Translate

jueves, 22 de mayo de 2014

¿CÓMO CONQUISTAR Y VENCER A LOS GIGANTES?

1Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 2Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 3Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie.

JOSUÉ 1:1-3


Amada Iglesia, ¿cuántas veces habremos leído muchos de nosotros la historia de Josué, y cuántas veces habremos deseado ser tan valientes como él? Mis amados hermanos, es de imitar la valentía de Josué al emprender la conquista de la Tierra Prometida; pero su valentía tenía un fundamento y esto es lo que todo cristiano que desea conquistar imposibles necesita en su corazón y es la “CONFIANZA EN DIOS”.

5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

JOSUÉ 1:5

9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

JOSUÉ 1:9

Lo primero que no debemos olvidar es que nuestro DIOS ES MAS GRANDE que cualquier gigante que se nos enfrente. Josué tenía bien claro que mayor es el Dios que estaba con ellos que los gigantes que le esperaban delante.

6 Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos, 7 y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. 8 Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel. 9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis. 10 Entonces toda la multitud habló de apedrearlos.

NÚMEROS 14:6-10

Si Usted va a enfrentar a los gigantes creyendo que Usted pelea contra ellos, es natural que se sienta vencido antes de emprender la batalla; pero si comprende que quien pelea por Usted es nuestro Señor Jesucristo y enfrenta a los gigantes en SU NOMBRE, estos ya están vencidos antes de enfrentarlos.

Segundo hermanos amados, es fundamental la OBEDIENCIA INCONDICIONAL a Dios si queremos vencer a los gigantes y conquistar la Tierra Prometida. Recordemos la conquista de Jericó (Josué capítulo 6), que fue lograda por la obediencia absoluta de Josué a las indicaciones dadas por nuestro Padre Celestial; si Josué y el pueblo no hubiesen obedecido a Dios hasta el mas mínimo detalle, los muros de Jericó no se habrían derribado.

17 De la manera que obedecimos a Moisés en todas las cosas, así te obedeceremos a ti; solamente que Jehová tu Dios esté contigo, como estuvo con Moisés. 18 Cualquiera que fuere rebelde a tu mandamiento, y no obedeciere a tus palabras en todas las cosas que le mandes, que muera; solamente que te esfuerces y seas valiente.

JOSUÉ 1:17-18

Hermanos amados, estas dos cosas son fundamentales para vencer a los gigantes que se levantan en nuestras vidas, incluyendo a los que están dentro nuestro, que pueden ser el vicio, la vanidad, la soberbia, la enfermedad, los deseos de los ojos, el amor al dinero y todo aquello que hace a nuestro Yo que es contrario a ÉL, pues no hay comunión entre la carne y el Espíritu. LA OBEDIENCIA INCONDICIONAL Y LA CONFIANZA (FE) ABSOLUTA EN DIOS te harán un vencedor, un derribador de gigantes, un conquistador de la tierra prometida para ti y te asegurarán la entrada al Reino de los Cielos.

7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

JOSUÉ 1:7-8

AMADA IGLESIA, SIEMPRE ES NECESARIO OBEDECER A DIOS, NO HAY VICTORIA SIN OBEDIENCIA, ASÍ LO DETERMINÓ NUESTRO PADRE CELESTIAL; PUES ES ÉL QUIEN DA VICTORIA A SUS HIJOS. DIOS NOS AMA, ÁMALO TU A ÉL.


EN LA OBEDIENCIA ESTÁ LA BENDICIÓN DE LOS VALIENTES.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

 “Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

 Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación. 



 MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM