Translate

lunes, 16 de diciembre de 2013

LO QUE CUESTA SEGUIR A CRISTO

25Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: 26Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo
LUCAS 14:25-27


Amada iglesia, una de las formas que mas usa el enemigo para alejarnos de Dios es nuestra propia familia.

Es muy común que alguien empiece el Camino del Señor y el enemigo nos ataque usando nuestra familia, ya que suele ser una de las debilidades mas grandes de la mayoría de las personas.

Mis amados hermanos es importante comprender esta Palabra en su detalle, nuestro Señor jamás nos pide que no amemos a nuestra familia, todo lo contrario debemos amarla porque la familia es la primera institución que Dios creó.

Lo que el Señor quiere enseñarnos es que ÉL está en primer lugar, no que despreciemos a nuestra familia, sino que aprendamos que nuestro Padre Celestial debe tener la prioridad absoluta en nuestra vida. No debemos negar a Cristo para conformar a nuestra familia. Si en alguna forma nuestra familia nos pone en tener que elegir entre Dios y ellos, jamás debemos dudar.

Hay algo muy importante Iglesia; es necesario aprender a amar a nuestra familia, pues el amor de Dios es diferente del mundo; y en Cristo debemos aprender a amar como Dios ama.

Muchas veces nuestra familia se opone a los mandamientos que Dios nos enseña y a la nueva forma de vivir en Cristo Jesús. Si Usted verdaderamente ama a sus familiares no les consienta los caprichos y los artilugios que usan para alejarlo de la Voluntad de Dios. Si Usted los ama haga la Voluntad de Dios porque de esa manera en su obediencia sus seres amados pueden llegar a la Salvación; pero si Usted se aparta del Camino que Dios le marca a causa de la presión que ejercen sus familiares sobre Usted hermano amado pondrá en riesgo su Salvación y alejará a su familia del Camino de la Salvación.

Además hermano amado recuerde que debe renunciar a sus caprichos, a sus deseos y a su voluntad propia para hacer la Voluntad de Cristo. Mis hermanos entendamos, el aborrecer hasta nuestra propia vida no es aborrecer la vida que Dios nos dio, todo lo contrario hay que cuidarla; Dios se refiere a aborrecer el vivir la vida que yo quiero, para vivir la vida que Cristo quiere.

IGLESIA AMADA DE JESUCRISTO EN DEFINITIVA SI NO APRENDEMOS A AMAR A DIOS MAS QUE A NUESTRA FAMILIA Y QUE A LA VIDA QUE NOSOTROS VIVIAMOS ANTES DE CONOCER A NUESTRO SEÑOR NO PODREMOS NUNCA SER VERDADEROS DISCÍPULOS DEL SEÑOR JESUCRISTO.


EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR QUE OIGA”



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR