Translate

viernes, 18 de julio de 2014

LAS RIQUEZAS, EL ALMA Y LA MUERTE

No aprovecharán las riquezas en el día de la ira;
Mas la justicia librará de muerte.

PROVERBIOS 11:4


Ciertamente el mundo se enfoca en las riquezas; la primera de ellas el bienestar económico como principal meta en la vida; pues aunque muchos lo nieguen y se ocupen también en lo moral y social, lo principal, su prioridad sigue siendo el dinero, ya que eso es lo que demuestran con sus obras. Uno escucha hablar a la gente del mundo, y en términos generales, el pobre anhela el dinero y la supuesta comodidad que tiene el de clase media, el de clase media lo mismo con el de clase media-alta, y el de clase alta, o digamos el que tiene holgura económica, anhela lo que tiene el millonario, y tengan lo que tengan no se conforman; esto es así en casi todo los casos, salvo en el cristiano verdadero.

Otras riquezas que dominan en el mundo son los ricos en soberbia, en engaño, en sus propios pensamientos y sentimientos, en conocimiento terrenal, en corrupción y en muchas cosas mas de este mundo.

La palabra de Dios dice que en el día de la ira las riquezas no aprovecharán. Hablando desde lo físico, hoy vemos como alguien se levanta con celos, con envidia, o simplemente segado por la droga o el dinero fácil, y mata a otra persona, sin importar el dinero o la seguridad que tenga; de hecho quienes tienen mas dinero, son los que viven con mas temor de que los maten, valga la paradoja de la frase.
También hay quienes viven supuestamente sin miedo, o confiados por la posición en que están, como multimillonarios, políticos, militares y corruptos en masa; sin embargo, ellos ignoran que llegará el día, no de la ira del hombre, ni de su “justicia”, sino el día de la ira de Dios, de los juicios de Dios sobre este mundo, luego de que Su Iglesia sea levantada. Día en que ninguna riqueza de este mundo, ninguna posición, ninguna sabiduría ni método terrenal, ni nada podrá salvarlos de la ira de Dios. Aunque intenten esconderse debajo de la tierra o en otros planetas, de Dios no escaparán.
Pero lo verdaderamente mas importante, que muchos ignoran y otros demuestran con sus hechos que no les importa y por lo tanto que no creen, es la Salvación del alma. La muerte del alma es lo verdaderamente importante, pues por eso vino, padeció y dio su vida Cristo, para que podamos tener posibilidad de salvar nuestras almas. Pues como dice la Palabra, este cuerpo del polvo vino y al polvo volverá, pero el alma es eterna, en el infierno o en el cielo, y solo tiene Salvación a través de creer en Jesucristo; creer significa también obedecer a sus mandamientos, los cuales son vida; pues la Fe sin obras es muerta.

Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

MATEO 24:9-14

AMADA IGLESIA, AMADO LECTOR, NO CAIGA EN EL ENGAÑO DEL MUNDO Y DE LAS PERSONAS COMUNES QUE NO CONOCEN EL CAMINO DE DIOS. QUE TU PRIORIDAD SEA HACER LA VOLUNTAD DE DIOS, CUIDAR LA SALVACIÓN QUE EL HIJO DE DIOS COMPRÓ A PRECIO DE SANGRE.

NO PONGAS AL ESTUDIO, AL TRABAJO, A TU FAMILIA, NI A TUS PROPIOS PENSAMIENTOS PRIMERO QUE A DIOS; HAZ COMO DICE LA PALABRA, BUSCA EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA, QUE TODO LO DEMÁS VENDRÁ POR AÑADIDURA.


NO TENGAS TEMOR DE QUIEN PUEDE MATAR EL CUERPO, TEN TEMOR DE AQUEL QUE PUEDA ECHAR TU CUERPO Y TU ALMA EN EL INFIERNO, COMO DICE LA PALABRA; TEN TEMOR DE DIOS, DE PECAR CONTRA DIOS, DE CAER EN EL ENGAÑO DE LAS RIQUEZAS DEL MUNDO, PORQUE EN EL DIA DE LA IRA LAS RIQUEZAS NO TE LIBRARÁN.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM