Translate

lunes, 28 de julio de 2014

BENDECIDOS Y DE BENDICIÓN

El mejor ejemplo y la forma práctica del amor, del verdadero amor de Dios, es el buscar el crecimiento espiritual. Y como dijimos en otros mensajes el crecimiento espiritual no lo da el mucho estudio sino el batallar cada día contra nuestra carne, nuestras debilidades y concupiscencias, y las tentaciones que el enemigo nos pone delante.

¿Por qué? Porque cuando crecemos espiritualmente, en los frutos del espíritu, estamos siendo bendecidos nosotros y estamos siendo canal de bendición para los demás. Muchas veces hemos dicho del orden que Dios puso en el hogar, pero como también el Señor se vale de quien le quiera escuchar para, a través de aquella alma, bendecir a toda su familia.

Y la razón por la cual muchas veces insistimos en el crecimiento espiritual para ser bendecidos y canal de bendición, es porque muchos hermanos se quedan en la comodidad de recibir lo que necesitan en el momento, y de no mirar mas allá. Pues está claro que Dios nos bendice a través de sus siervos, de sus ministros; pero Jesús también dijo que: mucha es la mies y pocos los obreros. Por lo tanto no podemos quedarnos en el egoísmo de “recibir” y nada mas, sin buscar crecer para aprender y tener la fortaleza, el crecimiento necesario, para servir a los demás antes que a nosotros mismos, como un pastor o ministro verdadero de Dios.

¿Cómo demostramos nuestra Fe y amor por Dios y por las almas?: CRECIENDO ESPIRITUALMENTE, con deseo sincero de hacer la Voluntad de Dios y crecer en Su Amor, para pensar y obrar mas por el Espíritu Santo que por nuestros sentimientos e impulsos. Porque la Fe sin obra es muerte, y nuestra obra es la obediencia a los mandamientos de Dios, para crecimiento espiritual, para cuidar la Salvación de nuestra alma y ayudar a la de los que nos rodean. Eso es amar. Quien no ama es egoísta, y el egoísta no entra al Reino de los Cielos.



Mensaje de la Palabra de Dios en audio y video. Sea libre en compartirlo y comentarlo.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM