Translate

domingo, 29 de junio de 2014

EL QUE ME SIGUE NO ANDARÁ EN TINIEBLAS

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

JUAN 8:12


Cuantas veces escuchamos a personas decir: Yo soy cristiano; a otras escuchamos decir: yo creo en Jesús; y a otras: yo sigo a Cristo.
Cuantas veces nosotros mismos decimos seguir a Cristo y con los hechos lo negamos. Pues somos lentos en obedecer, temerosos para hablar lo que Dios nos manda, rebeldes para dejar y apartarnos de lo que a Dios no le agrada, duros para perdonar y pedir perdón, egoístas a la hora de pensar en el otro, y perezosos para buscar de Dios.

Amada iglesia, seguir a Jesucristo es seguir su ejemplo; y ¿cuál fue el ejemplo de nuestro Señor sino el obedecer los mandamientos de Dios, los cuales son amor y vida?. Quien vive de los sentimientos de la carne jamás podrá seguir a Cristo, porque provienen del corazón, de la carne, y el corazón es engañoso y perverso, porque obra conforme a su propio juicio y a los impulsos de la carne, y no conforme a Dios; mas quien se guía por el Espíritu de Dios podrá obedecer a los mandamientos, aunque a su carne no le guste, para vida, así como Cristo lo hizo.

El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

JUAN 6:63

Por esa razón, muchos que dicen ser cristianos, andan en problemas y no pueden salir, y no ven la forma de salir, terminando a merced del enemigo y del pecado, porque viven en tinieblas; ya que de labios dicen seguir a Cristo pero con sus hechos lo están negando.

Cuando uno sigue los mandamientos de Dios tal cual Él los dejó, sin usar frases como: “No es tan así”, o “No es para tanto”, entonces siempre andará en la luz para vida, pudiendo cuidar la Salvación del alma hasta el fin. Sabiendo también que Dios jamás desecha un corazón arrepentido; pero que debe ser como dijo el profeta Juan, con frutos dignos de arrepentimiento, demostrando que ya no quiero mas lo anterior, y pidiendo la guía a Dios.

Y si bien Dios nos perdona, debemos pasar consecuencias de nuestros errores para que nuestra carne aprenda a obedecer, andando en la luz. De hecho que la Biblia dice que el mismo Jesús, sin haber pecado, padeció para aprender obediencia; entonces ¿cuánto mas nosotros?.

Agradezca al Señor en todo, pues sus juicios sí son justos y verdaderos; pero también aprenda de ello, para que las bendiciones no se le retrasen, ni a usted, ni a su familia, y mucho menos las pierda.

Quien desobedece al Señor en algún área, allí anda en tinieblas; y no olvide que quien anda en tinieblas en estos tiempos, está a riesgo de caer en el engaño de la apostasía, pudiendo perder no solamente bendiciones, sino también la Salvación del alma.

AMADO HERMANO, Y HERMANA, SIGUE A CRISTO, PERMANECIENDO EN OBEDIENCIA A SUS MANDAMIENTOS, PARA QUE ASI NO ANDES EN TINIEBLAS, Y VIVAS EN LUZ PARA ALCANZAR LA VIDA.


DIOS TE BENDIGA AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM