Translate

jueves, 13 de marzo de 2014

SOPORTA LA DISCIPLINA

Porque el Señor al que ama, disciplina,
Y azota a todo el que recibe por hijo.
7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. 9 Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? 10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. 11 Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

HEBREOS 12:6-11


Amada iglesia, vea que aquí dice que todos debemos ser parte de la disciplina del Señor para ser llamados hijos de Dios; pues el Padre que ama a su hijo, desde temprano lo corrige. Todos debemos ser partícipes de la disciplina porque todos fallamos y tenemos debilidades, y la corrección del Señor nos ayuda en nuestra debilidad para que no caigamos en error, o para que salgamos de el, y en error que nos lleve a perdición eterna.

Aquí nos recuerda el Espíritu Santo que en otro tiempo éramos disciplinados por nuestros padres terrenales y los venerábamos; sin embargo hoy en día hay muy pocos padres que disciplinan a sus hijos en amor y sujeción, y muy pocos hijos que agradecen a sus padres la corrección. Por esto cuando llegan a la iglesia, se les hace muy difícil obedecer al Pastor, y mucho mas a Dios directamente; porque no fueron criados en obediencia.

A nuestra carne no le gusta ser corregida, es aquí donde por ejemplo podemos aplicar el pasaje que dice: Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. (ROMANOS 12:1); porque nuestra carne debe morir al deseo de hacer lo que le gusta para hacer lo que Dios manda, sin cuestionar, porque esto nos dará vida eterna.

Es allí donde el verdadero cristiano, el hijo de Dios que se alimenta de Su Palabra, de la Biblia, y de toda Palabra que sale de la boca de Dios, sale victorioso en esta batalla contra la rebeldía de nuestra carne; pues las personas del mundo se afligen por los problemas de la vida, mas nosotros ponemos todos nuestros problemas en las manos de Dios, y a veces si nos afligimos pero porque nos esforzamos por vencer nuestra carne de pecado, y es nuestra carne la que se aflige, pero nuestro espíritu se fortalece en el Espíritu de Dios. Por esto es necesario el quebrantamiento delante de la Presencia de Dios, en oración, en arrepentimiento, reconociendo nuestras debilidades y rebeldías, para que así el Señor nos limpie y nos de la fortaleza para vencer, y escalar cada día mas peldaños. También pedir perdón y agradecer a nuestros padres y a nuestros pastores por la corrección que nos dieron y nos dan, la cual antes no apreciamos porque nos dolió, en nuestra carne que nos corrijan, aun siendo cristianos, pero que luego vemos, si obedecimos a la corrección, y a la disciplina del Señor, fue para fruto apacible de justicia, para que SEAMOS EDIFICADOS PARA SALVACIÓN.

Por último, amado y amada de Dios, vea que el versículo de hoy termina diciendo: “a los que en ella son ejercitados”, en la disciplina; no pierda su tiempo en cosas de esta vida que no aprovecha o en ejercitar demasiado su cuerpo, o su mente en demasiado conocimiento terrenal, pues para poco le aprovechará dice la Palabra, mas el ejercitarse en la piedad mediante la disciplina para todo aprovecha dice la Palabra.

Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido. 7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad; 8 porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.
1 TIMOTEO 4:6-8

De hecho que el solo hecho de ejercitarte en las cosas del Espíritu tampoco te dejará estar perezoso en el cuerpo, pues deberás estar preparado para pensar mas en el otro que en la pereza de tu cuerpo, listo para ir donde el Señor mande y haya necesidad.

Y si jamás has sido disciplinado o corregido, agradece hoy, recibe este mensaje del Señor como una exhortación a la obediencia, para que puedan llegar a tu vida todas las bendiciones de Dios; pues DIOS TE AMA Y TE QUIERE BENDECIR.

AMADA IGLESIA, AGRADEZCA LA DISCIPLINA Y EJERCÍTESE EN ELLA, PARA EDIFICARSE PARA SALVACIÓN DE SU ALMA; RECUERDE QUE MAS VALE LA ETERNIDAD CON EL SEÑOR QUE CUALQUIER COSA DE ESTA VIDA PASAJERA; Y AUNQUE EL SEÑOR EN SU MISERICORDIA LE PERDONE Y ALCANCE SALVACIÓN (aunque Dios no puede ser burlado por nadie), SI NO RENUNCIA A TODAS SUS REBELDÍAS, POR MAS PEQUEÑAS QUE LE PAREZCAN, AMANDO LA CORRECCIÓN Y LA DISCIPLINA, PERDERÁ MUCHAS PRECIOSAS BENDICIONES QUE EL SEÑOR TIENE PREPARADAS PARA SU VIDA, Y PARA LOS QUE LE RODEAN.


SOPORTA LA DISCIPLINA, Y RECIBIRÁS FRUTO APACIBLE DE JUSTICIA



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR