Translate

viernes, 30 de mayo de 2014

PERDONAR Y AMAR TAMBIÉN ES...

Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. 44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; 45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. 46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? 47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? 48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.

MATEO 5:43-48


Amada iglesia no debemos ser ingenuos ni sentimentales a la hora de obrar como cristianos, sino mas bien ESPIRITUALES; obrando por LA PALABRA DE DIOS Y LA GUIA DEL ESPÍRITU SANTO; sabiendo que TODO LO QUE HAGAMOS, ya como hijos e hijas de Dios, debe ser principalmente para LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS; empezando por la nuestra, la de nuestra familia, y terminando por toda alma en la tierra que Dios nos ponga delante, de alguna manera. Pues todo lo demás viene POR AÑADIDURA (MATEO 6:33).

Mis amados hermanos, a toda persona que nos ofenda o haya ofendido en alguna manera, sea del grado que sea la ofensa, la debemos PERDONAR; debemos PERDONAR SIEMPRE Y A TODOS.

Sin embargo PERDONAR no significa compartir lo que no puedo compartir; pues uno en cumplimiento de este mandamiento, no solamente perdona a aquel que viene arrepentido sinceramente a Dios y a nosotros, que demuestra su arrepentimiento a través de un cambio, como lo es un esfuerzo sincero por cambiar buscando en Dios la fortaleza, sino que también uno perdona a aquellos que no se arrepienten sinceramente, con entendimiento, de lo que han hecho o pensado, y en estos casos PERDONAR NO SIGNIFICA SEGUIR COMPARTIENDO CON AQUELLAS PERSONAS, sino MAS BIEN, como dice la Palabra, TENER MISERICORDIA CON TEMOR; esto es APARTARSE DE AQUEL Y ORAR POR ESA PERSONA A DIOS, pero no compartir LO QUE, como cristiano, ya NO PUEDO COMPARTIR.

Jesucristo vino a salvar a toda alma, y compartía la mesa con pecadores, pero no con pecadores que no se arrepentían, sino con pecadores que reconocían sus fallas y buscaban en Jesús el perdón de sus pecados sinceramente.

Amar implica dar cariño, y afecto demostrado, tal vez con una caricia, o una misericordia. Amar también es decir la Verdad aunque al otro no le guste, para la libertad de su alma. Amar también es disciplinar:

Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar. 4 Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado; 5 y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; 6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. 7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. 9 Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? 10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. 11 Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

HEBREOS 12:3-11

Si nos toca perdonar, soportemos con paciencia al débil, y apartémonos del rebelde, aunque orando por todos, pues nosotros también somos perdonados por Dios muchas veces.
Si nos toca pedir perdón, seamos humildes y sinceros, soportando la disciplina y mirando primero nuestro error, para que seamos libres y no sigamos engañados por nuestra mente.

Y no olvides que todo lo bueno que tengas o vayas a tener, proviene de Dios, desde lo bueno que puedas hacer con tus manos, hasta el amor espiritual que haya en tu corazón; así que desecha todo lo malo de tu vida, buscando crecer cada día mas en obediencia, y dale toda la Gloria a Dios, y no a tu carne.


MIS AMADOS HERMANOS, EL PERFECTO AMOR DE DIOS, QUE DEBE VIVIR DENTRO NUESTRO, EN EL QUE OBRA EL PERDÓN, LA PACIENCIA, EL GOZO, Y TODO FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO, ES EL QUE NOS DA LA FELICIDAD, LA PAZ EN MEDIO DE LAS TORMENTAS, Y LA SALVACIÓN DE NUESTRAS ALMAS.

VIVE EN EL PERFECTO AMOR Y PERDÓN DEL ESPÍRITU DE DIOS, Y NO TE DEJES LLEVAR POR EL ENGAÑO DE LOS SENTIMIENTOS DEL CORAZÓN Y PENSAMIENTOS DE LA MENTE.


VIVE POR FE, PORQUE DIOS ES VERAZ. ¡ALELUYA!



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM