Translate

lunes, 30 de junio de 2014

EVITA LA TENTACIÓN, EVITA LA CAÍDA

Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. 3 Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. 4 Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa. 5 Y concibió la mujer, y envió a hacerlo saber a David, diciendo: Estoy encinta.
6 Entonces David envió a decir a Joab: Envíame a Urías heteo. Y Joab envió a Urías a David.

2 SAMUEL 11:2-6


Amada iglesia de Jesucristo, la Biblia dice que David tenía un corazón conforme al de Dios, pero cometió pecados como adulterio y asesinato; ¿cómo se explica esto?.

Ciertamente Dios nos vino a traer su gracia, a través de Jesucristo, para que podamos entrar a la presencia de Dios directamente, mediante la oración, para clamar el perdón por nuestros pecados; y también nos dejó su Espíritu Santo para que tengamos la guía y la fortaleza para no caer en pecado; sabiendo nuestro Dios que solos no podíamos cumplir toda la ley, pues la carne es débil y tendiente al pecado.

El Rey David, siendo rey, tenía una gran carga y responsabilidad, y también la facilidad de tener lo que deseaba; sin embargo él dependía de Dios para todo, sabiendo que sin Él nada tendría. Y si bien no fue perfecto en sus obras, cometiendo pecados terribles, como adulterio y asesinato, por la debilidad y la gran tentación que implicaba el reinado, no obstante su corazón si fue perfecto para con Dios, porque jamás se inclinó ante otros dioses y luego de pecar por su debilidad, se arrepentía de todo corazón, con ayuno, lloro y lamento, clamando y rogando a Dios por su perdón. Y también el rey David sufría con entendimiento las consecuencias de sus errores; sabiendo esto, que si bien Dios lo perdonaba, debía sufrir, él, sus hijos, y su pueblo, las consecuencias de sus errores; aunque también Dios permitió errores en David para castigar al pueblo, porque el pueblo era rebelde e idólatra.

¿Qué quiere decir este mensaje?

Es necesario buscar de Dios en todo tiempo y evitar la tentación, para no caer; porque, si bien Dios nos cuida y nos fortalece; si nosotros no nos apartamos de la tentación, buscando la santidad aun en los pensamientos; Dios nos soltará de su mano y caeremos; y aunque nos arrepintamos de todo corazón recibiendo el perdón de Dios (pues Dios nunca rechaza un corazón contrito y humillado, arrepentido), las consecuencias de nuestros errores deberemos pasar, retrasándose bendiciones, poniendo en riesgo nuestra Salvación y los propósitos de Dios con nuestras vidas.

Cuidémonos de todas las posibles tentaciones, como son las que entran por los ojos, por los oídos, por el hablar lo indebido, por juntarse con quienes no conviene, por las que llevan a la vanidad; las cuales también nos atacan conforme a nuestra debilidad; por ejemplo, hay quienes se sienten tentados a la pereza, otros a lograr todo por su propia fuerza y pensamiento, olvidándose de que todo proviene de Dios; hay quienes se sienten tentados a dejarlo todo y solo resignarse a llorar, cayendo de la fe; otros son tentados a caer en los vicios, algunos en la comodidad, otros a vivir del pasado y de las costumbres; también muchos a guiarse por lo que sienten; y muchas cosas mas, dependiendo de la debilidad y la concupiscencia de cada uno.

Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos.
2 CORINTIOS 13:5


AMADA IGLESIA, AFÉRRATE A CRISTO; EVITA LA TENTACIÓN, EVITA LA CAÍDA; EVITA EL RETRASO O LA PÉRDIDA DE BENDICIONES, LAS CONSECUENCIAS DE LOS ERRORES.

PERO POR SOBRE TODAS LAS COSAS: SE HUMILDE Y ARREPIÉNTETE DE TUS ERRORES CON TODO TU SER, PARA QUE ASI NO TE ALEJES DE DIOS, Y PUEDAS CUIDAR TU SALVACIÓN Y LA DE LOS QUE TE RODEAN.

ESFUÉRZATE, Y SOLO ESCUCHA LA VOZ DE DIOS, PARA SALVACIÓN.

DIOS TE BENDIGA AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO.




Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM