Translate

martes, 5 de agosto de 2014

EL CAMINO DE DIOS ES JUSTO Y VERDADERO

Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

2 PEDRO 2:1-3


Amada iglesia de Jesucristo, ciertamente para la persona que quiere hacer la Voluntad de Dios no existen excusas, sino solo Fe y esfuerzo.
El Señor nos avisó de antemano, a través de Su Palabra, que vendrían engañadores, falsos maestros, también gente llena de avaricia que harían mercadería de las almas, y que por todo esto, el Evangelio de Jesucristo sería blasfemado.

Esta claro que muchos hablan mal del Evangelio; ¿por qué? Porque las rebeldías que en ellos hay, les lleva a mirar los errores de otros y no el ejemplo y la enseñanza verdadera de Jesucristo; queriendo excusarse para continuar en sus rebeldías.

También es común ver gente cómoda y rebelde que va a la iglesia, que utiliza estos pasajes para usarlos a su propia conveniencia; pues estas personas llaman bueno a lo malo y malo a lo bueno, llamando malo a las cosas buenas, como la vestimenta decorosa en la mujer, y la santificación en todas las áreas de la vida.

Dice la Palabra que para estos falsos maestros y engañadores la condenación no se tarda; pero tampoco para los que creen en ese engaño, aquellos que nombran a Cristo con sus labios pero con sus hechos lo niegan. Y ¿por qué muchos caen en el engaño? Porque el Señor dice que el que siembra mentira cosechará mentira.

Es muy triste y común ver almas que usan esto de hacer mercadería del Evangelio como excusa para no ofrendar ni diezmar, o para desechar la prosperidad de Dios. A muchos les queda cómodo desenmascarar a los falsos pastores que solo piensan en el dinero, pero no se miran ellos mismos que por no dar a Dios caen en condenación y engaño. Olvidándose que mejor es dar que recibir, y que Dios dice que prosperará al ciento por uno; obviamente para compartir con la obra de Dios y con el necesitado. Por esto Dios prueba nuestras corazones para ver si obramos con la Fe o con el mundo y el estómago.

Personalmente nos toca vivir cosas como la siguiente: En nuestra familia las damas visten de polleras (faldas) largas y ropa holgada, en obediencia a los mandamientos de Dios, en santidad y en amor hacia los hermanos, y no conforme a la carne; y el vestir así, y mas cuando nombramos que lo hacen siempre, en todas partes, no por vanidad sino por obediencia y para buen ejemplo, ya nos empiezan a mirar con recelo. Como si lo que nosotros estamos haciendo estuviese mal o fuese malo. Claro está, que si nuestro interior no estuviese limpio de nada serviría lo de fuera, tan solo una apariencia; pero como dice la Palabra, la limpieza del cristiano es interior y se refleja en lo exterior, en cada área de nuestras vidas. Y muchos blasfemando contra nosotros y otras familias cristianas (aunque pocas), nos tildan de fariseos hipócritas; y no porque verdaderamente lo fuésemos, sino porque les queda cómodo creer que así es para ellos continuar con sus rebeldías, justificándose en lo que ellos creen que es, pero siendo mentira y engaño de sus corazones. ¿La causa? Empezando por el “dios pantalón” y siguiendo por cuanto invento y artimaña del error pase por sus corazones y lenguas, lo que los lleva a blasfemar contra los ministros de Dios, contra lo bueno, y por consiguiente contra Dios.

La modernización de la iglesia, la apostasía, el humanismo que desecha a Dios, el ecumenismo religioso que pretende unir el agua con el aceite, por apariencias (estando claro que quienes se unen son aceite, una misma cosa, engaño, aunque aparenten ser distintos y lleven nombre de que viven), son algunos de los ejemplos mas claros de lo que vivimos y seguiremos viviendo hasta la Venida de Cristo, de movimientos y doctrinas destructoras que no llevan a la Salvación del alma.

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

MATEO 7:21-23

AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO, EL CAMINO DE DIOS ES JUSTO Y ES VERDADERO. TODO LO OCULTO SALDRÁ A LA LUZ Y TODAS NUESTRAS OBRAS E INTENCIONES DEL CORAZÓN SERÁN JUZGADAS EN EL DIA DEL JUICIO.

LA VENIDA DEL SEÑOR ESTÁ CERCA; BATALLA CONTRA TUS REBELDÍAS Y DEBILIDADES; VELA POR TU ALMA. ¡PREPÁRATE!




Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM