Translate

domingo, 23 de marzo de 2014

¡CAMBIA! NOS DICE EL SEÑOR

5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; 6 cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, 7 en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. 8 Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. 9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, 10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, 11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.
12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. 14 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

COLOSENSES 3:5-14


Muchas veces amada Iglesia hay hermanos que dicen cómodamente “ya Dios me va a cambiar”, y no hacen el mas mínimo esfuerzo por ser como el Altísimo manda en Su Palabra.

Es necesario que prestemos atención a la Santa Palabra de Dios, cuando dice “HACED”, el Señor nos está diciendo que nosotros tenemos que hacer morir lo terrenal, nunca dijo ÉL lo hará. Es nuestra tarea cambiar, esforzarnos por despojarnos de todo lo que hay en nosotros que a nuestro Padre Celestial no le agrada.
¿Cómo haré esto?; en primer lugar lo que necesito es querer cambiar, querer despojarme de lo malo que hay en mi vida; si este deseo está en mi corazón, entonces podré lograrlo; pues en oración y ayuno, congregando y escuchando la Palabra de Dios, lograré que mueran en mí los deseos pecaminosos de la carne para dar lugar a una criatura conforme a la Voluntad del Dios Altísimo.

Mis hermanos amados en los primeros versículos podemos leer con claridad cuales cosas quiere Dios que hagamos morir en nosotros; pues por causa de ellas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia; y si bien en algunas de estas cosas anduvimos muchos de nosotros, como dice el Señor, ya no debemos hacer así, es necesario que cambiemos nuestra forma de ser.

Es preciso despojarnos de la ira, el enojo, la malicia, la blasfemia, los malos deseos, y de todo cuanto a Dios no le agrada; incluso debemos cambiar nuestra forma de hablar. Y hay algo muy importante, es necesario dejar de mentir, pues la mentira es un pecado en el cual muchos están tan sumergidos y que ya se les ha hecho parte de sí mismos; pero esto no debe ser así.

HERMANOS, YA ES TIEMPO DE DESPOJARNOS DEL VIEJO HOMBRE / MUJER CON TODAS SUS MAÑAS, NO ESPERE QUE DIOS LO HAGA; DIOS NOS MANDA A QUE NOSOTROS LO HAGAMOS; PONIENDO PRIMERAMENTE EL DESEO DE HACERLO Y LUEGO BUSCANDO LA COMUNIÓN CON EL ALTÍSIMO EN ORACIÓN Y AYUNOS ES COMO LOGRAREMOS HACER MORIR LO TERRENAL EN NOSOTROS.

Luego mis amados, no es suficiente con hacer morir lo terrenal en nosotros, también es mandato de Dios revestirnos como escogidos suyos; de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia.
¿Y esto cómo lo lograremos?; de la misma forma que hicimos para despojarnos de lo terrenal; primero deseando hacerlo, luego orando, ayunando y congregando. Cuanto mayor comunión tenga yo con Dios, tanto mayor amor habrá en mi corazón; y como el amor es el vínculo perfecto, si logro que el amor de Dios more en mi corazón entonces me será fácil cambiar y obedecer a todos los Mandamientos del Dios Altísimo.

Quien tiene amor en su corazón puede soportar las debilidades del otro, y perdonarlo porque además entiende que él tampoco es perfecto y que el otro también le tendrá que soportar y perdonar muchas cosas. Mis hermanos aún en esto es necesario sembrar para cosechar.

AMADA IGLESIA RECUERDE LO QUE EL SEÑOR NOS ENSEÑA EN ESTE MENSAJE, QUE EL VÍNCULO PERFECTO ES EL AMOR; POR TANTO PROCUREMOS QUE MORE EL AMOR DE DIOS EN ABUNDANCIA EN NUESTRO CORAZÓN, PARA DE ESTA MANERA ESTAR REALMENTE REVESTIDOS COMO ESCOGIDOS DE DIOS.

FINALMENTE AMADO DE DIOS, SI HASTA AQUÍ USTED CREÍA QUE TODO LO TENÍA QUE HACER DIOS, HOY APRENDIÓ QUE NO ES ASÍ, NOSOTROS TAMBIÉN DEBEMOS HACER NUESTRA PARTE; PUES DIOS NUNCA DIJO DESCANSA TRANQUILO QUE TODO LO HARÉ YO O QUÉDATE SIN CAMBIAR QUE IGUAL TE VAS A SALVAR; NO HERMANO, NUNCA LO DIJO, LEA LA BIBLIA Y NO ESCUCHE A LOS “SENSUALES” QUE BUSCAN SER SEGUIDOS Y NO LES IMPORTA LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS.

DIOS HACE LO IMPOSIBLE Y NOSOTROS TENEMOS QUE HACER ESFUERZOS PARA CAMBIAR, COMO YA LO HEMOS EXPLICADO ANTES. DEMUESTRE A DIOS CON HECHOS QUE USTED LE AMA, OBEDECIENDO A SUS MANDAMIENTOS, ESFORZÁNDOSE POR SER UN HIJO OBEDIENTE QUE DESEA REALMENTE HACER LA VOLUNTAD DE SU PADRE.

DIOS NOS BENDIGA Y FORTALEZCA AMADA IGLESIA DEL SEÑOR.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

 “Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR