Translate

miércoles, 6 de agosto de 2014

MUJER OBEDIENTE A DIOS, MUJER FELIZ


9 Mejor es vivir en un rincón del terrado

Que con mujer rencillosa en casa espaciosa.

PROVERBIOS 21:9

¡Ah! ¡qué palabra fuerte es esta para el género femenino!. Mis amadas hermanas, definitivamente ninguna cristiana debe pertenecer a este género, el de las mujeres rencillosas, porque no son del agrado de Dios.

En el mundo es común que las mujeres contiendan con sus parejas, porque el mundo considera que hay una igualdad entre el hombre y la mujer, de tal forma que los hombres ocupan el rol de la esposa y las mujeres ocupan el lugar de su esposo, por ejemplo: hombres que cuidan a sus hijos y mujeres que salen a ganar el pan con el sudor de su frente.

Este intercambio de roles ha provocado una confusión en el comportamiento de ambos, tomando la mujer un papel autoritario en el hogar y contendiendo con el esposo de igual a igual. Muchas veces porque ella trae mas dinero a la casa que el esposo o en algunos casos son las que mantienen el hogar y esto las autoriza, según creen ellas, a gobernar la casa. Pero sepan amados lectores que esto es un desorden delante de Dios, en el cual no es solo la mujer responsable, si no el hombre, por no hacer lo que Dios le manda.

Veamos algunos versículos que nos hablan de cual es la voluntad Divina en relación al matrimonio:

16A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. 17Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. 19Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

GÉNESIS 3:16-19

21Someteos unos a otros en el temor de Dios. 22Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; 23porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. 24Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. 25Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 26para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 27a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. 28Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. 29Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, 30porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. 31Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. 32Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia. 33Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.

EFESIOS 5:21-33

El varón es la cabeza del hogar, pero debe ocupar este rol cumpliendo en primer lugar los deberes que le corresponden; tales como el mantenimiento económico del hogar, y también siendo el sostén espiritual de la familia, congregando y obedeciendo a los mandamientos de Dios, como tratar a su esposa como a vaso mas frágil.

La mujer debe criar a sus hijos sabiamente en el Señor, cuidar su casa, su esposo, ser la columna principal de su familia en atención espiritual, orando por todos, llevando a los niños a la iglesia y dándoles una educación cristiana; y también en atención terrenal, cuidando de todas sus necesidades (vestimenta, higiene, alimentación). Esto es lo que agrada a Dios, además de que la mujer tenga un carácter apacible, no contencioso.

1Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 2considerando vuestra conducta casta y respetuosa. 3Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, 4sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. 5Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos; 6como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza. 7Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

1 PEDRO 3:1-7

3 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; 4que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, 5a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

TITO 2:3-5

AMADA HERMANA, NO SE TRATA DE MACHISMO O FEMINISMO, SE TRATA DE HACER LA VOLUNTAD DE DIOS, PARA SALVACIÓN Y PARA QUE TODO NOS VAYA BIEN.

RESPETANDO EL ORDEN DE DIOS EN SU TOTALIDAD NUESTRO HOGAR SOBREVIVIRÁ A ESTE TIEMPO DE SEPARACIONES Y DESTRUCCIÓN QUE SE HA ENTRONADO EN LOS HOGARES DEL MUNDO.

OBEDECE A LOS MANDAMIENTOS DEL SEÑOR Y TU HOGAR SERA BENDECIDO Y TU MATRIMONIO COMO QUIERE DIOS, “HASTA QUE LA MUERTE LOS SEPARE”, Y LUEGO UNIDOS POR LA ETERNIDAD.


DIOS NOS BENDIGA AMADA IGLESIA.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9) “Señor Jesucristo te recibo como único 

Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

 Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



 MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM