Translate

jueves, 24 de abril de 2014

QUE PADEZCA EL CUERPO PERO QUE EL ALMA NO SE PIERDA

Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. 4 En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo, 5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.
1 CORINTIOS 5:3-5


Amada iglesia, existe algo, que en estos últimos tiempos se ha tomado como natural y común, y que no debe ser así; muchas veces vemos “hermanos” en Cristo, y aun “pastores” que padecen grandes enfermedades; enfermedades que no debería padecer un hijo de Dios verdadero, obediente; conociendo que la Palabra dice que Cristo se llevó TODAS LAS ENFERMEDADES A LA CRUZ DEL CALVARIO.

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
ISAÍAS 53:4-5

Si bien existen descuidos que todo cristiano puede llegar a tener y por donde el enemigo puede entrar para enfermar nuestro cuerpo, como lo puede ser un resfrío por no abrigarse bien; pero básicamente la enfermedad viene por el pecado. Siendo que todos hemos cometido pecado, no podemos decir que esto no fuese así; y cuando nos convertimos a Cristo Dios nos sana; pero, si nos descuidamos, no crecemos, y permanecen en nosotros rebeldías de la vieja persona, teniendo pecados ocultos, o cosas de las cuales no nos hemos arrepentido sinceramente, o no hemos perdonado, la enfermedad puede entrar y entrará a nuestras vidas; pues todas estas cosas son puertas abiertas para que el diablo pueda hacernos daño.

Y sucedió que le trajeron un paralítico, tendido sobre una cama; y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados. 3Entonces algunos de los escribas decían dentro de sí: Este blasfema. 4Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? 5Porque, ¿qué es más fácil, decir: Los pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda?
MATEO 9:2-5

Muchas veces como en el pasaje de hoy, existen “hermanos” que persisten en sus rebeldías y pecados, y por está razón, como el Espíritu Santo nos enseñó a través del Apóstol Pablo, Dios muchas veces permite que el diablo haga daño a nuestro cuerpo, a fin de que nos sea ocasión de arrepentimiento y perdón para que nuestra alma no se pierda; pues mas vale padecer en el cuerpo mientras estamos en esta vida, que nuestra alma sea echada en el infierno, donde el sufrimiento es infinitamente mayor y eterno.

Por eso cuando Dios habla a través de sus siervos, a través de su Palabra, y de quien Él quiera, debemos estar siempre mas preparados para escuchar que para hablar, porque aunque las palabras puedan parecernos duras, no son maldiciones, sino que son advertencias o castigos de nuestro Dios, a fin de que nos arrepintamos y no perdamos la Salvación de nuestras almas.

Existen personas que justo antes de morir se arrepienten, y si bien perdieron muchas bendiciones en esta vida por sus rebeldías, y padecieron en sus cuerpos las consecuencias, el alma, que es lo mas importante se salvó por misericordia de Dios.

Y al venir los que habían ido cerca de la hora undécima, recibieron cada uno un denario. 10 Al venir también los primeros, pensaron que habían de recibir más; pero también ellos recibieron cada uno un denario. 11 Y al recibirlo, murmuraban contra el padre de familia, 12 diciendo: Estos postreros han trabajado una sola hora, y los has hecho iguales a nosotros, que hemos soportado la carga y el calor del día. 13 Él, respondiendo, dijo a uno de ellos: Amigo, no te hago agravio; ¿no conviniste conmigo en un denario? 14 Toma lo que es tuyo, y vete; pero quiero dar a este postrero, como a ti. 15 ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno? 16 Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.

MATEO 20:9-16

Existen también almas que una y otra vez Dios les da oportunidad de arrepentimiento, pero ni aun en el lecho de muerte, ni siquiera en el último hálito de vida, se arrepienten.

Y por supuesto otras muchas almas que aprenden del castigo de Dios, sabiendo que la Palabra dice:

y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; 6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. 7Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. 9Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? 10Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. 11Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

HEBREOS 12:5-11

SI BIEN LA PALABRA DE DIOS TAMBIÉN NOS ENSEÑA QUE EXISTEN ENFERMEDADES QUE SON USADAS PARA QUE DIOS SE GLORIFIQUE, LO QUE AQUÍ DEBEMOS TENER PRESENTE ES QUE DEBEMOS EXAMINARNOS TODOS LOS DÍAS PARA VER SI ESTAMOS BIEN DELANTE DEL SEÑOR; PORQUE UNA COSA ES UNA PRUEBA DE DIOS PARA GLORIFICARSE, Y OTRA MUY DIFERENTE LA CUAL ES MAS COMÚN EN TODA PERSONA DEL MUNDO Y DENTRO DE LA IGLESIA, SON LAS REBELDÍAS Y LAS CONSECUENCIAS DE NO APARTARNOS COMPLETAMENTE DE ELLAS.

Es necesario que estemos atentos a aquellos que padecen para socorrerlos; si usted es siervo de Dios, Él le dará la sabiduría necesaria para hacerle ver a aquella persona, si es que quiere, en donde está el error o cual es la causa del padecimiento para que sea subsanada o corregida.
Pero muchos no desean, al menos por el momento, abrir los ojos y corregir sus errores sino que continúan en sus rebeldías. Por eso jamás debemos confundir lo que la Palabra de Dios dice; pues Jesús se juntaba con pecadores, pero con pecadores que buscaban arrepentimiento y Salvación, y no con pecadores o “hermanos” rebeldes que no desean arrepentirse, sino que quieren seguir viviendo en rebeldía y engaño.

AMADA IGLESIA, RECUERDE QUE AUN LA FALTA DE FE ES PECADO; LA FALTA DE PERDÓN ES PECADO; LA REBELDÍA ES PECADO; TODA DESOBEDIENCIA ES PECADO. DEL CUAL DEBEMOS APARTARNOS.

AMADA HERMANO, AMADA HERMANA, HAS LO QUE LA BIBLIA DICE: PERDONA TODO, ESTÁ ATENTO A LA NECESIDAD DE TU HERMANO, APÁRTATE DE AQUEL QUE NO QUIERE ARREPENTIRSE, MAS AUN LLAMÁNDOSE “HERMANO”; PERO ORA POR TODOS, Y ENTIENDE QUE TODAS LAS COSAS QUE DIOS PERMITE TIENEN SU RAZÓN DE SER; MAS AUN EN SUS HIJOS; PUES QUIENES NO LE HAN ACEPTADO COMO PADRE NO PUEDEN SER TRATADOS NI CUIDADOS COMO HIJOS DE DIOS; MAS LOS QUE LE ACEPTARON COMO PADRE, DEBEN RECIBIR SU CORRECCIÓN, SU DISCIPLINA, Y SU CASTIGO, ASI COMO SU CONSUELO, PORQUE TODO ESTO ES AMOR DE DIOS PARA SALVACIÓN.

¿QUE ESPERAS PARA ARREPENTIRTE SINCERAMENTE Y PONERTE A CUENTAS CON DIOS?
ÉL SIEMPRE ESTÁ DISPUESTO A PERDONAR, PERO TÚ ¿ESTÁS DISPUESTO A DEJAR TODAS TUS REBELDÍAS? O ¿SEGUIRAS VIVIENDO EL EVANGELIO DE CRISTO COMO A TI TE PARECE Y NO COMO DIOS TE LO ORDENA?

EXAMÍNATE A LA LUZ DE LA PALABRA; PIDE A DIOS PERDÓN EN ORACIÓN; ESCUCHA SU VOZ HOY Y ARREPIÉNTETE DE TODO CORAZÓN PARA QUE PUEDAS SER SANO Y SALVO.


DIOS NO TE HIZO PARA QUE VIVAS EN ENFERMEDAD SINO QUE TE HIZO SU HIJO PARA QUE SEAS LIBRE, SANO Y SALVO. ALELUYA!



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



 MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR