Translate

domingo, 20 de julio de 2014

LA SABIDURÍA, LA INTELIGENCIA Y LA MUJER AJENA

Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana, Y a la inteligencia llama parienta; 5 Para que te guarden de la mujer ajena, Y de la extraña que ablanda sus palabras.

PROVERBIOS 7:4-5


Ciertamente hay gente que no le interesa la sabiduría ni la inteligencia, solamente con tener lleno el estómago se conforma, sea cual sea el método para lograrlo.
Hay otros que en enseñanza terrenal y en su vanidad adquieren mucho conocimiento y sabiduría de este mundo, pero alejado de Dios y de la doctrina de Cristo que lleva a Salvación.

Amado hermano, amado lector, la sabiduría y la inteligencia no es lo que comúnmente pensamos; sino que la verdadera sabiduría es espiritual.

LA SABIDURÍA ES EL TEMOR DE DIOS, y LA INTELIGENCIA ES EL APARTARSE DEL MAL, como lo enseñan las Sagradas Escrituras; no de lo que nos queda cómodo creer, ni de lo que a nosotros nos parece mal, sino conforme a lo que enseña la Palabra de Dios.

Como muchos ignoran esta sabiduría, o la ponen en un nivel secundario, terminan pagando las consecuencias de vivir alejados de Dios, de la verdadera sabiduría. Una de ellas, y tal vez la mas notoria, aunque muchos ni siquiera se percatan de ello, por la ceguera que en ellos hay, es que caen en los brazos de la mujer ajena, y de la que ablanda sus palabras, como dice en este pasaje, cayendo en engaño y en mal grande. Por supuesto pasa lo mismo en sentido inverso, de mujeres con hombres; pues lo que uno siembra eso mismo cosecha, y quien siembra engaño en su mente, luego cosecha engaño de su corazón.

Dice la Palabra de Dios que la mujer sabia edifica su casa, mas la necia con sus manos la derriba. Vea que tan importante es tener un matrimonio en Cristo, esperar la esposa que Dios tiene preparada, para el momento justo. Pues está claro que Dios no le puede dar una hija de Él, una santa varona de Dios, a alguien que no se comporta como un santo varón de Dios; y no puede haber dos juntos si no están de acuerdo.

Lo triste de esto, es que hay muchos “hermanos” en la Iglesia de Cristo, que aun conociendo el Camino de Dios, y cual es la verdadera Sabiduría e Inteligencia, no se comportan como tales, sino que hacen oídos sordos a los mandatos de Dios y se quedan en la comodidad y en el egoísmo de no crecer espiritualmente; siendo tal vez oidores, pero no hacedores de la Palabra de Dios; y por lo tanto están en grave riesgo, o mas bien diría a merced de caer en los brazos de la mujer ajena; quien será usada por el enemigo para frenarlo en su crecimiento, apartarlo del camino, o del ministerio que Dios le dio o le tiene preparado, y si es posible hacerle perder la Salvación de su alma.

Amada Iglesia, solo LOS QUE TIENEN TEMOR Y AMOR POR DIOS, Y SE APARTAN DE LO MALO, DE LO QUE A DIOS NO LE AGRADA, DE LO QUE NO EDIFICA PARA SALVACIÓN, SERÁN GUARDADOS Y RESCATADOS POR DIOS DE LA MUJER AJENA.
¿POR QUÉ? PORQUE LOS MANDAMIENTOS DE DIOS SON VIDA, Y ÉL GUARDA A SUS HIJOS.

AMADO HERMANO, SEPA QUE VERDADERAMENTE MUCHOS HIJOS DE DIOS QUE TENÍAN LLAMADO A SERVIR A DIOS, HOY ESTÁN ALEJADOS Y MUY LEJOS DE ÉL POR CAUSA DE LA MUJER AJENA; Y AUN PASTORES HAN CAÍDO POR CAUSA DE “JEZABEL”, Y DE QUIEN NO ERA DE DIOS. PORQUE SATANÁS APROVECHA CUALQUIER DISTRACCIÓN PARA ENGAÑARNOS, ENLAZARNOS, Y ESCLAVIZARNOS.

ESCAPAR DE LA MUJER AJENA (RECUERDE QUE NUESTRA LUCHA NO ES CONTRA CARNE Y SANGRE, SINO CONTRA LOS DEMONIOS), Y RECIBIR POR ESPOSA A QUIEN VERDADERAMENTE DIOS PREPARÓ PARA USTED, Y EN EL MOMENTO JUSTO, ES UNA DE LAS MAYORES BENDICIONES QUE PUEDE Y DEBE ALCANZAR EN SU VIDA; POR ESTO SATANÁS BUSCA POR TODOS LOS MEDIOS HACERNOS CAER EN ESTE ENGAÑO.

NO OLVIDE: QUIEN VIVA EN LA VERDADERA SABIDURÍA E INTELIGENCIA, QUE ES EN DIOS, SERÁ GUARDADO; MAS LOS QUE CONFÍAN EN SU PROPIO CONOCIMIENTO TERRENAL, Y EN RAZONAMIENTO HUMANO, O EN LO QUE EL CORAZÓN DICE, FÁCILMENTE CAERÁN.

PRESTA TU OÍDO A LAS RAZONES DE TU PADRE CELESTIAL, Y PON POR OBRA SUS MANDAMIENTOS, PARA QUE SEAS BENDECIDO TODA TU VIDA, Y NO CAIGAS EN LA MALDICIÓN DE LOS SIMPLES, Y DE LOS REBELDES.


DIOS TE BENDIGA AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM