Translate

martes, 28 de enero de 2014

HOY LA SALVACIÓN HA VENIDO A ESTA CASA

1Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad. 2Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, 3procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura. 4Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí. 5Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa. 6Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso. 7Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador. 8Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado. 9Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. 10Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

LUCAS 19:1-10


Iglesia amada en estos días estuvimos hablando de la liberación que Dios hace en la vida de los hombres; donde el que estaba atado a vicios, a mentiras, a engaños, a iras, a adulterios, a enfermedades, a falta de perdón, a odios, a delincuencia, a prostitución, o a cualquier otra clase de pecado, puede ser libre por medio del poder de Dios a través de la oración de sus siervos y la Fe de ellos. Sin embargo hermanos amados, no podemos dejar de resaltar que hay algo mas profundo que la liberación de ataduras de pecado y es “LA SALVACIÓN”.

A cerca de la Salvación es que vamos a hablar hoy. La Salvación es mucho mas profunda que la liberación; hay quienes son liberados de sus ataduras, pero nunca llegan a alcanzar la Salvación; porque no están dispuestos a dar nada, a hacer ningún esfuerzo por ella; tan solo acuden a los siervos de Dios con el objeto de recibir el milagro que están necesitando, como quienes van a un curandero o a un brujo, y tanto mejor porque a los brujos les tienen que pagar y a Dios no, esto es lo que resaltan ellos; pero una vez recibida la bendición buscada desaparecen de la iglesia y se olvidan de Dios; o siguen yendo como costumbre, pero no hacen ningún cambio en su vida, es decir que no cumplen ninguno de los Mandamientos de Dios.

En la historia de Zaqueo vemos como este varón escuchó hablar de Jesús y le buscaba, quería verle, quería saber quien era. Mis hermanos debemos observar en la lectura de esta historia que este varón era rico y jefe de publicanos, y no dice que estaba enfermo, es decir no revela ninguna necesidad por la cual buscara al Señor Jesucristo. Amada iglesia, es el alma de Zaqueo la que necesitaba del Señor, era su espíritu, era en su interior que había una necesidad de buscar al Señor, al Salvador.

Mis amados, Zaqueo no buscaba ningún beneficio de Jesucristo, lo recibió en su casa gozoso y después de escucharlo hubo un cambio en su interior que se manifestó hacia el exterior. Fíjese en las palabras que salen del corazón de Zaqueo:

He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado”

Por medio de estas Palabras Zaqueo demuestra que hay una transformación en su interior; fíjese que alguien que era rico sería un hombre que amaba el dinero; en esto demuestra el cambio de su interior, prometiendo dar la mitad de los bienes a los pobres y haciendo frutos dignos de arrepentimiento cuando promete devolver por cuadruplicado a aquellos que ha defraudado.

Iglesia amada, cuando el Señor Jesucristo escucha estas palabras le manifiesta a Zaqueo:

Hoy ha venido la salvación a esta casa;

Iglesia amada, esto es lo que buscamos los cristianos, La Salvación. La liberación es una bendición de Dios, pero verdaderamente la Salvación es la meta que debemos anhelar en nuestro corazón.

Ciertamente no importa lo que hayamos hecho, pues el Señor Jesucristo vino a buscar lo que se había perdido, y todos nosotros estábamos perdidos hasta que lo conocimos; pero ahora que hemos encontrado el Camino, depende de nosotros el seguirlo para no perder la Salvación de nuestras almas, por las cuales murió Jesucristo.

Iglesia, La Salvación es un regalo, el mas importante que podemos recibir, pero debemos conservarlo cumpliendo los Mandamientos que el Señor nos dejó por medio de Su Palabra; viviendo una vida santificada, esto es apartada de todo mal, haciendo frutos dignos de arrepentimiento como lo hizo Zaqueo, y demostrando a través de nuestros hechos que somos realmente nuevas criaturas, nacidas ya no solo de carne y de sangre, si no nacidas del Espíritu de Dios; como Zaqueo que manifestó que ya no era un hombre amador del dinero en el momento que decidió regalar la mitad de sus bienes; y esto seguramente lo cumplió, ya que el Señor, quien conoce lo mas profundo de nuestros corazones, le dijo que hoy había llegado la Salvación a su casa.

RECORDEMOS QUE EL CAMBIO NO SE MANIFIESTA EN LA PROMESA; SI NO EN PROMETER Y CUMPLIR.

FUISTE LIBERADO POR DIOS, NO LA PIERDAS, CONSERVA ESA LIBERTAD QUE CRISTO TE DIO POR MEDIO DE LA OBEDIENCIA A SUS MANDAMIENTOS.

HERMANOS AMADOS LA LIBERACIÓN ES UNA BENDICIÓN, PERO EL VERDADERO REGALO ES LA SALVACIÓN DEL ALMA, EL CUAL TODOS DEBEMOS ANHELAR, Y ESTO SE ALCANZA CUANDO BUSCAMOS A JESUCRISTO, YA NO POR NECESIDAD COMO ES COMÚN QUE OCURRA AL PRINCIPIO, SI NO POR AMOR A DIOS, A SUS MANDAMIENTOS, A LOS HERMANOS Y A LAS ALMAS PERDIDAS.


DIOS TE AMA, ÁMALE TU A ÉL Y SERÁS SALVO



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR