Translate

miércoles, 2 de julio de 2014

HE OÍDO TU PALABRA, Y TEMÍ

Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí.
Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos,
En medio de los tiempos hazla conocer;
En la ira acuérdate de la misericordia.

HABACUC 3:2


Amada iglesia de Jesucristo, ciertamente muchos “cristianos” ignoran voluntariamente la Palabra de Dios, pues no leen la Biblia ni les interesa; y muchos otros la leen, pero sin sincero interés de ponerla por obra; por eso caen en error y en mayor condenación.

Esta oración de Habacuc, empieza diciendo: Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. NO HAY TEMOR DE DIOS EN MUCHOS LLAMADOS CRISTIANOS, Y EN IGLESIAS ENTERAS; pues demuestran con sus obras que toman la Palabra de Dios como un libro de psicología, de palabra de hombre, como una fuente de vanidad, y que puede ser interpretada con razonamientos humanos. Cuando en realidad la Palabra de Dios se entiende mediante la obediencia a ella, y el pedirle a Dios en oración el poder comprenderla; sabiendo que no son palabras para simplemente hacernos sentir bien, sino principalmente para batallar en contra del pecado, para alcanzar la Salvación de nuestra alma, y de nuestros hijos y familia; en medio de una sociedad que se aleja cada día mas de Dios, condenada a la perdición por sus rebeliones; y que si no nos mantenemos firmes en el camino de Dios, teniendo temor de Su Palabra en nuestra vida, nosotros y nuestra descendencia pagarán las consecuencias, porque le dejamos su enseñanza a los de afuera y nuestro mal ejemplo.

AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO, ES INCREÍBLE COMO TANTOS “CRISTIANOS” SE DEJAN ENGAÑAR POR EL ENEMIGO; PUES COMO LES CUESTA, O DIRECTAMENTE NO QUIEREN NI TIENEN INTERÉS, EN DEJAR ALGO DE SU VIDA QUE A DIOS NO LE AGRADA, SE CONFORTAN EN SUS CORAZONES EN LO QUE OTRO, QUE TAMBIÉN SE DICE CRISTIANO HACE; OLVIDÁNDOSE QUE LA SALVACIÓN DEL ALMA ES PERSONAL, Y QUE NADIE SERÁ JUSTIFICADO POR DIOS EN EL ERROR DEL OTRO, SINO QUE CADA UNO SERÁ JUZGADO POR SUS PROPIAS OBRAS.

La oración de Habacuc, luego de clamar a Dios que avive su obra, termina diciendo, en el primer versículo: En la ira acuérdate de la misericordia.
Muchos demuestran con sus obras que se burlan de Dios, de Su Palabra, y de sus siervos, jugando con la misericordia de Dios, que los espera y los espera, a ver si se arrepienten de todo corazón para nunca mas apartarse, creyendo realmente que alejados de Dios y de la obediencia a sus mandamientos no hay vida, pero su gran misericordia no les alcanza a estas personas acostumbradas a la rebeldía y a vivir conforme a sus propios pensamientos, que ignorando que LA IRA DE DIOS VIENE, siguen en sus vanidades, como si Dios nunca fuera a traer su juicio y su ira sobre los desobedientes.

AMADO HERMANO QUE LEE, NO CREA COMO MUCHOS QUE CON UN POCO ES SUFICIENTE, O QUE LA VIDA DEL CRISTIANO ES COMO A CADA UNO LE PARECE. ENTIENDA QUE LA PALABRA DE DIOS ES UNA SOLA Y PARA TODOS, Y QUE DEBE CUMPLIRSE TODA PARA ENTRAR AL REINO DE LOS CIELOS; PUES SI BIEN DIOS EN SU GRACIA Y MISERICORDIA, NOS PERDONA Y NOS ESPERA CON PACIENCIA, LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE SU JUSTICIA SE HARÁ VER, Y LOS REBELDES Y PEREZOSOS CAERÁN PARA NUNCA MAS LEVANTARSE.

TENGA TEMOR DE DIOS, DE SU PALABRA, QUE VIENE A TRAVÉS DE LA BIBLIA Y POR BOCA DE SUS SIERVOS; DEMUÉSTRELO CADA DÍA, EN TODO MOMENTO Y LUGAR, PARA QUE ASI SU FE SEA VERDADERA. PUES DIOS NO SERÁ BURLADO POR NADIE, Y SI BIEN ES AMOR, TAMBIÉN ES FUEGO CONSUMIDOR, Y SU PALABRA SE CUMPLIRÁ.

VIVA EN LA MISERICORDIA DE DIOS, Y NO SEA DE AQUELLOS QUE ESPERAN SU IRA PARA RECIÉN DESPERTAR, PORQUE YA SERÁ TARDE.

Entonces Jesús les dijo: Aún por un poco está la luz entre vosotros; andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va. 36 Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz.
JUAN 12:35-36


VIVE EN LA LUZ, Y EN LA VERDAD DE CRISTO; APÁRTATE DE LAS TINIEBLAS Y DE LA MENTIRA.
DEMUESTRA TU TEMOR A DIOS, ANTES QUE SEA TARDE.


¿CUÁNTOS PUEDEN DECIR A DIOS, COMO HABACUC: HE OÍDO TU PALABRA, Y TEMÍ?



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM