Translate

lunes, 17 de febrero de 2014

LLEVA TU CARGA Y DIOS HARÁ

30Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. 31Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. 32Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 33y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. 34Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. 35Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. 36Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; 37porque nada hay imposible para Dios. 38Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra.

LUCAS 1:30-38


Iglesia amada cuando leía estos versículos de la Palabra de Dios, el Señor me llamaba la atención acerca de un tema en especial y es sobre la necesidad que tiene el pueblo de Dios de entender que en toda obra del Dios Altísimo, nosotros también debemos hacer nuestra parte.

Observemos que para que la máxima obra ocurriese, que es la Salvación de nuestras almas por medio del derramamiento de la sangre del cordero de Dios, fue necesaria la participación de una sierva de Dios como lo fue María. Pues fue en su vientre que nuestro Señor Jesucristo se formó con cuerpo de hombre para poder nacer. Si bien fue engendrado por obra del Espíritu Santo de Dios, María tuvo que prestar su cuerpo para este acontecimiento. Y amados no olvidemos que María se jugó la vida, pues en esos años la infidelidad era causa de muerte; sin embargo no hizo ningún cuestionamiento a Dios, si no que simplemente respondió:

He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra.

Hermanos amados somos parte de los planes de Dios, ÉL cuenta con siervos e hijos valientes y esforzados que no tienen temor de lo que les pueda ocurrir, que están dispuestos a hacer la Voluntad de Dios, aunque esto les cueste el desprecio, la soledad y aún la propia vida.

Iglesia amada José también escuchó la voz del ángel y aceptó hacerse responsable de María y de este niño que venía al mundo, de nuestro Salvador, para cuidarlo hasta que fuese hombre.

18El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. 19José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. 20Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 21Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

MATEO 1:18-21

Hermanos amados, nuestro Dios nos muestra por medio de este mensaje que es necesaria nuestra participación para que su Gloria se manifieste. Debemos ser parte activa como María y José, poniendo en acción nuestra Fe, que se manifiesta a través de la Obediencia incondicional a la Voluntad Divina.

Muchos hermanos recurren a la comodidad de dejar todo en manos de Dios y de los pastores, y muchas veces esperan que el pastor haga todo como si se tratase de un curandero. Esto es porque no quieren ser responsables de luchar por sus problemas, solo se los quieren sacar de encima de la forma mas cómoda posible.

Mis hermanos esto no es así, la batalla la libramos entre todos, es necesario que cada uno hagamos nuestra parte. Los pastores oramos por ti y aún ayunamos poniendo toda la Fe en Dios; Dios hace los milagros por los cuales clamamos, pero también ÉL espera que tú hagas tu parte. ¿No sabes cuál es esa parte?

EN PRIMER LUGAR CONGREGAR Y ORAR, LUEGO AYUNAR, LEER LA BIBLIA, OBEDECER A LA VOLUNTAD DE DIOS, ESCUCHAR LOS CONSEJOS PASTORALES Y OBEDECER A TODO LO QUE ES BÍBLICO, Y DEMOSTRAR QUE TIENES FE A TRAVÉS DE TUS OBRAS.

TRABAJA POR LO QUE DESEAS, LA VAGANCIA ESPIRITUAL NO ES PROVECHOSA; Y LOS PASTORES SOMOS GUÍAS, ESTAMOS PARA AYUDARTE, PERO NO ES QUE TENEMOS QUE HACER TODO POR TI, MIENTRAS TÚ DUERMES EN TU CASA O VIVES UNA VIDA DE DESOBEDIENCIA. NO TE CONFUNDAS, PORQUE AUNQUE DIOS POR MISERICORDIA O AMOR A SUS SIERVOS TE CONCEDA LA PETICIÓN, ELLOS NO PODRÁN SALVAR TU ALMA, ES TU OBEDIENCIA A DIOS LA QUE SALVARÁ TU ALMA DEL INFIERNO.

VARÓN Y MUJER DE DIOS CUANDO TÚ DICES SÍ AL SEÑOR DEMUESTRAS QUE ERES HOMBRE Y MUJER DE FE, EN LOS CUALES DIOS PUEDE PONER SUS OJOS PARA USARLE PARA MANIFESTAR SU GLORIA EN LA TIERRA.
RECORDEMOS QUE SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS Y QUE LA FE SE DEMUESTRA POR MEDIO DE LAS OBRAS.

DIOS TE AMA; TRABAJA Y LUCHA POR LO QUE QUIERES; LLEVA TU CARGA, NO SE LA TIRES A LOS DEMÁS.

38y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.

MATEO 10:38



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”. 

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR