Translate

miércoles, 18 de diciembre de 2013

EL SEÑOR NO DESECHA PARA SIEMPRE

31 Porque el Señor no desecha para siempre; 32 Antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias; 33 Porque no aflige ni entristece voluntariamente a los hijos de los hombres.
LAMENTACIONES 3:31-33


Mis amados hermanos ¡cuán grande es el amor de nuestro Señor y cuán grandes son sus misericordias! Lo vemos a lo largo de toda la Biblia y lo seguimos viendo día a día en nuestras propias vidas y en la de nuestros hermanos.

Ciertamente el Señor no desecha para siempre; muchas veces se ha enojado con el pueblo de Israel, sin embargo cada vez que ellos se arrepentían y clamaban a Dios, el Señor escuchaba su clamor, los perdonaba y les enviaba ayuda para ser librados de su aflicción.

Hermanos amados nuestro Dios si bien aflige y entristece a los hombres no lo hace por voluntad como dice esta Palabra. Muchos caen en aflicción por su propia responsabilidad pues se alejan de la Voluntad del Señor e irremediablemente padecen las consecuencias de sus rebeliones.

Otras veces, el Salvador de nuestras almas permite que seamos afligidos con la finalidad de que sus hijos apartados vuelvan a ÉL, pues mientras están apartados de Dios están en grave riesgo de perder la salvación de sus almas.

Hermanos amados, Dios muchas veces se ha enojado con su pueblo, incluso en una oportunidad fue a tal punto que le dijo a Moisés que le daría un pueblo nuevo; sin embargo también la Biblia nos enseña del gran amor de Dios hacia su pueblo y que nunca los desechará para siempre. Siempre habrá un remanente que será salvo.

Iglesia amada, Dios jamás menosprecia un corazón contrito y humillado por la multitud de sus misericordias; así como una buena madre jamás desecha a sus hijos y siempre está dispuesta a compadecerse de ellos, sin importar lo que le hayan hecho; así nuestro Dios siempre perdonará a sus hijos que se arrepienten de todo corazón y que están dispuestos a cambiar, a nacer de nuevo.

Recordemos que aunque Dios se enojó mucho con Israel cuando en el desierto lo tentaron diez veces, no los desechó para siempre, sin embargo los disciplinó con cuarenta años de aflicción y tristezas en el desierto. El Padre que verdaderamente ama a su hijo, lo disciplina.

Mis hermanos amados muchos se apartan del Camino de Salvación y se vuelven al mundo donde solo hay perdición y terminan sufriendo las consecuencias de sus rebeliones; sin embargo Dios siempre está esperando que como el hijo pródigo vuelvan a sus brazos.

Amados, piensen y vean que detrás de estas aflicciones se rebela el amor de Dios; porque si los apartados la pasarán bien en el mundo, seamos sinceros y reales, nunca volverían a los brazos del Señor, y si la muerte les encontrara en esta situación se irían al mismo infierno. Mas, mis hermanos, las aflicciones nos hacen recordar a nuestro Padre Celestial y nos hace volvernos a ÉL y de esta manera aunque nuestros cuerpos o nuestras almas padecen tristezas, estas no serán eternas, y nuestra alma vueltos a nuestro Dios será salva y tendrá vida eterna.

IGLESIA AMADA DE JESUCRISTO ¡QUÉ MARAVILLOSO ES SABER QUE NUESTRO SEÑOR NO DESECHA PARA SIEMPRE! QUE SE COMPADECE DE SU PUEBLO CONFORME A LA MULTITUD DE SUS MISERICORDIAS POR EL GRAN AMOR. PERO NO OLVIDE AMADO HERMANO QUE PARA ESTO ES NECESARIO UN ARREPENTIMIENTO SINCERO EL CUAL IMPLICA HACER FRUTOS DIGNOS QUE LO DEMUESTREN.

DIOS TE BENDIGA AMADA IGLESIA. Y TU HERMANO QUE ESTAS APARTADO NO LE CREAS A SATANÁS, DIOS NO TE HA DESECHADO, TODAVÍA TE ESTA ESPERANDO, APRESÚRATE, MIENTRAS ESTAS VIVO HAY ESPERANZA PARA TÍ.


EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA”



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR