Translate

viernes, 24 de enero de 2014

DIOS PROMETIÓ, PERO LA TIERRA HAY QUE CONQUISTARLA

Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 7Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.
JOSUÉ 1:6-9


Amada iglesia, Dios nos promete la victoria en todo lo que hagamos, principalmente en alcanzar la Salvación de nuestras almas, y toda bendición que busquemos en esta vida, en toda batalla; pero para que estas promesas se cumplan en nuestras vidas nosotros debemos observar y obedecer toda la ley de Dios, para así tener todas las armas espirituales que Dios nos dio para vencer al enemigo, ya que cualquier falla es una ventana que le dejamos abierta al enemigo para perturbar nuestras vidas.
No podemos echarnos a la vagancia espiritual, creyendo que porque Dios promete estar con nosotros, entonces por eso podemos descuidarnos y vivir como cualquier mundano.
Ya que las armas que Dios nos dio son espirituales, es nuestro espíritu el que debe fortalecerse a través del Espíritu Santo; para esto es necesario alimentar nuestro espíritu, y no nuestra carne. 

¿De qué manera?

Las obras de la carne y el fruto del Espíritu

16Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 18Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 19Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. 24Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
25Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. 26No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.
GÁLATAS 5:16-26

(VER TAMBIÉN ENSEÑANZA: “¿TE OCUPAS EN ALIMENTAR TU ESPÍRITU?”)

EL SEÑOR NOS MANDA A ESFORZARNOS Y SER VALIENTES, EN OBEDECER AL ESPÍRITU Y NO A NUESTROS IMPULSOS CARNALES Y SENTIMIENTOS DEL CORAZÓN; Y NO TEMER NI DESMAYAR, PORQUE REALMENTE LAS PRUEBAS Y LAS BATALLAS SON DURAS, Y ES ALLÍ DONDE NUESTRA FE EN DIOS DEMOSTRADA CON NUESTROS HECHOS ES LA QUE NOS DA LA VICTORIA PARA CUMPLIR CON EL MANDAMIENTO DE DIOS Y RECIBIR LA PROMESA ESPERADA.

ASÍ COMO HAY QUIENES SE ENTRENAN EN LA MALDAD, O TAMBIÉN PARA DISTINTOS DEPORTES Y DISCIPLINAS, ASI NOSOTROS DEBEMOS “ENTRENARNOS” EN LA PIEDAD, EN EL AMOR DE DIOS Y LA OBEDIENCIA A SU PALABRA, A SU ESPÍRITU. CUANTO MAS TIEMPO PASEMOS OCUPADOS EN LAS COSAS DE DIOS, COMO LA ORACIÓN, LA LECTURA DE LA BIBLIA, LA COMUNIÓN CON DIOS A TRAVÉS DE LA SANTIDAD Y LEJOS DEL PECADO, LA ALABANZA CON NUESTRA BOCA Y OBEDIENCIA, Y A TRAVÉS DE TODA SU PALABRA, MAYOR SERÁ NUESTRO CRECIMIENTO Y VICTORIAS, NO SOLO PARA NOSOTROS, SI NO PARA NUESTROS SERES AMADOS Y TODOS LOS QUE NOS RODEAN QUE VIVEN EN DEBILIDAD LEJOS DEL CONOCIMIENTO DE DIOS Y SU VOLUNTAD A PESAR DE HABER, O NO, ESCUCHADO DEL EVANGELIO DE JESUCRISTO.

Tanto es así que hay quienes leen este tipo de mensajes, de la Palabra y la Voluntad de Dios, y no entienden nada, porque están acostumbrados a un lenguaje que excluye a Dios de sus vidas y los hace a ellos sus propios dioses.

LE RECOMIENDO QUE LEA LA HISTORIA DE MOISÉS Y DE JOSUÉ PARA QUE VEA CUAN GRANDES BATALLAS SOSTUVIERON PARA PODER VENCER. MAS RECUERDE QUE AHORA LAS BATALLAS NO SON CONTRA LAS PERSONAS SINO CONTRA LOS DEMONIOS, Y PARA ESTO DEBEMOS TENER COMUNIÓN CON DIOS, FORTALECIENDO EL ESPÍRITU, PUES PARA VENCER A LOS DEMONIOS NECESITAMOS EL PODER DE CRISTO EN NUESTRAS VIDAS, SOLOS NO PODEMOS; Y PARA PERMANECER LIBRES DE LOS DEMONIOS ES NECESARIO PERMANECER CERCA DE DIOS. PUES NO ES COMO LA GENTE DICE, QUE DIOS SE ALEJA DE NOSOTROS, SINO QUE SOMOS NOSOTROS LOS QUE NOS ALEJAMOS DE DIOS.

SI ESTAS EN UNA GRAN BATALLA RECUERDA QUE DIOS PROMETIÓ ESTAR CONTIGO, PERO NO OLVIDES QUE TU DEBES PERMANECER CON ÉL A TRAVÉS DE SU PALABRA. Y AQUEL QUE NO ESTÁ EN NINGUNA BATALLA CONTRA SU CARNE, CONTRA SU YO, ES PORQUE YA HA DEJADO DE PELEAR Y VIVE CONFORME A LOS SENTIMIENTOS Y DESEOS DE SU CARNE Y NO CONFORME AL ESPÍRITU DE DIOS.

SE VALIENTE Y ESFUERZATE, PUES TU BATALLA ES POR LA SALVACIÓN DE TU ALMA, Y DE LA DE LOS QUE TE RODEAN; Y TU ALMA ES ETERNA, Y SERÁ ETERNA EN EL CIELO CON DIOS, O EN LA CONDENACIÓN ETERNA CON EL DIABLO.

POR ÚLTIMO, EL CRISTIANO NO VIVE POR LAS EMOCIONES DEL CORAZÓN, SINO POR LA OBEDIENCIA AL ESPÍRITU, PUES NUESTRO CORAZÓN ES ENGAÑOSO Y PERVERSO, MAS DIOS ES VERAZ Y NO SE EQUIVOCA, Y SU ESPÍRITU DESEA GUIARNOS.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación. 



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR