Translate

domingo, 8 de diciembre de 2013

AMA Y ORA POR ISRAEL

17Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, 18no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti. 19Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado. 20Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme. 21Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará. 22Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado. 23Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Dios para volverlos a injertar. 24Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo?
ROMANOS 11:17-24

Mis amados hermanos, a través de este mensaje nuestro Señor Jesucristo nos quiere enseñar que no cometamos el grave error de menospreciar o despreciar al pueblo de Israel por el hecho de que ellos no aceptaron a nuestro Salvador como el Mesías que estaban esperando.

Amados hermanos, nuestro Señor nos enseña que la dureza de corazón de ellos ha sido permitida de parte de Dios, con el fin de abrir la puerta de Salvación a nosotros, los gentiles. Y que cuando se haya completado el ingreso nuestro, entonces todo Israel será salvo.

25Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; 26y luego todo Israel será salvo, como está escrito

ROMANOS 11:25-26

Amada Iglesia de Jesucristo, debemos amar al olivo real y alejar de nosotros todo espíritu de soberbia, creyendo que somos mejores que ellos porque nosotros sí aceptamos al Señor Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. No mis hermanos, esto no es así; si no los amamos y los despreciamos no somos mejores que ellos, si no peores y esto sería un acto de soberbia tan grande que automáticamente cambiaríamos de padre; pues Dios ama a los humildes y mira de lejos a los soberbios.

Demos gracias a nuestro Dios por su gran Misericordia y bondad, a través de la cual nosotros hemos sido injertados al olivo real, siendo ramas del olivo silvestre. Y si ellos son la raíz y nosotros solo ramas, no olvidemos que las ramas son sustentadas por la raíz, si la raíz se seca las ramas pronto también morirán.

Iglesia nosotros no somos ignorantes como para comportarnos como las gentes del mundo; debemos amar a la raíz y a las ramas reales y orar por ellas, pues la vida de ellas es vida para nosotros.

Como dice la Palabra, la Fe es la que nos mantiene vivos, jamás debemos ensoberbecernos, si no por el contrario debemos tener temor de Dios, ya que si por su rebeldía, nuestro amado Padre desgajó a las ramas reales; si nosotros abandonamos el camino de la bondad de Dios para entrar en la soberbia y la rebeldía también seremos desgajados y con mucha mas razón que ellos.

Recordemos que el amor y la misericordia de Dios son tan grandes que si ellos, las ramas reales desgajadas, se arrepienten, nuestro Padre Celestial es poderoso para re injertarlas. Pero si nosotros los menospreciamos a ellos y entramos en camino de soberbia, entonces seremos también partícipes de la severidad de Dios. Nuestro Padre amado jamás ha desechado a su pueblo, no lo deseche usted tampoco, porque ese acto de soberbia le puede costar su Salvación y la de los que le sigan.

1Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera

ROMANOS 11:1

IGLESIA AMADA, SEAMOS SABIOS Y PERMANEZCAMOS EN LA BONDAD DE DIOS, SIENDO HUMILDES Y ORANDO POR EL PUEBLO DE ISRAEL COMO DIOS MANDA, Y AMÁNDOLOS, RECORDANDO QUE SU ENDURECIMIENTO FUE NECESARIO PARA QUE NOSOTROS FUÉSEMOS PARTÍCIPES DE LA SALVACIÓN.

AMA A DIOS, ORA POR SU PUEBLO ESCOGIDO, AMA A ISRAEL Y SE AGRADECIDO POR ESTA OPORTUNIDAD QUE DIOS NOS DIO DE SER SALVOS.


"EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR, OIGA LO QUE EL SEÑOR NOS ENSEÑA PARA NUESTRA BENDICIÓN"



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9) 

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”. 

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación. 



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR