Translate

miércoles, 16 de abril de 2014

DEJA BENDICIÓN PARA TU DESCENDENCIA

Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham. hijo de Enós, hijo de Set, hijo de Adán, hijo de Dios.

MATEO 1:1 y LUCAS 3:38


Amada iglesia si usted lee con atención la Palabra de Dios verá como la obediencia o desobediencia de una persona resultaba y resulta de manera determinante para toda su descendencia.

Como lo somos todos nosotros, hijos de Abraham en la Fe y benditos en su simiente, o sea en Cristo Jesús. Tenemos el ejemplo de Joab, quien por sus malas obras dejó una maldición de enfermedad para sus descendientes para siempre.

27Y cuando Abner volvió a Hebrón, Joab lo llevó aparte en medio de la puerta para hablar con él en secreto; y allí, en venganza de la muerte de Asael su hermano, le hirió por la quinta costilla, y murió. 28Cuando David supo después esto, dijo: Inocente soy yo y mi reino, delante de Jehová, para siempre, de la sangre de Abner hijo de Ner. 29Caiga sobre la cabeza de Joab, y sobre toda la casa de su padre; que nunca falte de la casa de Joab quien padezca flujo, ni leproso, ni quien ande con báculo, ni quien muera a espada, ni quien tenga falta de pan.

2 SAMUEL 3:27-29

El mayor ejemplo de maldición para la descendencia, fue la desobediencia de Adán y Eva que afectó a toda la humanidad; pero así también, como dice la Palabra, la obediencia de un solo hombre, trajo la mayor bendición, que es la Salvación para todos (si es que creen en Él).

Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. 19Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.

ROMANOS 5:18-19

Por esto mis amados hermanos todo mensaje de la Palabra de Dios se resume en el AMOR, PRIMERAMENTE A DIOS, Y A NUESTRO PRÓJIMO, AUN AL ENEMIGO.

OBEDECIENDO A DIOS SOMOS BENDECIDOS NOSOTROS, DEJAMOS BENDICIÓN A NUESTRA DESCENDENCIA, A TODOS LOS QUE NOS RODEAN, Y AUN DONDE PISEN LAS PLANTAS DE NUESTROS PIES O HASTA DONDE LLEGUEN CON LA TECNOLOGÍA DE HOY, NUESTRAS ORACIONES.

A VECES NOS CONFUNDIMOS Y CREEMOS QUE LO MEJOR QUE PODEMOS DEJARLES A NUESTROS HIJOS ES DINERO, COSAS MATERIALES, UNA CARRERA UNIVERSITARIA O ALGUNA COSA DE ESTE MUNDO. SIN EMBARGO LA ÚNICA Y VERDADERA BENDICIÓN ES AQUELLA QUE TRAE CONSIGO TODAS LAS DEMÁS, Y QUE ES “UNA BIBLIA” Y EL CONOCIMIENTO DE LA VOLUNTAD DE DIOS, PARA SALVACIÓN A TRAVÉS DE LA IGLESIA Y LOS SIERVOS DE DIOS.

Si usted vive una vida cristiana, ese ejemplo quedará en sus hijos y para toda su descendencia y nada lo podrá borrar de sus mentes. Por eso es necesario no vivir una vida cristiana a medias, sino completa; ordenándonos, poniendo a los hijos antes que al trabajo, sabiendo que Dios suplirá toda necesidad que os falte; poniendo la iglesia antes que la escuela, para que lo demás venga por añadidura, y el alma esté mas alimentada que nuestro estómago y nuestra vanidad; y dejando toda costumbre del pasado para dar lugar al AMOR DE DIOS EN TODA NUESTRA MANERA DE VIVIR.

Un ejemplo de cuando se hace esto, es todos aquellos jóvenes que andan perdidos en la drogadicción, resentidos de la vida, en donde muchos de ellos no tienen quien haya buscado de Dios por ellos; pues muchos de sus padres están ocupándose mas de que no les falte el dinero, en vez de buscar de Dios para que su hijo salga de ese estado, y sea libre de ese dolor en el corazón, sea de la falta de padre o madre, sea de algún mal momento en su infancia, o aún de los problemas dentro de las casas, los cuales hacen buscar a los chicos la paz en “otro lado”.

Aun darle la enseñanza de una carrera universitaria a un hijo, y no darle la enseñanza del Camino de Dios, es una terrible atadura comparable a la drogadicción; pues si bien tienen una vida diferente a estos jóvenes, el dinero, la “vida fácil”, y la vanidad del estudio, los lleva a no querer saber nada del Camino de Dios; y mucho mas en las mujeres, pues Dios creó la mujer para que edifique su casa y no la casa del “patrón”, lo cual trae muchos problemas luego, tanto de pareja, como de niños abandonados y sin guía, con dinero, pero SIN AMOR.

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

MATEO 6:33

AMADA IGLESIA, AMADOS PADRES, AMADOS HIJOS, AMADOS HERMANOS, LA PALABRA DE DIOS NOS GUIA PARA QUE TODAS LAS COSAS NOS SALGAN BIEN. DEJATE GUIAR POR DIOS Y NO POR LA CORRIENTE DE LA SOCIEDAD DE ESTE MUNDO. DEJA UNA BUENA HERENCIA A TUS HIJOS, A TU DESCENDENCIA; DEJA LA ENSEÑANZA DEL CAMINO DE DIOS PARA SALVACIÓN, Y UN BUEN EJEMPLO EN TÍ.


DIOS TE GUIE Y FORTALEZCA.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR