Translate

viernes, 27 de junio de 2014

EL ESPÍRITU DE GRACIA

Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. 28 El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. 29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?
HEBREOS 10:26-29


Amada iglesia de Jesucristo, nuestro Dios no puede ser burlado, y es necesario entenderlo bien.
El principal motivo por el cual las personas terminan siendo engañadas, muchas veces aún por ellas mismas, es porque viven en la mentira y no hablan verdad, entonces terminan cosechando mentira y engaño, aun de sus propios juicios y pensamientos.

Muchas personas reciben el conocimiento de la Verdad del Evangelio, pero de igual modo prefieren continuar con su antigua manera de vivir, con sus costumbres, pecados, propios pensamientos, y concupiscencias.

Pero hay algo aún peor, y es esa maldición que tienen muchos, que están en la iglesia y siguen pensando que la ley ya no se debe cumplir, que la Salvación una vez recibida no se pierde; y defienden este pensamiento a muerte. Pero esto lo hacen porque mal interpretan e ignoran voluntariamente que la Gracia que nuestro Señor Jesucristo nos trajo con su sacrificio, no vino a invalidar la ley sino a cumplirla por amor. Ya no cumplimos la ley por miedo sino por amor; aunque el principio de la sabiduría es el temor a Dios, para recibir día a día mas del amor que el Espíritu Santo pone en nuestros corazones para poder cumplir la ley, los mandamientos de Dios, si es que le buscamos sinceramente.
Y mas aun respecto a la Salvación del alma, que en muchísimos pasajes la Biblia explica que es un regalo que debe cuidarse, para no perderlo. En el pasaje de hoy dice que quien después de haber recibido el conocimiento de la verdad, peca voluntariamente, ya no es parte de la redención por el sacrificio de Cristo, sino que le espera mayor castigo que quien viola la ley de Moisés, porque está despreciando la sangre de Cristo, al Hijo de Dios.

Amada iglesia, el Espíritu de Gracia, el Espíritu Santo, es el mismo Dios y el Señor Jesucristo, en la Palabra, en la boca de los siervos, y en cada hijo de Dios (si es que lo recibe); si le hacemos oídos sordos no siendo diligentes en obedecerle, se apartará de nosotros y caeremos en todos los engaños, para perdición.

Repito: La ley sola no nos podía dar Salvación, por eso Dios, junto con el sacrificio de Cristo, nos dio su Santo Espíritu para que podamos tener la fortaleza de obedecer; pero si no le escuchamos con diligencia, se apartará de nosotros. Pues Dios es misericordioso y perdonador, pero no será burlado por nadie.

Busca con sinceridad del Señor, y obedece a Su Santo Espíritu, antes que se aparte de ti y caigas en el engaño, para perdición, de llamar malo a lo bueno y bueno a lo malo, aun estando dentro de la iglesia. Porque la sabiduría proviene de Dios, y Él la da y la quita.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM