una es, es verdad, y no cambia. El mundo en su “evolución” se aleja de su Creador, y vive en el engaño, para su propia destrucción. ¿A quién le crees y le obedeces tu? ¿a Dios o al mundo?-

RECUERDA QUE DIOS TE DICE EN SU PALABRA MUCHAS VECES: NO TEMAS, NO TEMAS, NO TEMAS.

DIOS TE AMA Y QUIERE BENDECIRTE. ¿TU LE AMAS?, DEMUESTRA TU AMOR Y TU FE POR TUS OBRAS. ESCUCHA A DIOS Y NO A TU CORAZÓN, PUES EL CORAZÓN ES ENGAÑOSO, MAS DIOS ES VERAZ Y PERFECTO.

LA PAZ DE DIOS REINE EN TU CORAZÓN, AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM