Translate

sábado, 21 de diciembre de 2013

LAS HERIDAS DEL ALMA

3 El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas.

SALMO 147:3


Iglesia amada de Jesucristo, un alto porcentaje de los que llegamos a los brazos del Señor, lo hacemos con profundas heridas en el alma.

La gran mayoría llevamos esas marcas desde niños y aun cuando ya no lo somos, permanecen en el corazón como si el tiempo nunca hubiese pasado. Las vivencias de nuestra niñez afectan nuestro futuro y muy especialmente cuando no hemos conocido a Cristo.

Esas profundas heridas en el alma por lo general provocan en el corazón resentimientos, dolor, amargura, soledad, sentimientos de desamor, creyendo que nadie nos ama; pero lo mas tremendo es que provocan falta de perdón y esto es lo que nos aleja de Dios mas que nada.

Hermano amado donde hay falta de perdón, Dios no puede habitar y una casa deshabitada por Dios es propicia para ser usurpada por satanás y sus demonios. Perdonando, echas de tu casa, que es tu cuerpo, a todos esos demonios que te perturban y así Jesucristo puede entrar a habitar en ti.

¡Cuántas cosas provoca la falta de perdón! Y una de las mas importantes es que, si no perdonamos, Dios no nos puede perdonar, pues así esta escrito en su Palabra. Y en definitiva además del daño que hemos sufrido, si no perdonamos a los que nos lastimaron, además de esto nos harán un daño eterno y es la “perdición de nuestra alma”. Hermanos amados por qué dejar que esto ocurra, cuando lo podemos evitar, con tan solo perdonar.

12Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
MATEO 6:12

Muchos, y con toda razón, sienten que hay ciertas cosas que no se pueden perdonar, como los abusos y los abandonos que hemos padecido de niños; cuando ocurre que los que mas amamos, aquellos que tienen la responsabilidad de cuidarnos y protegernos son los que nos lastiman. Pero mi hermano tenemos un Dios de lo imposible y eso que es imposible para Usted, Dios lo hace posible, si queremos, pues lo único que limita a Dios es nuestra propia voluntad; si Usted quiere perdonar y reconoce que no puede, Papá del Cielo le da la fortaleza para lograr perdonar; dice el Señor “pedid y se os dará” (Mateo 7:7).

No hay hombre en esta tierra que pueda sanar las heridas del alma, el único cirujano que sana el alma es nuestro Señor Jesucristo, que nos amó tanto que entregó su sangre para darnos vida eterna.

Perdonar no le obliga a Usted a compartir o a tener una amistad con aquellos que le hicieron o le hacen daño; si significa que no le voy a despreciar ni a odiar, sino que voy a orar para que se arrepienta y busque de Dios para la Salvación de su alma.

Hay hermanos que van años a la iglesia y no logran “perdonar”, por ello nunca son completamente libres ni tienen la Paz de Dios en su corazón y por mas que cumplan todos los Mandamientos del Señor al final de sus días si no lograron perdonar “perderán la salvación de sus almas” por la que tanto se esforzaron.

HERMANO AMADO NO DEJE QUE SATANÁS LE SIGA ROBANDO, PRIMERO LE ROBÓ LA FELICIDAD, QUIZÁS LE QUITÓ LA INOCENCIA, Y HASTA AÚN LE ROBO LA CAPACIDAD DE AMAR; PERO SI USTED PERDONA COMO DIOS MANDA EN SU PALABRA NO SOLO MOSTRARÁ QUE VERDADERAMENTE ES HIJO DEL DIOS ALTÍSIMO; SI NO QUE RECUPERARÁ TODO LO QUE PERDIÓ PORQUE EL SEÑOR NO SOLO SANARÁ SU ALMA, SINO QUE ADEMÁS LE IMPEDIRÁ A SATANÁS QUE LE ROBE SU SALVACIÓN.

PIENSE, EL RENCOR TIENE UN PRECIO MUY ALTO, SU ALMA. EL PERDÓN TRAE PAZ, DESCANSO Y VIDA ETERNA A NUESTRAS ALMAS. Y RECUERDE NADA, NADA, NADA ES IMPOSIBLE PARA DIOS.



"EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA
Y NO MENOSPRECIE EL AMOR DE DIOS"



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR