Translate

domingo, 14 de septiembre de 2014

DIOS RECOMPENSARÁ TUS OBRAS

12He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. 13Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.

APOCALIPSIS 22:12-13


El versículo 13, nos enseña claramente, que quien nos está hablando es nuestro Señor Jesucristo. Y nos dice que viene pronto con su galardón para recompensarnos, no conforme a nuestra Fe, sino conforme a nuestras Obras.

¿Entendió mi hermano? Todos sabemos que para ser salvos es necesario creer en Jesucristo y en el sacrificio que hizo para salvar nuestras almas, pero la recompensa será según sean nuestras obras. Y ¿cómo se entiende esto?, simple mi hermano, es que la Fe sin Obras es muerta, por tanto es necesario que por medio de las obras demostremos la Fe que tenemos en el Señor Jesucristo y en toda la Doctrina que nos dejó para vivir en esta tierra y permanecer en el Camino de la Salvación hasta el día de nuestra partida con ÉL.

14Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? 15Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. 18Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

SANTIAGO 2:14-19

El versículo 19 es muy claro, la gran mayoría de las personas al igual que los demonios creen en Dios, pero no obedecen Su Palabra, por tanto al igual que los demonios no tienen salvación, y aún son peores que ellos, porque estos tiemblan ante la presencia del Señor, pues saben quien es Jesucristo, en cambio muchos de estos contumaces son tan rebeldes que no tienen el mas mínimo temor o respeto a nuestro Padre Celestial.

Creer no es suficiente, es necesario hacer. Fíjese Usted que la Biblia dice que: “mejor es reprensión manifiesta, que amor oculto” (Proverbios 27:5). Por tanto es necesario demostrar nuestro amor a Dios, obedeciendo sus Mandamientos, poniendo por Obra la Fe que decimos tener en ÉL. Decir es muy fácil, pero tenemos que respaldar con los hechos, lo que decimos.

Por ejemplo, si decimos que creemos en la Prosperidad, debemos demostrarlo diezmando, ofrendando, dando las primicias, colaborando con la Obra de Dios y sus Siervos, en todas las formas posibles, pues Dios nos recompensará nuestra Obediencia. Asimismo, si decimos que creemos en la Palabra de Sanidad Divina, no debemos tomar la enfermedad como algo natural, normal y correr a los médicos primero. Si es posible, como dice la Biblia llame a los ancianos de la Iglesia, y la oración de Fe sanará y salvará al enfermo. Saben hermanos que muchas enfermedades tienen raíces espirituales y los médicos pueden quizás, con medicinas, sanar el cuerpo, pero no el alma. Recordemos que la falta de perdón entre otras cosas generan raíces de amargura que envenenan el alma y esto se manifiesta en el cuerpo por ejemplo, por medio del cáncer. No solo el cuerpo esta atado, sino el alma esta condenada a perdición eterna mientras no pueda perdonar y entregar todo su dolor a Dios.

20¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 21¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 23Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 24Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. 25Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? 26Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

SANTIAGO 2:20-26

Dios prueba nuestra Fe como lo hizo con Abraham, y mediante las obras demostraremos si realmente le creemos a Dios, o solo creemos que ÉL existe, pero no creemos en Su Palabra.


AMADOS HERMANOS, ES NECESARIO QUE POR MEDIO DE LAS OBRAS DEMOSTREMOS NUESTRA FE, LOS HECHOS HABLAN MAS QUE MIL PALABRAS. MUCHOS SON LOS QUE HABLAN, PERO POCOS SON LOS QUE HACEN.

PORQUE COMO EL CUERPO SIN ESPÍRITU ESTÁ MUERTO, ASÍ TAMBIÉN LA FE SIN OBRAS ES MUERTA.

DIOS LOS BENDIGA.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM