Translate

lunes, 10 de febrero de 2014

SEMBRAR Y COSECHAR

10Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos. 11¡Ay del impío! Mal le irá, porque según las obras de sus manos le será pagado.
ISAÍAS 3:10-11


Iglesia amada, nuestro Dios es un Dios justo y cumple Su Palabra. Cada uno ha de recibir conforme a su siembra.

El Señor nos dice que al justo le irá bien, porque todo aquel que ha sido justificado por la sangre de Jesucristo hará frutos dignos de arrepentimiento; y estos son frutos de bendición, pues conforme a sus buenas obras recibirá la recompensa de Dios.

Mas también nos dice la Palabra que al impío le irá mal porque también será recompensado conforme a sus obras.

El impío es la persona falta de amor hacia los otros, egoísta, que solo piensa en sí misma o en sus seres queridos, y mientras sus necesidades estén satisfechas no le importa si los demás padecen o tienen falta de algo (sea alimento, vestimenta, afecto, ayuda, etc.). El impío mira el dolor ajeno como algo que está fuera de él y no siente compasión por el que sufre; es mas, si para lograr lo que desea es necesario abandonar o pisotear a otro lo hace sin misericordia.

Mis hermanos amados, el impío es aquel que conociendo a Dios, no le obedece, ni le tiene en cuenta; pasa por alto los Mandamientos del Altísimo y no tiene temor de ÉL. El impío es aquel que ve a su hermano o a su pastor tener necesidad y no le importa, sigue acumulando para sí, sin preocuparle si su hermanos o los siervos de Dios, o los hijos de ellos, tienen para comer o para vestirse.

El impío es aquel que no le da a Dios lo que es de Dios y no le preocupa que en la iglesia falte o haya alguna necesidad. El impío prefiere gastar su dinero egoístamente, aún derrochando en cosas satánicas (bailes, esoterismo, lujurias, brujerías, bingo, naipes, droga, alcohol, cigarrillo y mas) antes que dar para que la obra de Dios crezca.

Dice Dios ¡Ay del impío!, esto es que será traspasado de muchos dolores; porque el que no tiene amor no tendrá entrada en el Reino de los Cielos, porque Dios es Amor. Dolor le espera al egoísta porque su cosecha será mala porque sus obras son malas.


4Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios,

JUDAS 4

Así es mis amados hermanos, los impíos están dentro de la iglesia disfrazados de hijos de Dios, sin embargo sus obras tarde o temprano revelan lo que hay en sus corazones, porque ningún árbol malo puede dar buenos frutos. Están, como dice aquí la Palabra, destinados para condenación, pero mientras tanto, procuran destruir y arrastrar con ellos a todos los que puedan, convirtiendo en libertinaje la gracia de Dios, haciendo creer a muchos que la gracia es hacer lo que quiera, sin tener en cuenta los Mandamientos de Dios porque la ley ya pasó (según dicen ellos), haciendo a estas almas que los siguen mas pecadoras que antes de conocer a Jesucristo, porque mayor condenación habrá para el que sabe y lo hace, dice el Señor.

Mi amado hermano, sin embargo, Dios no quiere la muerte del impío como dice en el libro del profeta Ezequiel, si no que desea que se arrepienta de sus malas obras, y se aparte de los pecados que hizo y haga conforme a los Mandamientos de Dios para que así viva y no muera.

21Mas el impío, si se apartare de todos sus pecados que hizo, y guardare todos mis estatutos e hiciere según el derecho y la justicia, de cierto vivirá; no morirá.
EZEQUIEL 18:21

MI AMADO HERMANO PERMANECE EN LA JUSTICIA DE DIOS, EN OBEDIENCIA, EN AMOR, EN FE, EN SANTIDAD, CUMPLIENDO CON TODA SU PALABRA COMO MUESTRA DE TU VERDADERO AMOR A DIOS; PUES EL QUE AMA A DIOS CUMPLE CON TODOS SUS MANDAMIENTOS. PUES DICE EL SEÑOR QUE AL JUSTO LE IRÁ BIEN.

MAS AL IMPÍO LE IRÁ MAL, SIEMPRE Y CUANDO NO SE ARREPIENTA Y HAGA FRUTOS DIGNOS DE ARREPENTIMIENTO.

7No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 8Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. 9No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. 10Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.
GÁLATAS 6:7-10

Así es amados hermanos, Dios no puede ser burlado, nadie le puede engañar, por tanto sí o sí, todo lo que el hombre sembrare, eso mismo segará. La Palabra es bien clara: aquel que siembra para satisfacer los deseos de su carne cosechará corrupción, mas el que siembra para el Espíritu, ése segará vida eterna.

Pero como la Fe sin obras es muerta en sí misma, así es necesario que hagamos bien, especialmente a los hijos de Dios, pues a su tiempo si perseveramos levantaremos nuestra cosecha.

DIOS TE BENDIGA AMADA IGLESIA, RECUERDA DICE EL SEÑOR, QUE TE IRÁ BIEN. PAZ DEL SEÑOR.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR