Translate

martes, 11 de marzo de 2014

DIOS ES EL QUE LIBRA

El justo es librado de la tribulación;
Mas el impío entra en lugar suyo.

PROVERBIOS 11:8


¡GLORIA A DIOS POR ESTA PALABRA!

El mundo cree que la solución a los problemas está en la sabiduría terrenal, en la fuerza humana, en la ciencia y la tecnología, en el creer en uno mismo, y en todo lo que deja fuera a Dios como TODOPODEROSO y dueño de todo lo creado, de la Sabiduría, de la Gloria, de la Honra y el Poder. Aun muchos que conocen del Camino de Dios, se olvidan, y creen que por su propio conocimiento o fuerza serán librados de la tribulación, de los problemas; sin embargo, los humildes hijos del Altísimo entendemos que DIOS NOS LIBRARÁ DE LA TRIBULACIÓN, SI ES QUE LE OBEDECEMOS SIN CUESTIONAR NADA, PERMANECIENDO EN SUS MANDAMIENTOS, PARA SU SOLA GLORIA, DÁNDONOS LA VICTORIA EN TODA BATALLA.

Muchas veces las tribulaciones se tornan grandes y difíciles de soportar; y esto es porque nuestra carne, nuestro orgullo y pensamientos, debe debilitarse para que Cristo se fortalezca en nosotros. Así como en el ayuno, donde la carne da paso a nuestro espíritu y al Espíritu de Dios.

Si somos sinceros la mayoría de nosotros deberíamos reconocer que cuando estamos bien, pasando por momentos de absoluta paz, sin tribulaciones, nos empezamos a olvidar de buscar la comunión con Dios a toda hora, especialmente en la oración. Mas cuando estamos en gran batalla, nos acordamos que tenemos que buscar con perseverancia el rostro de nuestro Señor. Si bien debemos buscar a nuestro Dios por amor y no por interés, nuestro Señor comprende nuestra debilidad, y en su paciencia y misericordia prefiere que pasemos gran tribulación en lugar de que nos apartemos, sin darnos cuenta, poco a poco, de Su Presencia.

De hecho que no es Dios el que nos envía la tribulación sino que las potestades de satanás aprovechan nuestras debilidades, queriendo destruirnos a través de ellas. Y el Señor permite ciertas tribulaciones y tropiezos para que no nos envanezcamos perdiendo así nuestra alma para Salvación.

MAS EL IMPÍO ENTRA EN LUGAR SUYO. Esos impíos que son usados por el enemigo para traernos tribulación y tropiezo, son los que, luego de que pase un tiempo de Gracia y misericordia para ellos, les vendrá la cosecha de sus actos, gran tribulación y juicio de Dios, para todos aquellos que jamás se arrepintieron sino que se gozaron en la injusticia y la rebeldía.

ESTA ES LA HUMILDAD DE LOS HIJOS DE DIOS, QUE DEPENDEMOS DE NUESTRA PADRE, CREADOR DE LOS CIELOS Y DE LA TIERRA, Y NO DE NUESTRA SOBERBIA; DEMOSTRAMOS NUESTRO TEMOR Y AMOR A NUESTRO DIOS CON NUESTRA OBEDIENCIA, PUES ÉL ES AMOR Y FUEGO CONSUMIDOR; PERO DESEA QUE TODOS SE ARREPIENTAN Y SE SALVEN, AUNQUE SABE QUE NO TODOS SE VAN A SALVAR, PORQUE NO TODOS QUIEREN OBEDECER A LA VERDAD; Y NO COMPRENDEN QUE JESUCRISTO NO NOS CONDENA SINO QUE YA ESTABAMOS CONDENADOS POR EL PECADO, Y AHORA POR SU SANGRE PODEMOS SER SALVOS SI CREEMOS EN ÉL.

ESCUDRIÑA LA BIBLIA, BUSCA LA PRESENCIA DE DIOS EN ORACIÓN Y OBEDIENCIA; ALIMÉNTATE DE PALABRA DE DIOS Y NO DE PALABRA DE HOMBRES QUE NADA TIENEN QUE VER CON DIOS.

NO HAY LIBERACIÓN, NO HAY SALVACIÓN, NO HAY VERDAD, NO HAY AMOR, Y NO HAY NADA, FUERA DE DIOS.


NUNCA TE ENVANEZCAS EN TUS PROPIOS RAZONAMIENTOS; PREGUNTA A DIOS TODO, Y BUSCA EN ÉL, EN SU PALABRA, LA LIBERACIÓN EN TODA TRIBULACIÓN; PERMANECE EN ELLO HASTA EL FIN, PARA CONSERVAR LA SALVACIÓN PARA TI Y PARA TODOS LOS QUE TE RODEAN.


Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR