Translate

sábado, 17 de mayo de 2014

LOS NIÑOS FLUCTUANTES SON ENGAÑADOS

14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

EFESIOS 4:14-16


Todos los días en el Camino del Señor somos sorprendidos; no solo por las maravillosas obras de Dios, las cuales manifiestan su gran Amor y Misericordia, si no también por las artimañas que usa satanás para convencer a los inconstantes e ignorantes de alejarse del verdadero Camino del Dios Altísimo.

Una de las cosas que los demonios le dicen al oído a aquellos que tienen su corazón predispuesto a escucharlo es, por ejemplo, “ese Pastor cuando vos dejas de ir a la iglesia te maldice”; y hasta ahora pude comprender a que se referían cuando decían esto, pues un verdadero siervo de Dios nunca maldice a los hermanos. Pero ellos en su desconocimiento de la Palabra de Dios escrita en la Santa Biblia, toman las advertencias acerca de las consecuencias de dejar de congregar, como una maldición; no comprendiendo que es el mismo Dios quien nos advierte sobre este tema.

24 Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Volveré a mi casa de donde salí. 25 Y cuando llega, la halla barrida y adornada. 26 Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero.

LUCAS 11:24-26

24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.
HEBREOS 10:24-25

Mis amados hermanos, es necesario conocer la Palabra de Dios, escudriñar la Biblia, a fin de diferenciar entre una maldición y las consecuencias de las desobediencias, como es el dejar de congregar; pues congregar es un Mandamiento, cuyo no cumplimiento tiene consecuencias sobre nuestras vidas y las de los que nos rodean, que dependen de nuestras oraciones y nuestra comunión con Dios.

Somos una familia, la cual Dios desea que nos reunamos seguido para alabarle y adorarle y fortalecernos en Su Palabra, orando los unos por los otros. El Evangelio no es a mi manera, en mi casa, Yo y Dios; no mi hermano, así no lo estableció nuestro Padre Celestial; ÉL estableció que nos reunamos y peleemos todos unidos la batalla contra el enemigo; así como un padre terrenal anhela ver a sus hijos juntos compartiendo las cosas y ayudándose unos a otros; de esa misma forma nuestro Padre nos quiere juntos, orando los unos por los otros; entendiendo que somos una familia, no formada según la carne y la sangre, si no según el Espíritu Santo que nos une y nos sella como Hijos del Dios Altísimo, pertenecientes a la Familia de Cristo y como tales debemos comportarnos. Dios dice “todos los hermanos juntos y en armonía”.

1 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía! 2 Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; 3 Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.

SALMO 133:1-3

Un cuerpo unido se edifica mutuamente, ayudándose en amor, sabiendo que Cristo es la cabeza y que todo pensamiento debe ser cautivo al pensamiento de Cristo, ya no somos como niños fluctuantes que piensan por sí mismos y son llevados por satanás adonde él quiere; somos ovejas maduras y entendidas de que debemos sujetarnos a la cabeza que es Cristo, quien nos gobierna por medio de la Verdad, que es la Palabra escrita que nos dejó; la cual nos es enseñada por los pastores que puso para guiarnos a pastos tiernos; a quienes debemos escuchar, y no a los lobos rapaces disfrazados de ovejas, que solo nos llevan a rebeldía, dolor y sufrimientos.

RECUERDA AMADA IGLESIA, APRENDE A DISCERNIR ENTRE MALDICIONES QUE TE HACEN Y LAS QUE TÚ MISMO SUFRES COMO CONSECUENCIAS DE TUS REBELIONES HACIA LA VOLUNTAD DE DIOS. LEA DEUTERONOMIO CAPÍTULO 28, DONDE CLARAMENTE VEMOS QUE A LOS OBEDIENTES LAS BENDICIONES NOS ALCANZAN SOLAS SIN QUE LAS BUSQUEMOS Y A LOS DESOBEDIENTES TAMBIÉN LAS MALDICIONES LES ALCANZAN.

DIOS NOS AMA. PERO APRENDE A NO CULPAR A OTROS DE LOS PADECIMIENTOS QUE SUFRES POR CAUSA DE TÍ MISMO, POR NO OBEDECER A LOS MANDAMIENTOS DE DIOS.

LA GRACIA DEL SEÑOR SEA CON TODOS NOSOTROS AMADA IGLESIA. PAZ.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM