Translate

martes, 4 de febrero de 2014

PELEA LA BUENA BATALLA

A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma.
12Venido el día, algunos de los judíos tramaron un complot y se juramentaron bajo maldición, diciendo que no comerían ni beberían hasta que hubiesen dado muerte a Pablo. 13Eran más de cuarenta los que habían hecho esta conjuración, los cuales fueron a los principales sacerdotes y a los ancianos y dijeron: Nosotros nos hemos juramentado bajo maldición, a no gustar nada hasta que hayamos dado muerte a Pablo. 15Ahora pues, vosotros, con el concilio, requerid al tribuno que le traiga mañana ante vosotros, como que queréis indagar alguna cosa más cierta acerca de él; y nosotros estaremos listos para matarle antes que llegue.

HECHOS 23:11-15


Amada iglesia, así como Dios es y nuestro Señor Jesucristo está con nosotros a través del Espíritu Santo, mientras permanecemos en santidad (en toda nuestra manera de vivir), así también el enemigo existe y los demonios están alrededor de nosotros para perturbarnos y destruirnos si fuese posible. Pero como no pueden atacarnos como una persona lo haría, físicamente, lo hacen a través de nuestras mentes y usando a otras personas, que se dejan usar, valga la redundancia, por lo demonios.

Nunca olvide que nuestro Señor Jesucristo vino a darnos vida y vida en abundancia, pero el diablo vino para matar, hurtar y destruir. Y qué es lo que quiere destruir matar y hurtar, sino principalmente nuestras almas por las cuales Cristo derramó su sangre. Por lo tanto nuestra batalla contra ellos, los demonios y el mismo diablo, es real; la diferencia está en que si permanecemos al lado de nuestro Señor Jesucristo, mediante la Obediencia a toda Su Palabra, la victoria está asegurada, pero hay que batallar y permanecer firme como buen soldado de Jesucristo.

El vivir una vida en santidad y obediencia, como dijimos antes, no nos asegura el no pasar ninguna dificultad, sino mas bien todo lo contrario, padecemos muchas dificultades, a causa de que nosotros queremos vivir justamente y el mundo vive cada vez mas sumergido en la injusticia:

Muchas son las aflicciones del justo,

La diferencia está en lo que sigue a continuación:

Pero de todas ellas le librará Jehová,
SALMOS 34:19

LA VICTORIA ESTÁ ASEGURADA SOLO SI PERMANECEMOS EN LA JUSTICIA DE DIOS.

Fíjese sino en nuestro amado Señor Jesucristo, cuando estuvo en carne, quien vivió una vida santa y justa, sin pecado, y sin embargo padeció aun hasta la muerte y muerte de cruz, siendo que ÉL solo vino por amor y todo lo que hizo lo hizo por amor. Así que si queremos imitar su vida, como la Palabra de Dios nos manda hacerlo, debemos saber que padeceremos; pero que como el Señor obtuvo la victoria cuando parecía ser derrotado, así también nosotros, si vivimos como ÉL, en los momentos de mayor padecimiento estaremos consiguiendo las mayores victorias, mediante nuestra Obediencia, por la fortaleza de Cristo actuando en nosotros.

Cuando erramos en algo en nuestras vidas, cuando fallamos a algún mandamiento, cuando pecamos o simplemente nos distraemos en algún área de nuestras vidas (lo cual también es pecado) le estaremos abriendo una ventana al enemigo de nuestras almas para que nos haga daño. Tal vez una mentira, una promesa incumplida, un desorden en nuestras vidas sea del tipo que sea, el ocuparse mas de las cosas de este mundo que de las cosas de Dios, falta de orden en la familia, falta de Fe, cualquier desobediencia o desatención a la Palabra de Dios, y muchas otras cosas fuera del orden y la obediencia a Dios pueden ser la causa de ventanas abiertas en donde el enemigo se mete a perturbar nuestras vidas. Ya que recordemos que Dios nos pide permiso para entrar en nuestros corazones y en nuestras vidas, pues Él nos hizo libres; pero el diablo y sus demonios no piden permiso sino que se meten sin avisar, cuando nosotros nos descuidamos y le dejamos un lugar por donde puede hacerlo.

Recuerde que la Obediencia a Dios es el único escudo con que podemos frenar la entrada del enemigo a nuestras vidas. La gente del mundo y los desobedientes a Dios, toda persona fuera del conocimiento de la Voluntad de Dios, son vulnerables a los ataques del diablo y sus demonios, pues él es sutil y engañador.

No debemos tampoco desalentarnos ya que todos en algún momento hemos fallado en algo, y aun Dios lo permite a causa de nuestro orgullo, el cual debemos entregarle para empezar a ser humildes y mas humildes en su Presencia, en toda nuestra manera de vivir; pues el orgullo y la soberbia nos aleja de Dios. Esto significa que debemos esforzarnos por hacer todo en obediencia a Dios, ya que si bien Dios permite y nos perdona nuestras equivocaciones a causa de nuestro orgullo y debilidades, de todas maneras las consecuencias de nuestras fallas llegarán a nuestras vidas; si nos arrepentimos de todo corazón esas consecuencias vendrán igual aunque serán menores y para bien, para nuestro aprendizaje, para nuestro crecimiento espiritual; mas si no nos arrepentimos, esas consecuencias vendrán para destrucción, tanto del cuerpo, como principalmente del alma.

En el ejemplo del pasaje de hoy vemos como, por obedecer a Cristo, el Apóstol Pablo enfrentaba un complot de cuarenta personas, que bajo juramento decidieron no comer ni beber hasta dar muerte a Pablo; mas Dios tenía preparado al sobrino del Apóstol, el cual escuchó todo el plan y dio aviso a Pablo, el cual aviso al tribuno. Veamos como terminó esto:

22 Entonces el tribuno despidió al joven, mandándole que a nadie dijese que le había dado aviso de esto.
23 Y llamando a dos centuriones, mandó que preparasen para la hora tercera de la noche doscientos soldados, setenta jinetes y doscientos lanceros, para que fuesen hasta Cesarea; 24 y que preparasen cabalgaduras en que poniendo a Pablo, le llevasen en salvo a Félix el gobernador.
31 Y los soldados, tomando a Pablo como se les ordenó, le llevaron de noche a Antípatris. 32 Y al día siguiente, dejando a los jinetes que fuesen con él, volvieron a la fortaleza.
HECHOS 23:22-24,31-32

FÍJESE AMADO HERMANO QUE PLANEABAN MATARLE, BAJO JURAMENTO Y AYUNO, MAS DE 40, Y EL SEÑOR NO SOLO LO LIBRÓ SINO QUE LO HIZO CON UNA GRAN VICTORIA, YA QUE LE PREPARÓ 470 SOLDADOS SOLO PARA ÉL, PARA QUE LO CUSTODIASEN, LLEGANDO ASÍ SANO Y SALVO A SU LUGAR DE DESTINO.

Nota: Recuerde que en la oración y el ayuno está el poder del cristiano, ya que aunque el enemigo haga lo que haga, y sean cuantos sean, el Ejército del Dios Todopoderoso que pelea de nuestra parte es infinitamente mas grande que todas las fuerzas del mal, y está preparado para defender a sus hijos obedientes, a cada uno de nosotros, si permanecemos en Su Voluntad. Y también recuerde que para Dios nada es imposible, y que Él puede usar a quien quiere en favor de sus hijos, pues todo le pertenece.

PELEE LA BUENA BATALLA CONTRA LOS DEMONIOS, Y CONTRA TODAS SUS DEBILIDADES QUE MUCHAS VECES LE ABREN LA PUERTA A SUS VIDAS. PERDONE Y ORE POR TODOS LOS QUE LE OPRIMEN Y SIGA FIRME EN LA FE POR MEDIO DE LA OBEDIENCIA A TODA SU PALABRA.

ENAMORATE DE DIOS, AMA A DIOS.


LA PAZ DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ESTÉ CONTIGO.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación. 



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR