Translate

lunes, 5 de mayo de 2014

LA PAZ DE DIOS GOBIERNE VUESTROS CORAZONES

Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

COLOSENSES 3:15


Amada iglesia de Jesucristo, el Señor nos recuerda que el vivir en Dios, no es vivir conforme a lo que sentimos, ni a lo que pensamos, sino a lo que creemos; sabiendo en Quien estamos creyendo, en Él Único, verdadero Dios, Todopoderoso, Quien hizo los cielos y la tierra, y todo lo que hay en ellos, quien no miente, ni jamás fue vencido.

Dice la Palabra que Dios nos dio “dominio propio”, para que seamos nosotros, nuestro espíritu, quien gobierne nuestro cuerpo y emociones, y no justamente nuestros sentimientos, los cuales son para destrucción, pues en ellos no obra el Amor de Dios; pues el Amor de Dios es espiritual y verdadero, mas los sentimientos son de la carne, del corazón, y este es engañoso y perverso. (JEREMÍAS 17:9-10)

Amado hermano, no es la paz de “ver todo bien” la que debe gobernar nuestro corazón, sino LA PAZ DE CREER QUE DIOS TIENE TODO BAJO SU CONTROL, veamos lo que veamos. Pero no se confunda, amado lector, si bien Dios tiene todo bajo su control, los que serán guardados de todo mal y obtendrán la victoria siempre, son aquellos que aceptaron a Jesucristo como su Señor y Salvador, y se esfuerzan por hacer Su Voluntad, todos los días, obedeciendo a todos los mandamientos de Dios.

Si de todo corazón has decidido seguir a Jesucristo y te esfuerzas por hacer Su Voluntad, Él te guardará siempre y vencerás en toda batalla, aunque deberás batallar y pasar por momentos difíciles, pero serán para victoria así como lo fue el sacrificio de Cristo. Mas aquellos que solo buscan de Dios por interés, pero luego no comprenden que Él es el Único Camino de Vida y Vida Eterna, recibirán la bendición de Dios pero no lograrán permanecer para preservación de la Salvación de su alma.

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 6El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. 7Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 8En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. 9Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. 10Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. 11Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.

JUAN 15:5-11

Pero recuerda: Jesucristo necesita tu esfuerzo, porque el sacrificio ya lo hizo Él.

...solamente que te esfuerces y seas valiente.

JOSUÉ 1:18b

Sin obras no hay Fe, y sin Fe es imposible agradar a Dios; por lo tanto seamos agradecidos para con nuestro Dios creyendo en Él, en Su Palabra, y no dudemos, pues nuestra justicia proviene de creer a lo que Dios nos dice. Siendo:

Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 23 Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. 24 Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. 25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.

SANTIAGO 1:22-25

SI TU TE ESFUERZAS EN HACER SU VOLUNTAD, NO DUDES QUE ÉL ESTÁ CONTIGO, QUE TE PERDONA Y QUE TE DARÁ LA FORTALEZA Y TE ABRIRÁ LAS PUERTAS DE LA VICTORIA.

LA PAZ DEL SEÑOR GOBIERNE TU CORAZÓN, AUN EN LAS PEORES CIRCUNSTANCIAS.

SI HAS DESECHADO TODA REBELDÍA DE TU VIDA, TEN POR SEGURO QUE EL SEÑOR NO TE DEJARÁ, NI TE DESAMPARARÁ.


CREE SOLO A DIOS; PUES ESA ES LA MEJOR FORMA DE SER AGRADECIDO.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR