Translate

martes, 18 de marzo de 2014

LA SABIDURÍA QUE VIENE DE DIOS

2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.
5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. 6 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. 7 No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. 8 El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.

SANTIAGO 1:2-8


Amados hermanos, la Palabra del Señor nos anima y nos exhorta en este día a que no olvidemos que debemos estar agradecidos cuando pasamos diversas pruebas. Muchos hoy no pasan pruebas sino consecuencias de sus rebeldías, a otros parece que todo les sale bien, pero porque no son hijos de Dios, y por lo tanto no son disciplinados por Él, sino que directamente se encaminan a la condenación, y están en condenación.

Si sufrimos agravios y pasamos muchas pruebas es porque Dios nos ama y nos está encaminando a Salvación. Ame las pruebas, porque quien no las pasa, no crece, y quien no crece no alcanzará la madurez que se necesita para ser arrebatado en el rapto de la iglesia, como claramente lo dice la Palabra en el Nuevo Testamento.

La prueba produce paciencia y con la paciencia:

Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas.

LUCAS 21:19

Pero tenga la paciencia su obra completa, esto es obrando siempre con Amor, siendo pacientes y amando a los que nos ofenden, haciendo todo como para Dios, VENCIENDO CON EL BIEN EL MAL.

Esta es la verdadera sabiduría, la cual como dice la Palabra debemos pedir a Dios, para abundar en ella; pues las cosas que comúnmente pedimos son añadiduras, y Dios hace que abundemos en los frutos del Espíritu, y en la sabiduría que proviene de Él para que sepamos como manejarnos ante cada situación de nuestras vidas, no con los sentimientos del corazón, sino con el Espíritu, sin apresurarnos sino consultando a Dios y obedeciendo a su mandato, aunque sea lo contrario a lo que nosotros queremos; pues nuestros pensamientos no son Sus pensamientos, y nosotros fallamos, mas Dios es perfecto. OBEDEZCAMOS A SU VOZ.

PERO PIDA CON FE. Esto significa dos cosas que hacen a la verdadera Fe, y son: El pedir sin dudar en nuestros corazones que recibiremos lo que anhelamos, y lo segundo que es mientras esperamos, lo hagamos obedeciendo en todos los mandamientos que Dios nos va enseñando y mostrando día a día, conforme a Su perfecta Voluntad. PUES LA VERDADERA FE INCLUYE OBEDIENCIA A NUESTRO SEÑOR. No dude jamás que recibirá lo que pidió, ni tampoco dude que logrará vencer a su carne, sea cual sea su área de debilidad, para así poder obedecer a todos los Mandamientos de Dios. No crea en lo que ve, sino en lo que usted quiere, conforme Dios le manda. Y TODO SIN SALIRSE JAMÁS DE LO ESTABLECIDO POR DIOS.

El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. Amado y amada de Dios, esfuércese por no ser guiado por su ánimo, sino que su ánimo sea gobernado por las promesas y los mandamientos de Dios, los cuales SON VIDA. Aquí está la valentía de los hijos de Dios, en seguir firmes a pesar de lo que sientan o vean, firmes en la Fe de lo que Dios les prometió, si permanecen firmes en su Ley.

SI VE QUE USTED PASA MUCHAS PRUEBAS, Y LOS DEMÁS PARECE QUE VIVEN CÓMODAMENTE, GÓZECE EN QUE DIOS LE AMA Y QUIERE QUE USTED CREZCA PARA ESTAR A LA ALTURA DE UN HIJO Y UN SIERVO DE ÉL, DE UN INSTRUMENTO SANTIFICADO EN SUS MANOS, ÚTIL PARA TODA BUENA OBRA, PREPARADO PARA SU VENIDA.
LA PACIENCIA TIENE GRANDES FRUTOS, Y EL MAYOR DE ELLOS ES NUESTRA ÚNICA META Y ES LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS.


DIOS LE AMA, SIGA FIRME SIN DESMAYAR. ESCUCHE Y CREA, SOLO A DIOS.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR