Translate

miércoles, 8 de enero de 2014

“¿ME AMAS?”

15 Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. 16 Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió; Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17 Le dijo la tercera vez; Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? Y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.
JUAN 21:15-17


Mis amados hermanos, ¿Ustedes creen que Jesucristo no sabía si Pedro le amaba o no? Claro que sí, como le dijo el mismo Pedro, Señor tú sabes que te amo. Así como sabía también que le iba a negar tres veces, aunque en ese momento Pedro aseguraba que iría a la muerte, si fuese necesario, por ÉL.

Iglesia amada, los que muchas veces no sabemos si realmente amamos a Dios somos nosotros; ¿por qué le digo esto?, porque como Pedro estamos seguros de ser capaces de dar la vida por Cristo, y cuando Dios nos pide pruebas de nuestro Amor, al igual que Pedro, con nuestros hechos negamos ese amor que decimos tener hacia nuestro Salvador.

Nuestro amado Señor habla claramente en su Palabra cómo demostramos que realmente le amamos:

21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.
JUAN 14:21

Iglesia, si no somos capaces de renunciar a cosas triviales de este mundo como una forma de vestir, peinar, hablar, o de dejar nuestras cosas para hacernos tiempo para ir a la iglesia, ¿cómo seremos entonces capaces de dar la vida por el Señor?. Si de verdad amamos a Dios es necesario demostrarlo con hechos no con palabritas lisonjeras.

Quien ama a Dios en verdad no niega nada al Señor Jesucristo, y como un verdadero enamorado concurre a la iglesia siempre y se deleita en la Presencia del Señor y recibe con gozo toda la Palabra, aún la de exhortación, porque sabe que esto es necesario para perfeccionarnos y acercarnos cada día mas a Su Presencia.

Así como Pedro le negó tres veces, así le preguntó el Señor si le amaba. Tanto como lo hemos negado no haciendo su Voluntad, tanto tendremos luego que demostrarle que realmente le amamos con hechos no solo con palabras.

Hermanos amados el Señor le dijo tres veces al Apóstol Pedro lo que tenía que hacer para demostrar su Amor, “apacentar sus ovejas”; así los que hemos sido llamados a pastorear debemos demostrar nuestro Amor apacentando las ovejas del Señor, cuidándolas con Amor, dándoles su alimento a tiempo, y como lo hizo el rey David cuando era Pastor, arriesgando la vida por ellas, no abandonándolas a los lobos, no huyendo cuando vemos el peligro. No debemos comportarnos como pastores asalariados, que trabajan por la renta y no por amor a las almas; la provisión de Dios es una añadidura, no la motivación de nuestra labor como si fuésemos gentes del mundo.

Ya lo dijo el Señor Jesucristo en su Palabra hasta dónde es necesario llegar para ser su discípulo; nadie puede engañar a Dios, pero con frecuencia nos engañamos a nosotros mismos creyendo que cumpliendo con ciertas rutinas es suficiente para creernos que amamos a Dios. Sin embargo es necesario renunciar a muchas cosas y hacer todas las que ÉL nos manda para demostrar nuestro Amor hacia Dios.

33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.
LUCAS 14:33

Y claramente no se refiere a las posesiones de dinero solamente, sino y fundamentalmente a las posesiones que llevamos en nuestro interior como el orgullo, la soberbia, la vanidad, los vicios, las costumbres, las mañas, el amor hacia lo que es pecado y otras cosas similares.

NO SE ENGAÑE MAS; SI REALMENTE AMA A DIOS DEMUÉSTRELO CON HECHOS, CUMPLIENDO TODOS SUS MANDAMIENTOS, DEMOSTRANDO AMOR HACIA LAS ALMAS POR LAS CUALES ÉL MURIÓ, PREDICÁNDOLES LA VERDAD AUNQUE POR ESO LO DESPRECIEN.

RECUERDE, DIOS NO PUEDE SER ENGAÑADO; AMAR ES HACER SU VOLUNTAD EN TODO CUANTO ÉL NOS MANDA, NO SOLO EN LO QUE A MI ME PARECE.


EL SEÑOR TE BENDIGA AMADA Y FIEL IGLESIA DE JESUCRISTO. PAZ A LOS QUE AMAN AL SEÑOR.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR