Translate

domingo, 9 de febrero de 2014

TEN OÍDOS PARA OÍR

9Y habiendo pasado mucho tiempo, y siendo ya peligrosa la navegación, por haber pasado ya el ayuno, Pablo les amonestaba, 10diciéndoles: Varones, veo que la navegación va a ser con perjuicio y mucha pérdida, no sólo del cargamento y de la nave, sino también de nuestras personas. 11Pero el centurión daba más crédito al piloto y al patrón de la nave, que a lo que Pablo decía. 12Y siendo incómodo el puerto para invernar, la mayoría acordó zarpar también de allí,

HECHOS 27:9-12


Mis amados hermanos es necesario estar atentos a la voz de Dios, especialmente cuando se trata de una advertencia respecto de nuestro futuro, porque si prestamos atención al mensaje y procuramos ser obedientes a los consejos, seguramente nos evitaremos muchos tropiezos, tal vez incluso podremos evitar perder nuestras vidas anticipadamente y aún la perdición de nuestra alma.

En estos versículos el Apóstol Pablo es usado por Dios para advertir al centurión que no hiciesen ese viaje porque iba a ser con perjuicio, pérdida del cargamento, de la nave y de las vidas de ellos. Sin embargo el centurión creyó mas en lo que le decían el piloto y el patrón de la nave y, de acuerdo con la mayoría, decidió zarpar sin escuchar las advertencias del Apóstol Pablo.

En muchas ocasiones hermanos, el Señor habla a nuestras vidas por boca de nuestros pastores u otros siervos suyos, y nosotros, en lugar de estar atentos al mensaje que nos dan, decidimos escuchar otras voces que quizás nos dicen cosas mas bonitas y menos dramáticas, acordes a nuestros deseos y a lo que deseamos escuchar. Y el hacer oídos sordos a las advertencias que Dios nos da trae a nuestras vidas graves consecuencias que en muchos casos son irreversibles, y en otros dejan marcas que no podemos borrar, y que lamentablemente tendremos que llevar en nuestras conciencias y aún en nuestros cuerpos por el resto de nuestras vidas.

Veamos como termina esta historia del Apóstol Pablo

21Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habría sido por cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no zarpar de Creta tan sólo para recibir este perjuicio y pérdida. 22Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave. 23Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, 24diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo. 25Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.
HECHOS 27:21-25

Amados hermanos la bendita presencia de un siervo en esa nave hizo que las vidas no se perdieran, gracias a los ruegos del Apóstol Pablo, pero la pérdida de la nave con todo lo que llevaba fue inevitable; pues tenían que entender y aprender que cuando Dios advierte hay que oír; sin embargo las oraciones del Siervo de Dios evitó que además perdieran sus vidas.

Mis hermanos, como pastores nos ha tocado en muchas ocasiones hablar a nuestros hermanos y advertirles acerca de las posibles consecuencias de no obedecer y seguir por los caminos en que están, y ver luego con el tiempo con mucho dolor en nuestro corazón que por no haber atendido al mensaje de advertencia de parte de Dios, han caído de su Gracia y recibido el daño.

Lamentablemente muchos de ellos aunque vuelven al Camino de Dios, les cuesta mucho hacerlo y padecen las terribles consecuencias de su desobediencia; y otros, y lo digo con mucha tristeza, hasta el día de hoy siguen dando vueltas en el mundo sin intenciones de volver. A algunos los hemos visto partir de este mundo con gran padecimiento, a unos arrepentidos para Salvación, y otros no lo sabemos.

HERMANO AMADO QUIZÁS POR NO OÍR LA VOZ DE TUS SIERVOS A CAUSA DE TU ORGULLO, DE TUS REBELDÍAS, O DE TU INMADUREZ ESPIRITUAL HAS PASADO ALGÚN O VARIOS NAUFRAGIOS EN TU VIDA, TAL VEZ INCLUSO CON PÉRDIDAS QUE SON IMPOSIBLES DE RECUPERAR O DE OLVIDAR PORQUE INCLUYÓ MUCHO DOLOR.

SIN EMBARGO DÉJAME DECIRTE QUE SI ESTAS LEYENDO ESTE MENSAJE ES PORQUE ESTAS VIVO Y DIOS TE ESTÁ LLAMANDO UNA VEZ MAS A VOLVER AL CAMINO DE LA OBEDIENCIA, QUE AUNQUE NO PUEDAS RECUPERAR PARTE DE LO QUE PERDISTE, PUEDES CON ESFUERZO VOLVER A EMPEZAR, Y LO QUE ES MAS IMPORTANTE, “SALVAR TU ALMA DE LA MUERTE ETERNA”, A TRAVÉS DE UN SINCERO Y PROFUNDO ARREPENTIMIENTO.

SE VALIENTE, HAY UNA ISLA ESPERÁNDOTE (UNA IGLESIA) EN LA QUE PUEDES ENCALLAR Y EN LA QUE HABRÁ SIERVOS DE DIOS DISPUESTOS A AYUDARTE, A VENDAR TUS HERIDAS PARA QUE VUELVAS A EMPEZAR.

¿ESTÁS VIVO? TODAVÍA HAY ESPERANZA PARA TÍ. JESUCRISTO TE ESTÁ ESPERANDO.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR