Translate

jueves, 28 de agosto de 2014

MANTENTE CALIENTE

Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

APOCALIPSIS 3:15-19


Amada iglesia, si hay algo por lo que todos debemos batallar, es por mantenernos “calientes”, en comunión con Dios y Su Espíritu Santo; perseverantes en la verdadera doctrina y en la dependencia de Dios para todas las cosas de la vida; para no caer en la tibieza y el engaño del “evangelio diluido” parecido e imitador al mundo y no a Jesucristo, y de una vida cristiana pobre en cuanto a crecimiento espiritual, Fe y demostración del Poder de Dios.

Cuando el enemigo no puede engañarnos ni hacernos caer en la tentación fácilmente, a través de nuestras debilidades y concupiscencias, decide (y esto ha llevado a la caída a muchos ministros de Dios) hacerlo de la manera mas sutil posible, que es, irnos apartando lentamente de la comunión con Dios. Lo hace acortando, de distintas maneras, nuestro tiempo de oración, también haciéndonos confiar mas en nuestros conocimientos de la Palabra y propias decisiones, que en clamar, sinceramente, la guía y la fortaleza de Dios para todas las cosas de la vida. Pues de esta manera, lentamente, a hecho que muchos terminen totalmente apartados de Dios y de la iglesia: “fríos”; y que otros, en igual o peor situación, terminen apartados de Dios pero dentro de la iglesia, enseñando y viviendo doctrinas erróneas y apóstatas, pero creyendo que hacen bien; “tibios”.

Cuando realmente una persona entiende, mediante un encuentro con Dios (en la intimidad de la oración, y en santidad), y mediante las Sagradas Escrituras, que Cristo se dio en sacrificio para rescatarnos de la condenación del infierno y darnos vida eterna, y que esa Salvación se debe CUIDAR, durante todo el tiempo que estemos en esta tierra, PERSEVERANDO en la FE y OBEDIENCIA a la verdad, aquella persona día a día buscará crecer espiritualmente, buscará a Dios en oración, desechará toda rebeldía, escudriñará la Palabra, se guardará del engaño de los de afuera, y del engaño de sus propias debilidades, para guardarse en SANTIDAD en el CUERPO, ALMA Y ESPÍRITU. Porque una vez que el Señor arrebate su iglesia, para los que queden ya no habrá oportunidad, pues su Espíritu Santo se habrá ido junto con su pueblo, y ya no habrá Quien convenza de pecado ni quien se arrepienta sinceramente, y el juicio de Dios caerá sobre este mundo y sobre los que buscan la solución de los problemas en la adoración al hombre, y en los que adoran a Dios de labios y no con sus obras, que buscan la comodidad antes que el esfuerzo, y que viven en el egoísmo y no en la verdad.

AMADA IGLESIA, ASI COMO ALIMENTAS TU CARNE TODOS LOS DÍAS PARA QUE NO SE DEBILITE, Y NO TE CANSAS DE HACERLO, Y ASI COMO TRABAJAS TODOS LOS DÍAS PARA EL SUSTENTO DIARIO, Y PARA QUE NO SE ATROFIEN LOS MÚSCULOS, PARA CUIDAR EL CUERPO, ASI TAMBIÉN, Y CON MUCHO MAS ESFUERZO Y ESMERO, DEBES ALIMETAR TODOS LOS DÍAS TU ESPÍRITU, Y TRABAJAR POR EL CRECIMIENTO DE TU ALMA EN LA OBEDIENCIA AL ESPÍRITU SANTO, A LA PALABRA DE DIOS, ESTO ES LO VERDADERAMENTE IMPORTANTE. PORQUE TANTO EL CUERPO COMO EL ALMA NECESITAN ALIMENTO DIARIO; PERO UNO, EL CUERPO, PERECERÁ, MAS LO OTRO, NUESTRA ALMA, ES ETERNO, Y DEBEMOS CUIDAR SU DESTINO.

TEN CUIDADO DEL ENGAÑO DE SATANÁS Y MANTENTE CALIENTE, EN SANTIDAD Y LLENO DEL ESPÍRITU SANTO, MEDIANTE LA ORACIÓN Y LA OBEDIENCIA.
Y RECUERDA QUE CUANTO MAS DIOS TE DE, MAS TE DEMANDARÁ. VIVE EN COMUNIÓN CON NUESTRO PADRE CELESTIAL, ASI COMO LO HIZO JESÚS CUANDO ESTUVO EN ESTA TIERRA; PORQUE COMO ÉL VENCIÓ, NOSOTROS TAMBIÉN LO HAREMOS, MEDIANTE SU EJEMPLO Y SU PODER.

DIOS TE BENDIGA AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO.




Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM