Translate

domingo, 6 de julio de 2014

¿ESTÁS CIMENTADO EN LA ROCA?

46¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? 47Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. 48Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. 49Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa.

LUCAS 6:46-49


Muchos, erróneamente creen que con reconocer a Jesucristo como Señor y Salvador de sus vidas, es suficiente para ser salvos. Sin embargo, la Palabra de Dios nos enseña que este es tan solo el primer paso, y luego hay otras muchas cosas mas que es necesario hacer para mantenerse en el Camino de la Salvación y poder al final de la carrera recibir la corona de vida.

En este pasaje bíblico podemos ver que no todos los que dicen a Jesucristo, Señor hacen la voluntad de nuestro amado Salvador. Y entonces ¿por qué le llaman Señor?, simplemente porque de labios le honran, pero su corazón está lejos de ÉL.

7Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: 8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí.

MATEO 15:7

Amada Iglesia, muchos de nuestros hermanos oyen la Palabra de Dios, pero no la hacen, no la ponen por obra en sus vidas, y esta actitud, tarde o temprano les llevará a la ruina espiritual y aún terrenal. Hay quienes cuando viene el río turbio de satanás, con problemas, para poner a prueba su Fe en Jesucristo, caen porque no están cimentados en la Obediencia a la Doctrina de Dios, si no que vienen a la iglesia tan solo en búsqueda de ciertas bendiciones, y ni siquiera tienen en cuenta la salvación; es por ello que cuando pasa el tiempo y no reciben lo que esperan, abandonan a Dios y a la iglesia y van a buscar la solución de sus problemas en otros lados.

Hermano amado, quien esta fundamentado en la Obediencia a Jesucristo, viviendo una vida de santidad según la Verdad y cimentado en el amor y en la Fe nunca caerá, por mas inundaciones que vengan a su vida. Y prosperará y crecerá en amor y en Fe cada día mas y llevará mucho fruto para la Gloria de Dios y a pesar de las dificultades resistirá en Fe y la Paz de Dios se reflejará en su vida. Nada, ni nadie le moverá del Camino de Salvación, que es Jesucristo, nuestro Señor.

En tanto que el que no Obedece a los Mandamientos de Dios caerá, se apartará del Señor y le veremos en la ruina espiritual por rebelarse a la Voluntad de Dios, ya que con el Señor nadie puede jugar, pues ÉL conoce los corazones y dará a cada la cosecha conforme a la siembra que haya hecho. Indefectiblemente la cosecha se levanta, por tanto ten cuidado con lo que siembras. No siembres lo que no deseas cosechar.

Hermano amado si tu casa esta en ruinas porque no obedecías al Señor, ten presente que si te arrepientes de todo corazón, Dios te perdonará y si ahora estás dispuesto a obedecerlo puedes volver a empezar y a su tiempo todo cambiará, porque la nueva siembra de obediencia hará que en poco mas levantes una buena cosecha; solo ten paciencia hasta que la nueva siembra comience a dar sus primeros frutos, mientras tanto soporta con paciencia la cosecha anterior, porque si permaneces en Fe, en Amor y Santidad lo viejo pasará pronto y vendrá los dulces nuevos frutos.

FUNDAMENTA TU CASA ESPIRITUAL Y TU VIDA EN LA ROCA, QUE ES JESUCRISTO Y TODAS LAS TEMPESTADES A SU TIEMPO PASARÁN Y SERÁS MAS QUE VENCEDOR, EL RÍO DARÁ CON ÍMPETU, PERO TÚ PERMANECERÁS FIRME POR AMOR A DIOS.

NO JUEGUES CON DIOS, PORQUE NADIE PUEDE BURLARSE DE ÉL, NI OCULTARLE NADA, ÉL MIRA AÚN LO MAS PROFUNDO DE TU CORAZÓN. NO OLVIDES QUE SIN OBEDIENCIA NO PODRÁS SOSTENERTE EN PIE.
LA REBELDÍA TERMINA EN CAÍDA Y EN GRAN RUINA.

FE, AMOR, SANTIDAD Y OBEDIENCIA, ESTOS SON LAS COLUMNAS PRINCIPALES PARA QUE TU CASA SOPORTE TODAS LAS TEMPESTADES Y JAMÁS CAIGA. DIOS NOS BENDIGA Y FORTALEZCA AMADA IGLESIA.




Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM