Translate

martes, 10 de diciembre de 2013

ES NECESARIO QUE CRISTO CREZCA Y QUE YO MENGÜE

Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo. 28Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que soy enviado delante de él. 29El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido. 30Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.
JUAN 3:27-30


Amada iglesia, las Palabras no pueden quedar en solo palabras, y menos las que provienen del Espíritu de Dios. En el mundo, las personas están acostumbradas a hablar y a no hacerse cargo de lo que dicen, en el sentido de cumplir lo que sale de sus bocas.

En este pasaje Juan estaba respondiendo a la gente que Él no era el Cristo y que todo lo que tenía provenía del cielo, y que por lo tanto no podía gloriarse de nada. Y que debía él menguar y Cristo crecer; esto es que las personas empezaran a fijarse y a seguir a Cristo y no a Juan.

Sin embargo el mensaje principal del versículo treinta es que nuestro “YO” debe menguar para que Cristo crezca en nuestra vida. Esto significa que nuestras decisiones, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y anhelos deben achicarse hasta prácticamente desaparecer, para que sea la Voluntad del Señor la que gobierne cada paso de nuestras vidas. Entendiendo que la Voluntad de Dios es perfecta.

Esto es así porque sin excepción a quien seguimos como nuestro señor principal por defecto es a nosotros mismos, a nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestros sentimientos y pensamientos.

Nuestras obras deben reflejar que Cristo es quien nos gobierna.

Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?
1 JUAN 4:20

Por eso vemos hermanos que congregan en una iglesia y que jamás consultan nada a su Pastor, si no que ellos toman todas las decisiones. No entendiendo que si no empezamos por ser ovejas, escuchando la voz del Pastor que Dios nos puso, jamás escucharemos la voz de Dios. Pues sino ¿por qué cree usted que Dios compara a los miembros de su iglesia con un Pastor y un rebaño, siendo en segundo termino un siervo de Dios ungido como Pastor para que, como Moisés y los levitas, hiciera entender la Palabra y la Voluntad al rebaño, al pueblo?.

NO SE ENGAÑE AMADO HERMANO, ¿USTED CREE QUE SI NO ES HUMILDE PARA ESCUCHAR Y OBEDECER A LA VOZ DE SU PASTOR EN LA TIERRA, PODRÁ SER HUMILDE Y ESCUCHAR Y OBEDECER A LA VOZ DEL BUEN PASTOR JESÚS?, NO. ADEMÁS LA BIBLIA DICE QUE ELLOS, NUESTROS PASTORES, VELAN POR NUESTRAS ALMAS COMO QUIEN HA DE DAR CUENTAS. MAS LOS REBELDES SE QUEDARÁN SOLOS.

Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.
HEBREOS 13:17

Cosas como estas son esenciales para saber si es Cristo quien crece en nuestras vidas y gobierna, o si sigue siendo nuestro “YO”, nuestro orgullo, pensamientos, sentimientos, cuerpo y mente (carnal), la que nos gobierna.

NO SEA INDEPENDIENTE. SE DEBE SER EN LA NIÑEZ Y JUVENTUD DEPENDIENTE DE NUESTROS PADRES, LUEGO DE NUESTROS PASTORES, PARA QUE ASI APRENDAMOS A SER DEPENDIENTES DE DIOS.

LEA LA BIBLIA.


EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR, OIGA LO QUE EL ESPÍRITU DICE A LAS IGLESIAS



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR