Translate

martes, 11 de febrero de 2014

UNA CORONA INCORRUPTIBLE: ¡LUCHA POR ELLA!

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 25Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. 26Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.

1 CORINTIOS 9:24-27


Amada iglesia, este mensaje es hermoso y nos recuerda que tan importante es nuestra Salvación, comparándola aquí, el Apóstol Pablo, con las cosas vanas de esta vida.

Dice aquí, y a todos nos consta, que todo deportista para lograr coronarse como “campeón” o ganador, DE TODO SE ABSTIENE; en muchos casos por ejemplo, tienen una dieta muy estricta, horarios rigurosos, esfuerzo y mas esfuerzo, poco tiempo con la familia, esfuerzos económicos y sentimentales, sacrificio diario, sin tiempo para distracción, vacaciones o amistades, si quiera para si mismos, sino que toda su vida ronda en una meta.

AMADO HERMANO, SI TAL ES EL ESFUERZO QUE PERSONAS DEL MUNDO HACEN POR UNA CORONA CORRUPTIBLE, POR ALGO QUE ES PASAJERO, QUE NO TIENE QUE VER CON DIOS NI CON LA SALVACIÓN DEL ALMA, SINO CON EL ORGULLO Y LA VANIDAD DEL HOMBRE, Y MUCHAS VECES EGOÍSTA, pues uno solo se lleva el premio, y muchos otros lloran. Entonces, ¿CUÁNTO MAS NOSOTROS DEBEMOS LUCHAR Y DEJARLO TODO POR CONSEGUIR ESA CORONA INCORRUPTIBLE, QUE ES LA SALVACIÓN DE NUESTRAS ALMAS?

NO ES COMO MUCHOS DICEN: “SALVO SIEMPRE SALVO”, SINO QUE ESA SALVACIÓN POR LA CUAL CRISTO DIO SU SANGRE, DEBEMOS CUIDARLA PERSEVERANDO FIRMES EN LA FE, ESTO ES EN OBEDIENCIA A TODOS LOS MANDAMIENTOS DE NUESTROS DIOS Y SEÑOR, YA QUE ASÍ DEMOSTRAMOS VERDADERAMENTE NUESTRA FE; Y ESTO HASTA EL FIN.

Sino lea, nuevamente, lo que dijo el Apóstol Pablo:

no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.

Y también recuerde:

Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
MATEO 24:13

EL MISMO APÓSTOL PABLO ERA CONCIENTE DE QUE SI NO PERMANECÍA FIRME EN LA OBEDIENCIA A LA FE, POR MAS QUE HUBIESE SIDO MAESTRO PARA MUCHOS, CASI COMO UN PADRE ESPIRITUAL, EL MISMO PODÍA SER ELIMINADO DEL LIBRO DE LA VIDA PARA SALVACIÓN.

PERO ¿DE QUÉ MANERA LOGRARÍA PERMANECER FIRME?

Por medio del Espíritu Santo él dijo:

Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre

¿QUÉ SIGNIFICA ESTO DE “GOLPEAR MI CUERPO Y PONERLO EN SERVIDUMBRE”?

LA PALABRA DE DIOS NOS ENSEÑA QUE NUESTRO CUERPO, NUESTRA CARNE, ES CARNE DE PECADO; Y QUE DIOS ES ESPÍRITU; Y NOS DICE CUALES SON LOS “FRUTOS DE CADA UNO”:

Las obras de la carne y el fruto del Espíritu

16Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 18Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 19Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. 24Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
25Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. 26No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.
GÁLATAS 5:16-26

TODAS ESTAS COSAS, LAS OBRAS DE LA CARNE, PROVIENEN DEL CORAZÓN DEL HOMBRE, DE SUS PROPIAS MENTES, E IMPULSOS DE LA CARNE, LA CUAL DIJIMOS ES CARNE DE PECADO, COMO DICEN LAS SAGRADAS ESCRITURAS:

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.
JEREMÍAS 17:9-10

MAS LOS FRUTOS DEL ESPÍRITU PROVIENEN DE DIOS, PORQUE DIOS ES ESPÍRITU, Y SOLO A TRAVÉS DE SU SANTO ESPÍRITU ES COMO PODEMOS VENCER A NUESTRA CARNE; ¿POR QUÉ ESTO ES ASI?, PORQUE DIOS ES DIOS Y LO DETERMINÓ ASI, PARA QUE NADIE SE GLORÍE DE SI MISMO, SINO QUE CADA UNO BUSQUE DE DIOS PARA ALCANZAR LA BENDICIÓN, PUES TODOS SOMOS HERMANOS, SI ES QUE TENEMOS A DIOS POR PADRE, DEMOSTRÁNDOLO CON NUESTRO COMPORTAMIENTO COMO HIJOS OBEDIENTES. LA MISMA NATURALEZA NOS MUESTRA QUE LOS NIÑOS DEPENDEN CIEN POR CIENTO DE SUS PADRES PARA SOBREVIVIR, PUES SIN GUIA SE PERDERÍAN, Y ASÍ DIOS NOS CREÓ PARA QUE SEAMOS DEPENDIENTES DE ÉL, PARA QUE EN NUESTRA LIBERTAD ELIJAMOS AL PADRE DADOR DE LA VIDA, AL DIOS DE AMOR Y MISERICORDIA, A LA VIDA, Y NO A LA SOBERBIA DE VIVIR ALEJADO DE DIOS EN NUESTROS VANOS Y REBELDES CORAZONES, DE QUERER SER SUPERIORES AL CREADOR, SIENDO CREACIÓN.

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9no por obras, para que nadie se gloríe. 10Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.
EFESIOS 2:8-10

HERMANOS AMADOS, DEBEMOS OBEDECER AL ESPÍRITU Y NO AL CORAZÓN, APRENDIENDO A ESCUCHAR AL ESPÍRITU Y NO A NUESTROS PROPIOS PENSAMIENTOS, Y ESTO POR MEDIO DE BUSCAR LA PRESENCIA DE DIOS CON SINCERO ANHELO Y PERSEVERANCIA.

Recuerde sino cuando por ejemplo usted no quiere mirar con sus ojos algo que sabe que es pecado, y la misma carne le lleva a hacerlo, y usted pelea para poder vencer; como también por ejemplo cuando alguien le corrige en algo y, en su carne, su orgullo, usted se molesta por dentro aunque sabe que mas bien debe agradecer la corrección, amarla como sabio, y batalla dentro de si para que el Espíritu venza y no su carne pecaminosa y rebelde; como cuando usted siente algo en su corazón por alguien, y sabe que en el camino de Dios las cosas no son por sentimiento o pensamiento sino por preguntar a Dios en oración y ayuno, para luego decir a la respuesta de Dios: “SI Y AMÉN”, aunque signifique en hacer algo que no me gusta o no quería; o cuando alguien le falla y usted debe amarlo en lugar de odiarlo, que es lo que primero viene al corazón común (esto no significa compartir, sino mas bien alejarse y orar por esa persona, si tal fuera el caso), y se arrepintiera tal persona, recibirla como a una oveja de Dios que se había perdido y encontró el camino, aunque le diesen ganas de echarla, pues ese es el Amor de Dios, del Espíritu.

El vivir en el Espíritu es PREGUNTAR TODO A DIOS Y HACER COMO ÉL NOS MANDE, AUNQUE DE ANTEMANO, O NO, MUCHAS VECES YA SEPAMOS QUE LO QUE DIOS NOS DIRÁ SERÁ CONTRARIO A LO QUE NOSOTROS QUEREMOS OÍR, pues nuestra carne es débil y nuestro corazón engañoso.

El vivir en el Espíritu es OBEDECER A MIS PADRES, Y A MIS PASTORES, AUNQUE LOS DEMÁS, QUE ME RODEAN, SEAN REBELDES, Y POR ESTO ME DEJEN SOLO; PUES COMO HIJO DE DIOS, OBEDIENTE AL ESPÍRITU Y NO A LA CARNE, SE QUE EN LA OBEDIENCIA ESTÁ LA BENDICIÓN.

LA SALVACIÓN QUE JESUCRISTO COMPRÓ A PRECIO DE SU SANGRE ES MUY GRANDE PARA QUE NOSOTROS LA DESPRECIEMOS, AUNQUE SEA FALTANDO AL MAS PEQUEÑO DE SUS MANDAMIENTOS.

PELEA POR ESA SALVACIÓN, POR ESA CORONA INCORRUPTIBLE, Y NO PIERDAS TIEMPO EN LAS CORONAS CORRUPTIBLES DE ESTA VIDA; PORQUE UNA VEZ QUE CRISTO VENGA POR SU PUEBLO, YA NO HABRÁ OPORTUNIDAD DE ARREPENTIMIENTO, SINO QUE EL JUICIO DE DIOS LLEGARÁ SOBRE TODOS AQUELLOS QUE DESPRECIARON SU PRECIOSA SANGRE Y QUE SE DELEITARON MAS EN LA CARNE QUE EN EL ESPÍRITU.

RECUERDA LA PELEA ES CONTRA NUESTRA CARNE, Y TEN PRESENTE QUE CRISTO SE LLEVARÁ A UN PUEBLO “CALIENTE”, PUES LOS “FRÍOS” SE QUEDARÁN EN LA PERDICIÓN Y LOS “TIBIOS” SERÁN VOMITADOS DE LA BOCA DE DIOS.



DIOS TE AMA, ESFUÉRZATE, VARÓN Y MUJER VALIENTE.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR