Translate

domingo, 10 de noviembre de 2013

SIEMBRA BUENA ENSEÑANZA Y COSECHARÁS GRANDES VICTORIAS

Cuando las vírgenes eran reunidas la segunda vez, Mardoqueo estaba sentado a la puerta del rey. Y Ester, según le había mandado Mardoqueo, no había declarado su nación ni su pueblo; porque Ester hacía lo que decía Mardoqueo, como cuando él la educaba.
ESTER 2:19-20



Este precioso pasaje cada vez que lo leo me trae un inmensa alegría, al saber de una joven tan obediente, y mas aun tan bien educada por un varón justo como Mardoqueo, y las gigantescas bendiciones que esto trajo no solo sobre Mardoqueo y Ester sino sobre todo su pueblo. Y pues uno desearía ver esto en cada vida y en cada familia.
 
EN LA OBEDIENCIA ESTA LA BENDICIÓN. Hoy en día las personas no saben las inmensas bendiciones que se pierden por no deponer sus rebeldías. Muchos padres lamentablemente se dejan llevar por sus corazones y por la sociedad y no educan a sus hijos en sujeción, pero principalmente con sus ejemplos, pues como ellos no se sujetan a Dios tampoco sus hijos se sujetan a ellos, y como no deponen todas sus rebeldías entonces luego sus hijos cargan con ellas también.

Quién no haya leído el libro de Ester le recomiendo que lo haga pues trae mucha enseñanza.
Uno de los peores ejemplos son las madres que trabajan fueras de sus casas y les están enseñando a sus hijas a que esto esta bien, cuando Dios ordena que las mujeres sean de sus casas y de la iglesia. También aquellas que visten como a Dios no le agrada y así enseñan a sus hijas, y también otras que visten de largo y holgado, bien cubiertas, como a Dios le gusta pero que a sus hijas no las enseñan de la misma manera, sujetándolas en obediencia para que sean bendecidas, a causa del modernismo y la moda pervertida, aprendido e influenciado principalmente en ámbitos como el escolar. Esto no es amor del Espíritu.
 
Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar.
MATEO 18:6
 
Se sabe a nivel espiritual que el plan de satanás, y ya lo estamos viviendo casi en su plenitud, es que los hijos y los mas pequeños gobiernen a sus padres y a los mayores, en un total desorden, sabiendo el enemigo de nuestras almas que los niños son carnales y que por naturaleza elegirán el mal camino.
 
La necedad está ligada en el corazón del muchacho;
Mas la vara de la corrección la alejará de él.
 
PROVERBIOS 22:15
 
¡Ay de ti, tierra, cuando tu rey es muchacho, y tus príncipes banquetean de mañana!
ECLESIASTÉS 10:16
 

De esta manera las nuevas generaciones son cada vez mas carnales, rebeldes, sin amor, y por lo tanto completamente alejados de Dios y del Camino de Vida, y aun peor irán enseñando a sus hijos. Aun muchos estando en la iglesia no deponen sus rebeldías y costumbres traídas de una mala crianza y enseñanza, y por lo tanto pierden las bendiciones viviendo un Evangelio light, pobre e hipócrita y en grave riesgo de perderse en el infierno y con mayor condenación a causa de conocer de la Palabra de Dios, mas sin entenderla ni obedecerla.

 
Si bien Dios nunca desprecia un corazón contrito y humillado, pero muchas veces no recibimos respuesta de Dios porque ÉL ya nos dejó escrito, y a través de sus siervos, como debemos actuar para ser bendecidos y no le obedecemos, y por lo tanto deja que padezcamos las consecuencias de nuestras rebeldías, errores y debilidades, para que busquemos la fuerza y la protección en el obedecer y en la comunión en oración con nuestro Señor, con sinceridad y todo nuestro Ser, PERMANECIÉNDO en ello hasta su Venida.
 
Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
MARCOS 13:13


AMADO HERMANO ESFUÉRCESE PARA QUE SUS COSECHAS SEAN BENDICIONES Y PADECIMIENTOS POR CAUSA DE OBEDECER A CRISTO, Y NO QUE SUS COSECHAS SEAN MALDICIONES Y PADECIMIENTOS POR SUS REBELDÍAS. DEPONGAMOS NUESTRAS REBELDÍAS Y SEMBREMOS BENDICIÓN PARA NOSOTROS Y NUESTRA DESCENDENCIA.

Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.
MARCOS 4:20


EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR, OIGA LO QUE


EL ESPÍRITU DICE A LAS IGLESIAS
 
 

Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)
 
 “Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.
 
 Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.
 
 
 
MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR