Translate

martes, 17 de diciembre de 2013

ESFORZAOS

Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. 23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. 25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. 28Allí será el llanto y el crujir de dientes
LUCAS 13:22-28


A medida que va pasando el tiempo, las costumbres en el mundo van cambiando; se van alejando de la Voluntad de Dios. Los sentimientos carnales hacia nuestros familiares y para con todos en general nos hacen correr del mandamiento de Dios y por lo tanto errar, trayendo consecuencias a todos.

El espíritu y la carne se oponen
la maldad aumentará

Uno de los puntos mas usados por el enemigo es el nacimiento de los hijos en hogares desordenados, en donde cada vez mas se da una crianza “pobre” (no hablamos de dinero) sin la “presencia” de MAMÁ. También el caso de pastores y hermanos en Cristo que no han desechado los sentimientos carnales del corazón y el estar bien con la sociedad, no pasando así el “desierto” necesario para ser lleno del Espíritu Santo, de la presencia de Jesucristo, terminando esto, principalmente, en una educación de sus hijos llena de contaminaciones del mundo por seguir viviendo en ciertos aspectos de la vida como si no conocieran a Cristo; dándole en muchos casos mas importancia al estudio terrenal y al futuro laboral que al futuro espiritual, a la santidad, al matrimonio en Cristo, al siervo y sierva de Cristo, al varón espiritual y a la mujer preparada para cuidar su esposo y sus hijos, su casa.

Por esto hoy vemos hijos e hijas de pastores y diáconos (siervos de Dios en general) presos, hermanos con hijos en la droga, matrimonios formados en la iglesia pero que no perduran, porque no fueron formados verdaderamente sobre la Roca, que es Jesucristo, sino por sentimiento, fuera de tiempo, y mas claramente con “hermanos” que no solo se dejaron llevar por el corazón sino que no estaban preparados en obediencia a la Palabra de Dios para que así Dios les pudiera dar la fuerza para llevar la carga que le toca a cada uno en una familia; ya que en estos tiempos corrompidos, un matrimonio feliz y bien formado en Cristo es blanco de envidias y de toda artimaña de satanás para destruir.

Todo esto no lo decimos para condenar o hacer sentir mal a nadie, sino para que sean abiertos nuestros ojos y podamos derramar nuestra alma delante de Dios cada día, sabiendo que Dios es amplio en perdonar y poderoso para devolvernos lo que perdimos por nuestros errores del pasado, haciendo poderosos milagros como el traer un hijo del camino de la perdición al camino de la Salvación sea cual sea la circunstancia. Pues donde hay un verdadero arrepentimiento y donde permanece la Fe, en obediencia, Dios obra sin restricciones ni límites.

Amada iglesia, no solo esfuércese por hacer muchas obras, aun en la iglesia, sino mas bien por ser obedientes a Dios desechando toda obra de la carne, desechando el orgullo, los pensamientos propios, los sentimientos del corazón, el amor al dinero, las envidias, y todo lo que no proviene del Espíritu.

Ya leyó el pasaje de hoy amado hermano, y sabe que muchos procurarán entrar y no podrán, por lo tanto DEBEMOS ESFORZARNOS en todas las áreas de nuestras vidas, siendo realmente sinceros y humildes con Dios y para con sus ministros, preguntando a Dios todo antes de hacer nada; y cuando veamos algo en algún hermano o siervo no nos quedemos con nuestras costumbres y tradiciones, y propias interpretaciones (pues muchas iglesias viven de ello) sino consultemos a Dios, con sincero anhelo de aprender sabiduría, para saber si esto es o no de su agrado. Aunque nunca deje de hacer esto primero, después y siempre: EXAMÍNESE USTED Y SU CASA TODOS LOS DÍAS PARA VER SI NO ESTÁN FALLANDO EN ALGUN ÁREA PARA CON DIOS Y PIDA A DIOS QUE LE REBELE CUALQUIER PECADO, ERROR Y SOBERBIA QUE ESTE COMETIENDO Y QUE LE ES OCULTO, O SEA QUE NO SE DA CUENTA.

¿Quién podrá entender sus propios errores?
Líbrame de los que me son ocultos.
13Preserva también a tu siervo de las soberbias;
Que no se enseñoreen de mí;
Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

SALMOS 19:12-13

Los hijos de Dios no nos movemos por herencias, costumbres, tradiciones o propias interpretaciones de la Biblia, sino por EL AMOR DE DIOS EN CADA ASPECTO DE NUESTRO DIARIO VIVIR. Les daré algunos ejemplos para cerrar este mensaje:

Hay quienes tienen ciertas tradiciones, y otros ciertas rebeldías con respecto a la vestimenta, principalmente en la mujer (y el varón debe vestirse también en amor, o sea pensando en el otro, no tentando a nadie, cubierto en todo su cuerpo y de ropas sueltas). Sin embargo Dios busca nuestra santidad en amor, pensando nosotros, como hijos de Dios, primero en lo que puedo causar en mi hermano que me ve y en la persona del mundo que me observa. Es por esta razón que en este Ministerio se enseña y se práctica que la mujer, la hija de Dios, debe vestir para Dios y para su marido o futuro, de ROPAS LARGAS Y HOLGADAS como lo son las polleras largas y vestidos hasta los pies, cubriendo todo el cuerpo y no marcando nada de la figura del cuerpo de la mujer, lo mismo en el torso y en todo el cuerpo.

De esta manera, pues, pecando contra los hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecáis. 13Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano.
1 CORINTIOS 8:12-13

Esto conforme a la GRACIA, A LA LEY DEL AMOR. Y esto otro conforme a la ley, recordando que en Mateo 5:17 Jesucristo nos dice que Él no vino a abrogar la ley sino ha cumplirla.

No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace.
DEUTERONOMIO 22:5

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

Y como las hojas de higuera no eran suficientes para cubrir su desnudez, Dios, el primer y único modisto para los hijos del Rey de Reyes, hizo lo siguiente:

Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.
GÉNESIS 3:7,21

Dios nos mandó a ser diferentes e hijos de amor, amada hermana no se vista como las testigos de Jehová, ni como las mujeres mundanas, ni sea media cristiana usando polleras por las rodillas.

Tomando este ejemplo, así debemos hacer en todos los aspectos de la vida y especialmente en los mas “controvertidos” por la debilidad de la carne y las rebeldías que hay dentro nuestros, como lo son este tema, los diezmos, la sujeción y otros.

EN LA OBEDIENCIA ESTÁ LA BENDICIÓN

AMADO HERMANO Y AMADA HERMANA NOSOTROS NO PREDICAMOS PENSAMIENTOS PROPIOS, TRADICIONES, CONCUPISCENCIAS, NI REBELDÍAS, SINO EL AMOR DE DIOS MEDIANTE LA GUIA DEL ESPÍRITU SANTO PARA OBEDIENCIA A LA PALABRA DE DIOS, Y CONSECUENTEMENTE PARA EL ALCANZAR LA BENDICIÓN Y LA SALVACIÓN DEL ALMA.


ESFORZAOS EN VENCER LOS SENTIMIENTOS DE LA CARNE, ALIMENTANDO EL ESPÍRITU



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR