Translate

martes, 25 de marzo de 2014

¿QUÉ ES LO PRIMERO EN TU VIDA?

Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. 18 Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; 19 el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal. 20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; 21 el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

FILIPENSES 3:17-21


Te has preguntado alguna vez ¿qué es lo mas importante para ti?. Tal vez la respuesta inmediata de mucha gente mundana con cierto grado de sensatez sea: mi familia, mis hijos, la salud, la seguridad; cosas así, las cuales son realmente importantes. Un cristiano, un hijo de Dios, con conocimiento de la Palabra de Dios diría sin dudar: DIOS ES LO PRIMERO EN MI VIDA, pues si pongo a Dios primero estoy realmente trayendo la bendición sobre mi familia, hijos, la paz a mi hogar, y todo lo que pueda anhelar mi corazón; ya que todo lo que uno tiene, desde los hijos hasta lo mas trivial, provienen de Dios, y sin Él nada tendríamos. Pues Dios es el dador de la vida y el Creador de todo lo que se ve y lo que no se ve.

Sin embargo lo primero en mi vida no es lo que yo digo que es, sino lo que demuestro con mis hechos que es. Quiero decir que para decir que algo o alguien es lo mas importante para mi debo demostrarlo con mis hechos.

Si digo que Dios es lo primero en mi vida, debo DEMOSTRARLO CON MI OBEDIENCIA A SUS MANDAMIENTOS; pues no puedo decir que amo a Dios y que lo pongo primero si no me esfuerzo por agradarle en todo lo que hago. También si digo que amo a Dios y al Señor Jesucristo, debo amar el sacrificio que Él hizo para que podamos ser salvos; ¿de qué manera?, CUIDANDO ESA SALVACIÓN QUE ÉL COMPRÓ CON SU SANGRE, CONSERVÁNDOLA MEDIANTE NUESTRA OBEDIENCIA. Porque la Palabra dice:

Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. 8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9 y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación PARA TODOS LOS QUE LE OBEDECEN; 10 y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.
HEBREOS 5:7-10

Si digo que amo a Dios debo amar a mi hermano, y aun a mis enemigos; buscando la Salvación de sus almas; empezando por casa.

Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. 20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? 21 Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.

1 JUAN 4:19-21

Y por supuesto nunca diga que ama a Dios sino empieza primero por obedecer a sus padres y a sus pastores, honrándolos, pues en ellos está Dios para guiarlos. Y si no tienes una buena guía ora a Dios por una, para que no andes como oveja sin Pastor; no sea cómodo ni se deje gobernar por la costumbre, engañándose a si mismo.

Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.
HEBREOS 13:17

Es cierto también que muchos, o que todos, llegamos al camino de Dios por una necesidad, un momento difícil, un problema, una enfermedad, o buscando liberación o algún milagro; pero que luego muchos no entienden que mas allá de buscar o de haber recibido lo que necesitábamos, una vez habiendo conocido lo que dice la Palabra de Dios, lo primero que debe estar en nuestras vidas es EL ESFORZARME POR CUIDAR LA SALVACIÓN DE MI ALMA, OBEDECIENDO A TODOS LOS MANDAMIENTOS DE DIOS, SIN CUESTIONAR; YA QUE LOS MANDAMIENTOS DE DIOS SON VIDA (JUAN 12:50).

Si no entiendo esto, pronto estaré nuevamente alejado del Camino de Dios, y peor que antes, con siete demonios peores.

También es cierto que llegamos al Camino de Dios buscando ese amor que no encontramos en el mundo, que nos presten atención, queriendo que nos amen, que nos traten mejor, obtener la paz, y demás cosas que nuestra carne desea para tener paz. Sin embargo si bien es justo el anhelar todas estas cosas, NUESTRO SEÑOR JESÚS NOS DIJO QUE: MAS BIENAVENTURADO ES DAR QUE RECIBIR (HECHOS 20:35). Por lo tanto si creemos en las palabras de nuestro Señor, y no dudamos, a pesar de que sea agobiante vivir en continuos padecimientos, seguiremos dando sin esperar recibir, devolviendo con bien el mal, y venciendo con la Fe toda obra del maligno (ROMANOS 12:14-21); pero ya no por vanidad y cuenta propia, como cuando no conocíamos a Dios, sino como para Dios, sabiendo que sin Él nada podríamos hacer, y que la Salvación proviene de Jesucristo, y de su gracia, no de nuestras obras; aunque las obras, hechas en Cristo, reflejan nuestra conversión y nuestra vida conforme a los mandamientos de Dios, una vida conforme al Espíritu.

Nuevamente te hago esta pregunta: ¿QUÉ ES LO PRIMERO PARA TÍ? ¡DEMUÉSTRALO CON TUS HECHOS!.

DEMUESTRA QUE AMAS A TU PADRE CELESTIAL, OBEDECIENDO TODOS SUS MANDAMIENTOS, SIN CUESTIONAR; PUES ASÍ DEMOSTRARÁS TU FE EN ÉL, QUE CREES EN SU SALVACIÓN Y QUE LA CUIDAS, NO DESPRECIANDO ASI TU ALMA Y EL SACRIFICIO QUE CRISTO HIZO POR TÍ, Y POR MI.

Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
FILIPENSES 2:12-13

LO MAS IMPORTANTE PARA MI ES AMAR A DIOS POR SOBRE TODAS LAS COSAS Y A MI PRÓJIMO COMO A MI MISMO.

LO MAS IMPORTANTE PARA MI ES LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS, Y TODO LO QUE A ELLO AYUDE.

ESFORCÉMONOS POR DEMOSTRARLO CON NUESTROS HECHOS. ¡AYÚDANOS AMADO SEÑOR JESUCRISTO!.

DIOS TE BENDIGA AMADO Y AMADA DE DIOS.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR