Translate

sábado, 27 de septiembre de 2014

AMOR, VERDAD Y PERSEVERANCIA

Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él. 58 Y echándole fuera de la ciudad, le apedrearon; y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo. 59 Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. 60 Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.

HECHOS 7:57-60


Amada iglesia de Jesucristo, el Evangelio, la Palabra de Dios, no debe nunca jamás tomarse parcialmente, pues entonces dejaría de ser de Dios.

Dentro de ese total de la Palabra de Dios hay tres puntos principales de los que nos podemos guiar para saber si estamos viviendo el Evangelio, una vida cristiana conforme a la Palabra de Dios, COMPLETA, y son: LA VERDAD, EL AMOR, Y LA PERSEVERANCIA. De los cuales, junto con la Fe y todas las características del cristiano, se pueden resumir en el AMOR; pues si yo amo, digo LA VERDAD, y si amo con el verdadero amor, el de Dios, la Biblia me dice que EL AMOR NUNCA DEJA DE SER, por lo tanto es PERSEVERANTE.

Pero, ¿por qué nombramos estos tres y por separado?, porque la apostasía y el modernismo, y todo el movimiento satánico de los últimos tiempos, ha llevado a vivir un “evangelio” tibio y mentiroso, en donde se le ha cambiado el sentido a las palabras, a La Palabra.

Por ejemplo ya para muchos el predicar algo que ofende es no tener amor; cuando la Palabra de Dios, LA VERDAD, dice la Biblia, ofende, duele, se sufre, porque batalla contra los deseos pecaminosos de la carne, y contra toda rebeldía, comodidad y desobediencia a Dios. ¿No mataron a Esteban por predicar la VERDAD?
Otros ignorantes, y contumaces, andan predicando que la Salvación es un regalo que no se pierde, y con el solo hecho de haber aceptado a Jesús en el corazón o haber sido bautizado con el Espíritu Santo, ya la Salvación de nuestra alma no la podemos perder; cuando la Palabra de Dios aclara que si bien la Salvación es un regalo, es un regalo que debemos cuidar con temor y temblor, demostrando nuestra Fe por nuestras obras, y PERSEVERANDO EN ELLO HASTA EL FIN, ya que la Biblia también nos exhorta a no “contristar” ni “apagar” al Espíritu Santo que un día recibimos.
reb
Muchos lascivos andan predicando que Dios mira el corazón y no como te vistes; y si bien es cierto que Dios nos recibe como estamos, pues todos venimos de un mundo de pecado, luego nos pide un cambio, y ese cambio empieza por el corazón y luego se refleja en el exterior; pues como puedo decir que amo y que tengo a Cristo en el corazón, si con mi forma de vestir tiento a pecar con la mente a mis hermanos. ¿No dice la Biblia acaso que todo lo que pueda hacer caer a mi hermano no lo debo hacer, y que debo vivir en santidad en cuerpo, alma y espíritu? ¿No dice que debemos entregar nuestro cuerpo en sacrificio vivo? Esto es morir a mis propios deseos y pensamientos para vivir conforme al Espíritu de Dios.

No existe AMOR en donde no hay VERDAD ni PERSEVERANCIA.

Y NO OLVIDE QUE ESTEBAN PREDICO LA VERDAD Y FUE PERSEVERANTE HASTA EL FIN, HASTA LA MUERTE, Y QUE DEMOSTRÓ SU AMOR, PREDICANDO LA VERDAD, SIENDO PERSEVERANTE, Y ORANDO A DIOS AUN POR LOS QUE LE ESTABAN MATANDO PARA QUE LOS PERDONASE, COMO HIZO TAMBIÉN NUESTRO SEÑOR JESÚS, SALVADOR Y EJEMPLO PERFECTO A SEGUIR, Y QUE DEBEMOS SEGUIR.

AME, PREDIQUE LA VERDAD, Y PERSEVERE HASTA EL FIN EN ELLO; DE ESA MANERA SALVARÁ SU ALMA, Y DEJARÁ BENDICIÓN A LOS QUE LE ESCUCHEN.

VIVA UN EVANGELIO COMPLETO Y NO SE CONFORME A LAS MODAS Y A LA COMODIDAD DE LA TIBIEZA.

Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: 15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. 20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. 21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. 22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

APOCALIPSIS 3:14-22




Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM